La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 12 de octubre de 2018

Michetti visitó el Hogar de María y una pyme en Mar del Plata

Durante su paso por la ciudad, la vicepresidente de la Nación, Gabriel Michetti, visitó un taller de microemprendedores que fabrica carteras y mochilas en el barrio San Cayetano. También estuvo presente el diputado nacional Guillermo Montenegro.

 

Gabriel y Soledad son dos emprendedores marplatenses, propietarios de la fábrica de carteras “Sixta Ugarte”, que recibieron la visita de la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, y del diputado nacional Guillermo Montenegro, ante quienes expusieron su experiencia productiva.

La firma de carteras, que vende al por mayor y también comercializa sus productos a través de dos tiendas on line, comenzó a tomar forma hace unos 5 años, después que Gabriel fue víctima de un siniestro vial que lo dejó en sillas de ruedas.

Mientras los vecinos se agolpaban en la puerta del taller ubicado en el barrio San Cayetano, un tanto asombrados ante el revuelo que habia generado la comitiva oficial, el joven matrimonio contó su experiencia.
Si bien Gabriel era mecánico rectificador, al quedar imposibilitado de caminar comenzó a pensar junto a su mujer Soledad una actividad que pudiese desarrollar con sus limitaciones físicas.

“Ella (por su mujer) hacia cortinas, pero empezó a pensar qué podíamos hacer y dibujó una cartera, la diseñó y la mandamos hacer y asi empezamos”, relató el hombre.

La pyme familiar, ya que también participa la madre de Soledad, Ester, se especializa en carteras simil cuero, mochilas y porta mates. “Yo diseño -contó Soledad- y después tenemos un pequeño equipo que confecciona y las vendemos al por mayor y en dos tiendas on line”.

Experiencias

Gabriel también compartió su experiencia de rehabilitación en el Inareps con la vicepresidente, que intercambió con él detalles de su propia rehabilitación y le adelantó los políticas de Estado en las que trabaja para que la discapacidad deje de ser un problema.

“Lo difícil es cuando salis de rehabilitación -consideró Gabriel-, porque ahi está todo adaptado para nosotros pero afuera es todo muy diferente” y resaltó “la garra y el compromiso” de los distintos profesionales que lo asistieron durante esa etapa en el Inareps.

En cuanto a la manufactura de los productos que comercializan, Soledad explicó que “optamos por el simil cuero por una cuestión de poder adquisitivo de la gente. Si hacemos zapatos y botas en cuero, pero las carteras así se pueden vender más”, ya que los precios de las mismas parten de los $950.

Mientras que Ester le indicaba a su yerno que “él sale mucho en la tele” señalando al diputado nacional, Montenegro encontró la oportunidad para contar el regreso a su terruño natal y sus próximos planes. “Vos votame”, le pidió el ex juez federal a la mujer, entre las carcajadas de todos.

Soledad le deseó suerte aunque le aclaró que “va a tener muchos trabajo como intendente, hay mucho por hacer” y detalló que las máquinas del taller, que están adaptadas para que Gabriel las pueda manejar, “las fuimos comprando con el dinero que ganamos, porque es muy díficil. Cuando empezamos fui a pedir los créditos para microemprendimientos en el Unzué, pero no me dieron nada porque no estaba en política”.

Con el paso de los minutos, los vecinos se fueron agolpando en el puerta del taller y hasta llegaron amigos de Lucas, uno de los colaboradores de la vicepresidente que gestó el encuentro porque conoce al matrimonio emprendedor desde sus años de juventud en el barrio.

Sin perder oportunidad, Soledad le reseñó a los funcionarios su idea de “organizar capacitaciones para la gente que hace rehabilitación en Inareps, asi cuando salen se les hace más fácil la reinserción laboral”. Incluso, les contó la problemática que enfrente a la hora de conseguir mano de obra artesanal para sus productos.

Tanto Michetti como Montenegro se comprometieron a colaborar con los proyectos planteados. Y, al abandonar el lugar, posaron con varios de los vecinos que les pidieron una foto.
Previamente, los funcionarios habían visitado el Hogar de Maria.