La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Interés general 24 de marzo de 2020

Ya nada será igual, el acierto de haber cerrado la ciudad, y errores para corregir

Todos los entretelones de lo que es noticia en Mar del Plata.

Lo peor está por venir. Lo saben el intendente, el gobernador y el presidente. El coronavirus todo lo ha trastrocado, y hoy exige liderazgos firmes en quienes conducen. Pero también es cierto que se adoptaron medidas rápidas y eficientes que ponen a la Argentina ante la posibilidad de convertirse en un ejemplo. Aquí se aplicaron medidas 12 días después de haberse registrado el primer caso. En España e Italia, donde los fallecimientos se cuentan por miles, esperaron 40 días para decidir las mismas medidas. Sólo el tiempo podrá confirmar el acierto en todo caso de lo aquí decidido, pero lo cierto es que ahora mucho depende de cada uno de nosotros. Un desafío más que interesante para millones de argentinos ante la posibilidad de cambiar viejos e históricos paradigmas. El #quedateencasa tiene a una legión de militantes que incluso reaccionan en las redes sociales ante los idiotas que se creen privilegiados y salen a correr por la costa o a pasear seis veces en el día al perro. No es tiempo para irresponsables.

“Este es un mensaje para que estemos alertas. Necesitamos tomar en serio esta situación. Prefiero pecar de exagerado, prefiero que me digan que fui dramático, extremo, pero voy a seguir adelante si creo que esas medidas pueden salvar más vidas”, sentenció el intendente en el fuerte mensaje que grabó en el COM con un teléfono y que se difundió en redes sociales y distintos medios. Montenegro añadió que “por respeto a quienes se la juegan para cuidarnos, por los que se la juegan para que podamos acceder a productos básicos, por respeto a quienes están atentos para salir corriendo para que nadie se quede sin luz, sin agua, para podar un árbol que pueda tapar una cámara de seguridad, por respeto a todos ellos, quedate en tu casa”. Y cerró su mensaje con una promesa: “Vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer para ganar esta guerra. Mañana nos espera otro día duro. Y nos quedan muchos días más hasta que logremos superar esta crisis”, concluyó, pidiéndole a sus colaboradores que en el video hubiese muchas imágenes de “los laburantes, los que están bancando la pelea en la calle”.

……….

Claro que quedan muchas cosas por corregir en esta inédita situación que se está viviendo. Este martes, las autoridades municipales se enteraron por la prensa no sólo de la existencia de un cuarto caso de coronavirus -en el Hospital Privado de Comunidad, que lo había publicado por la mañana en su página web- sino del fallecimiento del primer caso de un paciente de la ciudad. Minutos antes de las 11.30, no sólo los familiares del hombre fallecido informaban a sus amigos y conocidos a través de diferentes vías la lamentable noticia -confirmada por diferentes fuentes- sino que en el comité de crisis conformado por las autoridades -con la presencia de científicos, epidemiólogos y otros funcionarios- en ese mismo instante uno de los participantes informaba también sobre el fallecimiento ante más de 15 personas presentes. Sin embargo, poco después del mediodía el intendente Montenegro, en conferencia de prensa, aseguraba que según le había informado el director de la 25 de Mayo, el paciente no había fallecido. Minutos después, otros medios informativos, además de LA CAPITAL -Infobae, TN, entre otros- también informaban sobre el fallecimiento en base a una altísima fuente provincial que también lo confirmaba ante este medio.

Se vivía una insólita situación. No dejó de sorprender que a las 12.40 -ya con la desmentida del intendente pero con varios medios nacionales informando sobre el deceso, incluso con la ratificación por parte de fuentes de la Provincia- se conociera una comunicación de la clínica estableciendo que “el paciente se encuentra en estado crítico”. Pero a las 12.55 -15 minutos más tarde- confirmaba “el fallecimiento del paciente internado en nuestra institución”, aclarando que “a las 12.44 (es decir cuatro minutos después del primer comunicado) se constató el óbito”. Por la tarde, en un comunicado de prensa, la municipalidad volvía a acentuar que el deceso se había producido a las 12.44. ¿Por qué la Provincia, LA CAPITAL, y varios medios nacionales contaban con información que el intendente y su equipo no sólo no manejaban sino que de alguna forma la desmentían en base a informes recibidos de la clínica? Es sin dudas el gran interrogante que deberían develar en la comuna. También antes, la comuna había difundido un parte oficial de la clínica, donde se identificaba con nombre y apellido al paciente fallecido. Lo insólito y paradójico fue que esa misma mañana, consultada la secretaria de Salud, Viviana Bernabei, esta explicó que por protocolo no debía difundirse la identidad en estos casos…

……………………

En definitiva, no se trata de explicar los mecanismos de una primicia porque en estos tiempos veloces la primicia ha retrocedido a una expresión insignificante. La dinámica de los datos hoy propone un escenario en el que todos se enteran al mismo tiempo de todo o, incluso, la masividad de un suceso se alcanza muchas veces primero desde un usuario de red social. No, no se trata de eso. Se trata de entender que las políticas comunicacionales cobran en la actualidad una extraordinaria gravitación y no pueden ser débiles. Mucho menos desde un municipio que tiene para comunicar decisiones muy buenas, tan diferenciadas de la gestión anterior en calidad y sentido común.

