14 de septiembre de 2018
Comentarios

Una gran obra logística necesaria para exportar

por Juan Mana y Santiago Dimenna

Nuestro país se encuentra, hoy más que nunca, en la encrucijada de crecer y desarrollarse para dar el salto cualitativo y lograr el bienestar de su pueblo.

Estamos ante una oportunidad histórica. Hoy nuestras producciones agropecuarias tienen cada vez más como destino los países de Oriente, que son nuestros mayores compradores de granos y carnes.

El mundo necesita cada día más y mejores alimentos, y nosotros sabemos y podemos producirlos.

Estas producciones deben ser trasladadas en forma eficiente, económica y sustentable.

El Ferrocarril es el medio de transporte más adecuado para llegar a puerto, el más económico y el de menor impacto ambiental.

Nuestros productos se ven encarecidos en origen por el uso de un medio de transporte que opera con elevados costos fijos, lo que lo torna ineficiente para competir en el mercado internacional.

Hoy llegar a los puertos de exportación en tiempo y forma es esencial para lograr competitividad.

Argentina debe ponerse rápidamente a trabajar en proyectos como éste, para ser nuevamente un protagonista en el comercio mundial.

Vaca Muerta

Actualmente, Argentina está poniendo en funcionamiento en Añelo, provincia de Neuquén, un mega emprendimiento petrolífero, el de Vaca Muerta , para la explotación de gas y shale oil.

Este proyecto ferroviario también dará un gran aporte en logística a Vaca Muerta, mejorando la interconexión y abaratando costos de transporte.

Aprovechemos la oportunidad que hoy nos brinda el mercado financiero internacional, para hacer una inversión rentable y con proyección de progreso para nuestro país.

Este proyecto merece ser tenido en cuenta al momento de definir una estrategia de crecimiento sustentable.

Estimamos conveniente transcribir parte de una nota que tuviera difusión en el año 1999, con la firma de Juan M. Mana, presidente de la Consultora Mirando al Sur, donde ya se marcaba la importancia de tan importante obra logística.

Este proyecto se debe a la oportuna iniciativa del diputado Lorenzo Pepe, y al alcance de esta obra se refiere la nota.

Una gran obra postergada

Por falta de presupuesto, siempre hubo que postergar la construcción del Ferrocarril Trasandino del Sur -Ley 23.253- cuya autoría se le debe al diputado nacional Lorenzo Pepe.

El gobierno hermano de Chile, mediante Nota 434/99 del 19 de agosto de 1999, dio su conformidad y así se lo hizo conocer a través de nuestra Cancillería al Gobierno argentino, para que el paso fronterizo Mallín se use para llegar hasta Lonquimay (Chile), distante de Zapala 230 Km.

Hoy con la traza hasta Lonquimay (Chile) se ahorraría -según los expertos- hasta un 50% en el costo de los fletes desde el importante puerto de Santos (Brasil) hasta los puertos chilenos. Evitaríamos fletes vía Canal de Panamá o Estrecho de Magallanes.

Teniendo en cuenta el elevado costo de transporte, dadas las distancias para dar la vuelta por el estrecho de Magallanes, y por el canal de Panamá.

Están dadas, entonces, las condiciones para no demorar un instante más la construcción del Ferrocarril Trasandino del Sur.

El Gobierno nacional tiene entonces en sus manos, decidir como tema prioritario para bien de los argentinos, y en mayor medida para los hermanos patagónicos, la construcción del Ferrocarril Trasandino del Sur, un proyecto del que se está hablando desde hace más de 25 años.

Hoy, por fin, y a iniciativa del diputado Lorenzo Pepe, su estudio de prefactibilidad para su construcción y funcionamiento, dio lugar a la ley 24.364 que prevé un trazado ferroviario con llegada a los puertos del litoral marítimo con corredores bioceánicos conectando puertos del Pacífico chileno con puertos argentinos del Atlántico sur.

El ferrocarril Trasandino del Sur, producto de la ley 23.253, también de autoría del mencionado legislador, uniendo Zapala (Neuquén) de la Argentina, con Lonquimay de Chile para luego llegar hasta el puerto de Talcahuano, necesita concretar solamente la unión ferroviaria de 220 kilómetros de extensión (140 Km. en territorio argentino y 80 Km. en territorio chileno), para unir con el océano Pacífico”.

(*): presidente y director técnico, respectivamente, de Consultora Mirando Al Sur.

Subir