19 de abril de 2018
Comentarios

“Tengan fe que el submarino se va a encontrar”, promete Hugo Marino

Se trata del venezolano que comanda la empresa SEA, una de las que queda en pie para ir al rescate del ARA San Juan. "No estoy en esto por dinero, es una razón humanitaria", dice.

El venezolano Hugo Marino, director de la empresa Sistemas Electrónicos Acuáticos (SEA), pidió a los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan que “tengan fe” porque “el submarino se va a encontrar”.

El empresario aseguró que se malinterpreta información cuando le adjudican la promesa de hallarlo en 100 días. “Eso fue en diciembre, cuando nosotros hicimos la propuesta. Solicité cuantificar el área en que se tenía que buscar y en aquel momento se nos propuso un área de 40 por 40. Y esa área hace 1600 millas náuticas. De ahí sale la ecuación de los 100 días, pero nunca dije ‘en 100 días’. Ojalá sea en tres, en dos, en cinco”, señaló en declaraciones a LU9 Radio Mar del Plata.

Marino contó el principal antecedente que tiene su empresa en misiones de búsqueda: un avión que se precipitó en el Caribe en 2008 y fue hallado en 2013. “Había profundidades de 2.000 y 3.000 metros y se nos solicitó un área de 1500 kilómetros cuadrados que requería más de 100 días. Al final dimos con el avión a 1.000 metros de profundidad el día número seis”, recordó.

A su entender, el inconveniente del operativo internacional de búsqueda que se desplegó apenas el submarino desapareció hace más de cinco meses fue que no disponía de los elementos adecuados. “Cuando uno quiere ver algo microscópico usa un microscopio, cuando uno quiere ver una revista y tiene miopía usa lentes”, comparó. Y dijo que en el caso del ARA San Juan, pese a que había “submarinos de alta profundidad” y equipo de otros elementos de avanzada, “no entró en la ecuación el equipo adecuado para ese tipo de fondo” marino.

SEA utiliza un robot no tripulado llamado AUV. “Tiene la capacidad de navegar a 4,5 nudos, haciendo coberturas de 400 metros por lado, navegando muy cerca del fondo y siguiendo, como tiene sensores de profundidad, el contorno del fondo. Eso nos va a dar un excelente detalle de todo el fondo”, describió.

Marino explicó por qué su empresa declinó participar por la recompensa de 4,9 millones de dólares que ofreció el gobierno nacional en febrero. Puntualizó que SEA no dispone de los equipos, sino que los contrata por leasing, y que “cuesta 400 mil dólares llevar los equipos de Noruega a Argentina por vía aérea”, un monto del que no disponía.

Marino contó el principal antecedente que tiene su empresa en misiones de búsqueda: un avión que se precipitó en el Caribe en 2008 y fue hallado en 2013.

Al tanto de que el Gobierno decidirá la contratación dentro de una semana, el venezolano también habló sobre su competidora en esta puja para ir a la búsqueda del submarino. “Ahora apareció Ocean Infinity a correr la carrera. Es una empresa muy grande, tienen ocho AUV de su propiedad. Y ellos están dispuestos a ir a trabajar a resultados”, dijo.

“Yo escogería a Ocean Infinity”, admitió. Pero dio a entender que esa empresa no puede garantizar el pronto inicio de las operaciones. “Yo me retiro del proceso sólo con la condición de que ellos en cuatro semanas estén trabajando con los ocho AUV, porque a mí lo único que me movió fue ayudar a esa gente que no la estaba escuchando nadie”, afirmó.

“Tengan fe que el submarino se va a encontrar”, agregó a sabiendas de que, al hablar con un medio de Mar del Plata, lo escuchaban familiares de tripulantes. Y aseguró que su intención no es “lucrar” con el submarino: “No estoy en esto por el dinero. Es una razón humanitaria”.

Subir