Este fin de semana largo, en situación normal, Mar del Plata hubiese recibido a no menos de 100 mil turistas. En este caso sí, la rápida reacción del intendente, el martes pasado, para adoptar medidas que impidieran que la ciudad se convirtiera en la Murcia de España (se produjeron allí miles de contagios gracias a los madrileños que llegaron en plena cuarentena), se puede calificar hoy como una acertadísima decisión que contó con la adhesión de empresarios, comerciantes y representantes de entidades gremiales. Cuando en algunos años se analicen y recuerden aspectos relacionados a estos días históricos, un capítulo aparte lo merecerá el paradójico hecho que desde la ciudad turística más importante del país, por primera vez en la historia se le rogó a los turistas que no vinieran. Hasta en carteles en la porteñísima 9 de Julio se difundió este pedido.

Fue así que se decidió que cerraran los shoppings, los bares y boliches bailables, los balnearios y los hoteles a medida que se iban retirando los contingentes -había 4.500 adultos mayores aproximadamente alojados en distintos establecimientos- para apagar toda posibilidad de que el fin de semana largo se convirtiera en una fiesta turística. De hecho, según pudo saber LA CAPITAL, hasta se bloqueó la posibilidad de que se alquilaran viviendas a través de Airbnb. “Ese martes empezamos a cerrar la ciudad. Hubiese sido un escándalo que recibiésemos a 100 mil personas. Imposible controlar de dónde provenían. Cuando el jueves a la tarde el presidente anunció la cuarentena a partir de esa misma noche respiramos aliviados y confirmamos que la decisión que habíamos tomado era la correcta”, admitía en las últimas horas uno de los funcionarios más cercanos a Montenegro.

………………

El intendente, en tanto, mantiene contactos diarios con los principales referentes de la oposición. “No es tiempo de politiquería. El que esté dispuesto a colaborar y traer ideas bienvenido sea”, reitera el jefe comunal, quien además habla telefónicamente en forma cotidiana con la ministra de Desarrollo de la Comunidad y ex candidata a intendenta del Frente de Todos, Fernanda Raverta. “Son tiempos bravos. Apagás un incendio, desactivás una bomba y te aparecen 50 más, pero en esto Guillermo se mueve como pez en el agua. Lo suyo es manejo de crisis. No te olvides que fue secretario de Seguridad de CABA”, resalta otro de sus colaboradores, quien sonríe al recordar que días atrás, en una de sus recorridas por la ciudad Montenegro hizo detener el auto en la costa para reclamarle a una joven que volviera a su casa y no transitara por las calles. “Era una periodista…”, refirió al subir nuevamente al auto.

Pese a que en los barrios periféricos el cumplimiento de la cuarentena es dispar, saben en la comuna que Mar del Plata es el centro urbano de la provincia con mayor cumplimiento al aislamiento. “La gente se está portando de maravillas. Gracias a los medios, a las redes sociales y al pedido de dirigentes tantos del oficialismo como de la oposición, Mar del Plata se está quedando en casa”, se coincide en señalar en el palacio municipal, donde a diario también se recibe el informe del personal que recorre las calles y hasta de la Agrupación Drones Marplatenses, que le brindan al secretario de Seguridad comunal, Darío Oroquieta, imágenes captadas por media docena de estos dispositivos remotos de distintos puntos de la ciudad. Asimismo, se intensificó la tarea en el Centro de Monitoreo, lugar donde el 3 de marzo, en una reunión del gabinete municipal, la secretaria de Salud, Viviana Bernabei, había anticipado que todo iba a terminar en cuarentena obligatoria. En estas horas, Bernabei y Oroquieta se han convertido en funcionarios claves en el engranaje de los trabajos que se desarrollan en el equipo municipal.
………….

