La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Arte y Espectáculos 26 de marzo de 2020

Un locutor marplatense será la voz de la miniserie “Entre Hombres”

Se trata de Diego Sebastián Notario, quién trabaja como relator de turf y tiene un programa de radio sobre actividad hípica. Su vida entre Buenos Aires y Mar del Plata. La serie estrena por HBO el 19 de abril.

Diego Notario puede combinar sus dos pasiones, la locución y los caballos.

El locutor marplatense Diego Sebastián Notario será la voz de doblaje de carreras de caballo clandestinas, un programa de radio y uno de televisión, que aparecerán en la miniserie “Entre Hombres”.

La ficción, protagonizada por Gabriel Goity, Claudio Rissi, Nicolás Furtado, Diego Cremonesi y Diego Velázquez, es de 4 episodios de una hora de duración y está basada en la novela homónima de Germán Maggiori. La producción fue en conjunto entre HBO Latinoamérica y Pol-ka bajo la dirección de Pablo Fendrik y se estrenará el 19 de abril.

Notario, quién desde hace años trabaja como relator de carreras de caballo en el Hipódromo de San Isidro y tiene un programa de radio sobre actividad hípica, vive entre Buenos Aires y su Mar del Plata Natal, donde residen permanentemente sus hijos.

Diego Sebastián Notario en una jornada hípica.

Diego Sebastián Notario en una jornada hípica.

Además, está relacionado con la actividad hípica desde su infancia, dado que su familia se dedicaba a la cría y su papá fue uno de los fundadores del Hipódromo de Mar del Plata. En una charla con LA CAPITAL, contó detalles de su participación en esta historia que tiene lugar en la Zona Sur de Buenos Aires, en 1996, en el submundo del delito, con bandas de ladrones y la época más oscura de la historia de la policía, con comisarios millonarios que se reparten los negocios ilícitos.

– ¿Cómo surgió la posibilidad de participar en “Entre Hombres”? ¿Cómo llegaron a vos?

– Yo había hecho algunos doblajes hace algún tiempo. También trabajo de relator en el hipódromo de San Isidro hace muchos años. La posibilidad surge a través de la búsqueda de Geraldina Rodríguez, que es coordinadora de producción de Pol-ka, que me buscó a través de Google, buscando un relator de turf y me ubicó por la radio. Yo había tenido una experiencia previa en la productora, cuando tomaron de grabación relatos míos para la novela Tierra de amor y venganza, en dos capítulos.
Cuando surgió esto pensé que iba a ser parecido, pero era una cosa absolutamente distinta.
Eta para esta miniserie en coproducción con HBO Latinoamérica, coordinamos, me presenté a grabar en dos jornadas en un estudio muy prestigioso que hace los sonidos de muchísimas miniseries y películas.

Notario en el estudio de grabación del sonido de "Entre Hombres".

Notario en el estudio de grabación del sonido de “Entre Hombres”.

– ¿Cómo te resultó la experiencia, la mecánica de trabajo en el marco de la grabación de una serie?

– La experiencia realmente fue fantástica porque trabajé con Leandro de Loredo, que es un ingeniero de sonido muy prestigioso, que ganó muchísimos premios, es uno de los más reconocidos a nivel nacional e internacional, y es muy obsesivo del trabajo. Se repitieron las tomas, mi función fue doblar carreras de caballos que salen en un casino clandestino y ellos querían relatos originales. También hice voces de sorteos de quiniela, de un programa de radio que se escucha en este casino clandestino que es una especie de bar y un programa que se ve, uno del estilo Yo me quiero casar, que en ese momento estaba en auge. La serie está situada a finales de los noventa, en plena crisis de la argentina, previa a la crisis de 2001.
La grabación fue con dos actores más que hacen voces y doblaje y fue fantástico porque el lugar es espectacular, es un estudio de primer mundo, con pantalla gigante, donde después se reproduce todo, y hacemos arriba las voces que complementan las escenas y los diálogos de los actores principales.

– ¿Tuviste contacto con el equipo de actores?

– No me tocó tener contacto con los actores, pero si pude ver los capítulos, porque el director de sonido y la coordinadora de producción nos mostraban el devenir y dónde teníamos las letras.

– ¿Qué podés contar de tus primeros años en Mar del Plata?

