La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 25 de agosto de 2019

Talleres derrotó a River en el Monumental

Antes de enfrentar a Aldosivi. El equipo de Gallardo piensa en la Libertadores y el Superclásico.

River Plate, que exhibió una formación principalmente alternativa, no pudo esta noche con Talleres de Córdoba, que completó una digna labor en el estadio Monumental y lo derrotó por 1-0, en partido correspondiente a la cuarta fecha de la Superliga.

El único tanto de la jornada fue obra del atacante Nahuel Bustos, a los 17 minutos de la segunda parte.

Con este resultado, el equipo conducido por Marcelo Gallardo perdió el invicto y se quedó con 7 unidades.

El conjunto cordobés, por su lado, también acumula la misma cantidad de puntos, producto de dos victorias, una igualdad y una derrota.

Desde el comienzo, el equipo visitante decidió salir a pelearle arriba a esta suerte de combinado “mixto” que presentó Gallardo.

Con el ‘doble cinco’ jugando adelante de la zona central, Talleres empezó a inquietar desde temprano: a los 3m., un tiro de Enzo Díaz exigió a Armani. Y sobre los 9m., el guardavallas santafesino salvó ante Bustos.

River, que mostró el debut del zaguero Paulo Díaz en tándem con el recuperado Javier Pinola, sintió la falta de un creador (Ignacio Fernández) y recién pudo ocasionar real peligro, a los 21m., con una palomita del chileno que el arquero Guido Herrera mandó al córner.

El conjunto albiazul continuó manejando mejor el balón en la zona central, pero ese envión se diluía al llegar al área adversaria.

Todo lo que insinuaba el elenco del DT uruguayo Alexander Medina en esos 45 minutos iniciales terminó de corroborarse en el segundo período, una vez que Menéndez y Bustos se erigían en serias amenazas para Armani.

A los 17m., el joven Bustos, cuyo pase pertenece al Pachuca de México, elaboró una bonita maniobra individual, le tiró un sombrero a Pinola y quedó mano a mano con el arquero riverplatense.

El atacante supo abrirse hacia un costado, aprovechó el choque entre compañeros de Armani-Paulo Díaz y metió el gol de la apertura, con un toque sobre la misma raya del arco frente al cierre desesperado de Enzo Pérez.

River continuó sintiendo la falta de frescura en la creación, la enorme distancia que existió para abastecer a sus delanteros y -además- se expuso cada vez más a las réplicas de la ‘T’, que siguió manejándose con inteligencia.

Con puntos altos en todas sus líneas, el equipo cordobés se anotó un triunfo bárbaro, que cortó una racha de 29 años sin éxitos en el estadio Monumental. La anterior victoria del equipo de Barrio Jardín se dio en la temporada 1989-1990, por 2-1, con dos tantos del ex delantero Mario Bevilacqua.