Desde Acción Marplatense, en tanto, pidieron “no dilatar más la generación de más camas de terapia intensiva y respiradores para situaciones excepcionales”, así como el reclutamiento de médicos, enfermeras y todo personal cuyo servicio pueda ser crítico en la coyuntura inminente”. En AM están convencidos de que deberían haberse adquirido respiradores en las semanas anteriores, trascendiendo que en la ciudad habría menos de cien. “Ya está, no es tiempo ahora de llorar sobre la leche derramada. Estamos a disposición del intendente para ayudar a defender, en forma incondicional, la salud, la paz y la economía de los marplatenses y batanenses”, coinciden en señalar el ex intendente y otros representantes de esa fuerza.

En tanto, no dejó de ser una buena noticia el inicio de la construcción de un hospital modular -en un predio del Interzonal- que estará equipado y listo para su uso en menos de un mes. Se trata de uno de los once hospitales anunciados por el presidente Alberto Fernández. El domingo, la concejal y presidenta de la comisión de Salud, Marina Santoro -estrecha colaboradora de Fernanda Raverta- junto al director del Hospital recibió a una delegación de Nación para ultimar los detalles de los inicios de los trabajos. Ya ayer, equipos municipales trabajaban en el terreno, al tiempo que en las próximas horas se realizarán conexiones de agua y cloacas para ese nuevo hospital de 500 metros cuadrados que tendrá una capacidad de hasta 48 camas.

“Tenemos que estar atentos a muchos otros temas. Ya se han detectado casos de violencia familiar y episodios delicados con casos de adictos en esta cuarentena. Y ni hablar de la situación económica y social que cada vez aparece más delicada”, refería en tanto una funcionaria de Desarrollo Social de la comuna. De hecho existe inquietud por poder cubrir la demanda alimentaria en determinados sectores periféricos. Ana Prieto, delegada en la ciudad del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, resaltaba que en Mar del Plata se ha organizado mediante el Servicio Alimentario Escolar (SAE), entregando casa por casa los alimentos que centenares de pibes comían en las escuelas provinciales, al tiempo que ofrecen cobertura ante los pedidos que llegan desde los sectores con mayor vulnerabilidad social. Ya se han distribuido, pudo saberse, más de 200 mil kilos de alimentos.


A todo esto, cerca de 80 personas “sin casa”, que subsistían con changas y trabajos informales en las calles de la ciudad, protestaron el fin de semana frente a las puertas del edificio municipal exigiendo respuestas. La cuarentena, además, interrumpió las tareas de numerosas ONG y entidades públicas que entregaban alimentos a quienes viven en situación de marginalidad. En consecuencia, tras la inédita protesta, fueron trasladados al hotel N°4 de Chapadmalal. Lo cierto es que la situación social en los barrios periféricos de la ciudad genera preocupación entre los distintos referentes de los vecinos ante la cuarentena obligatoria. Por ejemplo, Ariel Torres, referente social con influencia en más de 20 merenderos de la comuna, reconocía ante el sitio “La Tecla” que “la demanda es más grande que la provisión. Llega ayuda pero no es suficiente”, reconoció.

En tanto, desde distintas cámaras empresariales y sectores del comercio se advierte que será muy difícil hacer frente a los pagos de salarios e impuestos en casos de extenderse la cuarentena, lo que de hecho va a suceder. “Más de la mitad de los comercios no van a poder pagar los sueldos el mes que viene, y menos los impuestos. Una cosa es una cuarentena modelo europeo, y otra acá con más de un tercio de la población inmersa en la pobreza”, reflexionaba el alto dirigente de una cámara empresarial local. “Si el dilema es la economía o la vida, yo elijo la vida. Después veremos cómo ordenar la economía”, expresó por su parte el presidente Alberto Fernández. “Que no haya temor al desabastecimiento. El dinero va a salir del Estado y el mundo ya no va a ser el de antes”, pronosticó el jefe de Estado.

Ya hay mil millones de personas confinadas en todo el mundo. Un hecho sin precedentes. El historiador israelí Yuval Noah publicó un excelente artículo en el Financial Times. “Las decisiones que tomen los gobiernos y pueblos en las próximas semanas probablemente darán forma al mundo que tendremos en los próximos años. No sólo formatearán nuestro sistema de salud sino también nuestra economía, la política y la cultura, debemos actuar con presteza y decisión”, afirmó. El periodista Inés Capdevilla, en tanto, consignaba que la pandemia, en sólo tres meses desnudó las debilidades de las potencias que regulaban el orden global, Estados Unidos, China, Rusia, la Unión Europea o a nivel regional Brasil, Irán y Arabia Saudita. Ninguna de ellas será la misma y tampoco ese orden, pero para determinar cual será el nuevo equilibrio global, tal vez sirva primero determinar quiénes lo gestionarán”. En definitiva, ya nada será igual.