La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 24 de agosto de 2018

Sigue sin haber explicaciones oficiales por el regreso del cartel al Club de Pesca

Sin que el municipio haya dado precisiones sobre quién ni cómo lo autorizó, avanza la instalación de un nuevo anuncio publicitario sobre el Club de Pesca. Desde el Concejo advirtieron que la presencia del cartel viola múltiples ordenanzas.

El muelle del Club de Pesca ya luce sobre su terraza una enorme estructura destinada a reinstalar un cartel publicitario.

Una enorme estructura de hierro que ya se encuentra instalada sobre el muelle del Club de Pesca revela cuáles serían las dimensiones del nuevo cartel publicitario que podría ocupar la terraza de ese edificio, enclavado en el corazón de la Bahía Bristol y declarado como bien de interés patrimonial.

Las obras fueron realizadas en el transcurso del último mes sin que hasta ahora se diera a conocer qué tipo de actuaciones administrativas se llevaron a cabo para autorizarlas.
De hecho el Concejo Deliberante todavía espera que la gestión del intendente Carlos Arroyo realice varias aclaraciones.

A comienzos de agosto el cuerpo aprobó por unanimidad una comunicación por la que reclamó conocer qué trámites fueron realizados para permitir la reinstalación de un cartel prácticamente idéntico al que existió hasta el año 2010, el cual había sido retirado con la consigna de ponerle fin a la “tradición” de mantener “auspiciada” la principal postal de Mar del Plata.

Al reclamar conocer qué trámites existen en curso, los concejales también hicieron constar una advertencia: exigieron que el Departamento Ejecutivo “vele por el estricto cumplimiento” de las ordenanzas vigentes que “prohíben” que ese edificio sea utilizado para la exhibición de anuncios publicitarios.

Hasta el momento el único funcionario que se ocupó de brindar alguna clase de explicación fue el director de Inspección General, Emilio Sucar Grau.

En declaraciones periodísticas el funcionario admitió la existencia de un “convenio” entre el Club de Pesca y la Cervecería y Matería Quilmes (CMQ) y reveló que a partir de ello la empresa podría volver a exhibir sobre la terraza del edificio el nombre de su principal marca de bebidas alcohólicas, aunque esta vez, con la leyenda “beber es perjudicial para la salud”.

En las últimas horas y ante la aparición de la enorme estructura de hierro que serviría como soporte del cartel, desde el Ejecutivo aseguraron que la Municipalidad tendría poco y nada que hacer frente a lo que presentaron como un “acuerdo entre particulares”.

“El muelle está en jurisdicción provincial y por lo tanto la que autoriza o no este tipo de cosas es la Provincia“, respondió un funcionario ante una consulta de la LA CAPITAL.
No obstante los concejales están convencidos de que la Municipaliad está obligada a intervenir haciendo cumplir las normas vigentes.

Quienes se oponen a la reinstalación del cartel señalan que el muelle se encuentra declarado como bien patrimonial de categoría A. Esta condición le otorga el mayor nivel de protección posible, lo que impide que se produzca cualquier alteración en su fisonomía externa.

Sumado a eso el propio Código de Publicidad establece la expresa prohibición de colocar elementos publicitarios en cualquier inmueble incluido dentro del régimen de preservación.

Desde 2010 rige una ordenanza que dispone no autorizar avisos publicitarios sobre la azotea del Club de Pesca.

Desde 2010 rige una ordenanza que dispone no autorizar avisos publicitarios sobre la azotea del Club de Pesca.

Pero eso no es todo, ya que además existen otras normas como un decreto del año 2009 -convalidado mediante una ordenanza- que prohíbe la presencia de cualquier publicidad estática que “impida y obstaculice la vista hacia el mar” desde cualquier lugar “adyacente a la costa”.

Sumado a eso, los concejales que están reclamándole explicaciones al Ejecutivo sacaron a relucir el contenido de algunos convenios firmados entre el Club de Pesca, la empresa Quilmes y la Municipalidad, cuando en 2010, se dispuso la remoción del último cartel que fue exhibido sobre el espigón.

En esos acuerdos, la comuna dispuso concederle al club el uso y ocupación de la playa de estacionamiento ubicada en Luro y la costa, en el acceso al muelle, a cambio de que la institución aceptara retirar el cartel y renunciara al lucrativo negocio de explotar económicamente la terraza del edificio.

En ese marco tanto la comuna como las autoridades del club expresaron que una vez removido el cartel “en el futuro” no se volvería a autorizar “la instalación de anuncios publicitarios comerciales” sobre el espigón, lo que luego, fue explícitamente establecido en la ordenanza 20043.

Frente a todos estos antecedentes en el Concejo siguen esperando las explicaciones del gobierno, que aún no llegaron.