– yo arranqué muy muy joven, a los 15 años. Me regalaron un grabador y en una FM que no existe más hacía notas. Mi primera experiencia fue en el Club Náutico durante una clínica que daba José Luis Clerc, en una rueda de prensa. Ahí, pichón, conocí a periodistas muy destacados de Mar del Plata y de Buenos Aires.
Además fui la voz del estadio del club Independiente de Mar del Plata. Ahí entendí como era esta profesión, porque muy chico salí a caminar Mar del Plata buscando publicidad. Así aprendí lo que no te enseñan en ninguna universidad. Pasaron muchos años y me di cuenta que ser productor comercial de tus propios envíos, ayuda mucho.
Fui al Instituto Peralta Ramos, soy marista y creo que fue fundamental porque fue un sostén muy fuerte para mi cuando perdí a mi papá muy joven, a los 15 años y el grupo de amigos que me acompañó durante toda la vida es el que me acompaña hoy.
Fui al club sporting -que después se fusionó con 11 unidos-, jugué al futbol de muy chico con ellos, pero mi segunda casa era la Villa Marista

– ¿Cuándo te decidiste a estudiar locución? ¿Fue en ese momento que te fuiste de Mar del Plata?

– Me decidí a estudiar locución porque era muy adepto a escuchar radio de chico y cuando tuve las experiencias radiales me apasionaba lo deportivo. Siempre fui un consumidor de revistas, el Gráfico, me hice muy fanático de Peñarol porque me tocó cubrir la campaña en la que salió campeón. Ese momento para mi fue una época dorada.
En el 96 terminé el colegio, me fui de Mar del Plata, y entré a estudiar locución en el COSAL. Me preparé mucho porque era muy difícil ingresar. Mi primer intento fue en el ISER y no pude porque debía materias del secundario, aunque aprobé el ingreso que era muy complejo en ese momento. Me recibí en el 98, pero en el 97 empecé a trabajar en el Hipódromo de San Isidro.

diego en hipodromo

Notario también es responsable de un programa radial especializado en actividad hípica: El Derby.

– ¿Alguna vez pensaste que esa profesión te iba a relacionar laboralmente con la actividad del turf, a la que estabas vinculado por tu familia?

– La verdad que no. Yo me había desvinculado del turf porque mi papá había fallecido, pero lo tenía en los genes. Mi viejo era una persona muy apasionada por la actividad, era criador de caballos, propietario, tenía caballos muy exitosos, ganaba muchas carreras y mi infancia y niñez estuvieron muy vinculada a eso, todos los domingos en el Hipódromo de Mar del Plata en la época dorada del turf.
Nunca pensé que iba a volver al tema y cuando surge esta posibilidad… Cuando uno estudia, siempre quiere hacer sus primeras armas incluso antes de recibirse. Me presenté a ese casting, quedé seleccionado automáticamente porque tenía conocimiento de turf y en realidad no querían un locutor sino un relator. Ya son muchos años, 23 en junio, relatando carreras de caballo.

– ¿Qué es lo que más te gusta de la radio, de los relatos?

– El turf es un hobby y una pasión hermosa, pero es también lo que me da de comer, de vivir. Pude hacerme un nombre, soy reconocido por mis relatos y eso me ha dado la posibilidad de sostenerme.
En cuanto a locución, me dedique a mucas cosas, conducción, periodístico, interés general, cosas de las que estoy orgulloso, hice mucho radio fórmula en fm, móviles, pase por todas las experiencias. Llega un momento en el que hay que renovarse o adecuarse a los tiempos, uno va creciendo no solo en lo profesional sino en edad. Ahora s
tengo un programa hace muchos años, que comenzó en Mar del Plata y siguió en colonia hace 6 años. después pasé por dos radios de Buenos Aires hasta la que estoy ahora sigo con el programa El Derby, en Radio Güemes, todos los días de 17 a 18. Es el único programa diario de turf que se centra en la actividad hípica, la información de todo lo que pasa con este deporte industria en el día a día.

– En épocas sin coronavirus, ¿Cómo combinás las transmisiones de turf, la cría de caballos, los eventos, las locuciones, el tiempo familiar?

– Mis hijos se adaptaron a tener un padre que va y viene constantemente. Estoy radicado en Buenos Aires pero no quiero perderme el crecimiento de ellos. tengo 3 en edad escolar, Bautista Mía y Valentino. Mi trabajo y medio de vida está en Buenos Aires y los extraño. Es difícil, ir venir, viajar, pasar una semana sin verlos, y pasar mucho tiempo en la ruta, pero siempre tengo la necesidad de volver a Mar del Plata porque es mi cable a tierra.