La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Pibxs 27 de noviembre de 2019

Un nuevo panorama para contar historias: imágenes, interacción y humor

En un contexto donde las redes sociales y los avances tecnológicos abren las posibilidades para los ciudadanos, una nuevo desafío se presenta ante los medios de comunicación y ocasiona la adaptación de los tradicionales, así como la aparición de nuevas opciones.

Nuevos medios, nuevas audiencias

Las nuevas tecnologías generan cambios en todos los aspectos de la humanidad, e incluso en la forma de comunicarse. Las innovaciones crearon una necesidad en los medios de comunicación tradicionales: la de adaptarse a un mundo donde reinan la inmediatez, la imagen y la interacción. En este contexto también surgieron nuevos medios que utilizan las redes sociales como vía para cumplir con estas exigencias y ofrecer un nuevo panorama ante los ojos de aquellos que ansían la información.

Algunos de estas innovaciones en Argentina se vieron en “Uno” y “Muy Liebre”, que apuntaron hacia un público joven y desarrollaron estrategias en las redes sociales que ponían el foco en el acercamiento y las referencias culturales. También destacan actualmente “Info al Insta” y “Mundo TKM”, que desarrollan las noticias en Instagram por medio de publicaciones y stories, en forma breve y clara. Para Lucía Dubié, host de ambas cuentas, los ritmos “hoy son otros” y es necesario identificar el escenario donde “la gente pasa su tiempo y la velocidad con la que todo transcurre”. Contó que uno de los pilares de su trabajo consiste en que “la gente no tenga que perder tiempo ni perder interés en informarse porque no logra comprender”.

Para estos medios todo gira en torno a códigos, que son interpretados por los receptores porque forman parte de su cotidianeidad y sus experiencias, y porque se basan en un lenguaje en común. Y así como se centran en los más jóvenes, alojan su contenido en nada más ni nada menos que las aclamadas redes sociales. Lucía agregó la importancia de “bajar y democratizar la información” al utilizar “palabras de par a par para que el otro puedo entenderlo y digerirlo”.

En este mundo virtual funcionan, además, algoritmos que le permiten a cada persona obtener una experiencia más personalizada de lo que cree. ¿Decidimos realmente acerca de lo que queremos ver o leer? Después de todo, ante una misma búsqueda predominan resultados distintos en cada usuario. Pero la sobreabundancia de información es una realidad, y cada medio debe encontrar la forma de destacar.

En primer lugar, uno de los mayores cambios que acontecen a los medios en la actualidad es el dominio del aspecto visual sobre la textualidad, en un mundo donde el Internet abre grandes posibilidades. De esta manera, las imágenes y los videos son el primer objeto de atención para los receptores y colaboran a que continúen su recorrido a través de las palabras. Todo comunica, y los nuevos medios saben que dentro de ese “todo” deben incluir algo que capte la atención rápidamente y la sostenga a través del tiempo.

El tren no se detiene para nadie, por lo que los recursos son cada vez más. Hoy es posible encontrar desde fotos estáticas hasta los “gifs” en movimiento, y ni hablar de videos con todo tipo de efectos y elementos dotados por la edición a través de programas especializados como el Adobe Premiere y After Effects. Sin embargo, la existencia de estas herramientas no elimina a la creatividad como factor central. Aquel que logre dominarlas y, además, conforme contenido original, tendrá las ventajas para ganar. ¿Cuál es el premio? Seguidores, likes, publicaciones compartidas y el apreciado feedback. Es la moneda corriente de un mundo acaparado por las redes y las identidades virtualizadas, y los medios no son ajenos a ello.

Otro elemento que identifica al universo mediático actual es el dinamismo, el cual se logra en estos nuevos medios a través del humor. El contenido de difunde mediante videos divertidos, dibujos explicativos, viñetas y memes. Estas imágenes con frases o diálogos comenzaron como una moda del mundo virtual que se instaló en las redes sociales, y que finalmente se fortaleció como una forma de emitir mensajes. Según Lucía de “Info al Insta” la brevedad contribuye con una “nueva forma de comunicar” donde una oración puede contener la información necesaria con respecto a lo que está pasando. “Ya te estamos contando una historia con esa practicidad, esa facilidad y esa agilidad”, confesó.

En este nuevo contexto, una persona puede adquirir notoriedad en todo el mundo por el simple hecho de figurar en una foto con una expresión extraña, digna de convertirse en un nuevo ícono de la web y de tender hacia la viralidad. Este fue el caso de “Bad Luck Brian”, “Hide the pain Harold” y hasta del enojado gato “Grumpy Cat”. Asimismo, el objetivo deja de ser únicamente informar, para sumar el entretenimiento como el otro pilar que sostiene esta relación con los lectores. “Muy Liebre” siguió más este último a través de sus videos, mientras que “Uno” buscó la innovación a través de las noticias.

