La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 11 de julio de 2019

Nuevo ataque: un perro no conoció a un vecino y lo mordió

Ocurrió luego de que una mujer fuera víctima de una jauría.

Después de que una mujer de 30 años fuera atacada por una jauría en Punta Mogotes y debieran internarla con graves heridas, un hombre fue mordido en las últimas horas por otro perro y también tuvo que ser hospitalizado.

El hecho ocurrió el miércoles por la tarde en una vivienda del barrio Dorrego, cuando la víctima estacionaba su nuevo automóvil. Al parecer, el can de raza pitbull no conoció el vehículo de quien es su vecino y lo atacó violentamente.

Según informaron fuentes del Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), al que el herido llegó proveniente de Belgrano al 7800 -donde está ubicada su casa-, está fuera de peligro, aunque presentaba lesiones en el rostro y en su pierna derecha.

Los médicos del nosocomio, quienes durante el fin de semana largo también habían atendido a la mujer atacada en Punta Mogotes (se tuvo que arrojar al mar para salvar su vida), le realizaron al hombre de 67 años las curaciones correspondientes y luego determinaron que estaba fuera de peligro.

Más tarde, se hizo presente en el hospital el dueño del perro, que vive en la misma cuadra que la víctima, e indicó que se trata de una mascota que cuenta con todas las vacunas requeridas. Además, presentó la documentación que así lo acredita.

De todas formas, en el caso tomó intervención la Fiscalía de Delitos Culposos a cargo de Pablo Cistoldi, quien ordenó la realización de las actuaciones correspondientes por el delito de “lesiones culposas”. Y por las mismas, agregaron las fuentes del caso, ya notificaron al dueño del pitbull.

Este nuevo episodio se produjo horas después de que una mujer resultara gravemente herida tras el ataque de una jauría, como se explicó antes, y cabe destacar que ese hecho causó polémica debido a que existe un proyecto en el Concejo Deliberante que busca prevenir este tipo de situaciones, pero que nunca avanzó hacia su tratamiento.