Por otro lado, con el paso de los años la interacción dejó de ser un lujo o un elemento extra, para convertirse casi en un requisito de aquellos que deseen sobrevivir en este ambiente competitivo. Los nuevos usuarios no solo gozan de la información, sino también de lo que ellos mismos pueden proveer. Los llamados “prosumidores” son más fuertes que nunca, y se apropian de los espacios de la web mediante las redes sociales y cualquier sector que les permita emitir sus comentarios en otras páginas.

Resulta tan importante cumplir con estos aspectos que la mayoría de los medios incluyen un número de contacto para que cualquier persona pueda enviar su noticia y ser considerada, además de una fuerte presencia en las diversas redes para atender las opiniones y reclamos de una sociedad que quiere ser escuchada. Para Martin Zalucki, quien informa en “Uno” a través de llamativas ilustraciones, lo que diferencia a los nuevos medios es que “hablan con la gente”, mientras que “los viejos medios le hablan a la gente”. Del mismo modo, para Lucía “hay que entender dónde está la gente y cómo quiere saber las cosas hoy”.

Miles de usuarios también desembarcan en estas cuentas en busca de la inmediatez que tanto caracteriza al consumidor actual: información en cantidad y calidad, pero principalmente con rapidez. Porque si no está en la primera búsqueda, estará en la segunda o en la tercera. No hay lugar para la lealtad, sino que se satisfacen las necesidades de información con el primer candidato que haga una oferta adecuada a los requerimientos.

Sin embargo, estos nuevos métodos de información siguen formando parte de un entorno competitivo, que es afectado por el contexto económico y demás factores que no son ajenos a los medios tradicionales. Después de todo, hay alguien que toma las decisiones detrás de la pantalla, y no son los creadores del contenido. En julio “Muy Liebre” pausó sus publicaciones de forma inesperada y sin ningún anuncio previo, mientras que “Uno” dio a conocer su final el 25 de noviembre a través de una serie de publicaciones. Los últimos incluyeron el factor económico como una de las causas, y destacaron el arduo trabajo de un grupo de personas que debieron abandonar una tarea que disfrutaban. Los comentarios de sus seguidores no tardaron en llegar, destacando la originalidad de una “nueva manera de informar” y el “compromiso con temas que importan”.

Ver esta publicación en Instagram

CHAU AMIGUES 👋🏼 Hoy es un día de 💩. Después de 3 años y 8 meses de contarles noticias con memes, GIFs, videos, infografías con dibujitos y Stories, hoy se termina UNO 😔 Hay varias razones, pero la mayoría tienen que ver con el contexto económico del país. Nos despedimos enojades y tristes porque en el medio de todo esto varies compañeres se quedaron sin laburo. Lo único lindo que nos queda son ustedes 💓 GRACIAS por cada megusteada, comentario, RT, link compartido y news abierto. Por cada crítica y opinión que nos hizo crecer y aprender. Gracias por participar de todas las coberturas que armamos en conjunto, mencionarnos en las redes, responder todos nuestros mensajes en WhatsApp y coparse en las movidas que les propusimos. El medio lo construimos con y para ustedes, estamos muy contentos y orgullosos de la comunidad que creamos y es lo que más vamos a extrañar. Gracias también a les que se acercaron a la redacción para charlar con nosotres y compartir lo que les contamos en algún tp o tesis para la facu. También a les que nos invitaron a contar lo que hacíamos en universidades y eventos y a les que se llevaron stickers de Ricky Fort o los politimones y los pegaron por todos lados ✈️ Todo lo que hicimos va a seguir disponible en nuestras redes para cuando lo quieran volver a mirar, comentar o compartir. Les queremos 💖 @caropotocar @floraza @rivaska @nadi.barello @martinzalucki @lautarotorres @agusmonti @eapesteguia

Una publicación compartida de UNO⚡️ (@uno.ar) el

¿Los nuevos medios están en crisis? Es posible identificar un patrón, pero llegarán nuevos usuarios de las redes con ideas para desarrollar esta “nueva forma de hacer periodismo”, tal y como describen los fans de “Uno”. La tecnología continuará sumando posibilidades, y el periodismo seguirá adaptándose para seguir el paso. Sin embargo, será necesario aceptar que hoy cualquier ciudadano puede crear su propio contenido o cambiar sus preferencias de medios tan rápido como un click en “seguir” o “dejar de seguir”.

Por Delfina Mostafá para Pibxs