La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 25 de julio de 2016

Ya opera una planta desalinizadora de agua desarrollada integralmente en Mar del Plata

Provee agua potable a la población de Puerto Deseado. Utiliza la tecnología de ósmosis inversa. Opera satisfactoriamente luego de un trabajo que demandó más de 10 años.

El equipo que participó en el desarrollo de la planta desalinizadora de agua de mar que desde hace algunos días provee agua potable a la población de la localidad de Puerto Deseado, está de festejo. Es un logro que llevó más de 10 años de trabajo y que se gestó, diseñó, fabricó y desarrolló integralmente en Mar del Plata, por profesionales formados en la Universidad Nacional de Mar del Plata.

La planta, que actualmente tiene capacidad para potabilizar 3000 metros cúbicos de agua por día, cambiará la realidad de la zona, donde sus habitantes recibían el año pasado el recurso, dos horas por día, cada dos días (menos de 2.000 litros por semana y por familia).

“Es un orgullo para nosotros, es la primera obra de tal envergadura que inauguramos en nuestro país”, aseguró Alejandro Sturniolo, responsable de Unitek y vicepresidente de Ventas y Marketing de RWL Water/Unitek en América del Sur, desde que la compañía local fue adquirida por la multinacional.

Es que hasta ahora todos los proyectos de reúso de agua en los que habían trabajado fueron para países como Chile, Brasil, Perú e Israel, entre otros.

La unidad incluye membranas de ultrafiltración como pretratamiento, un sistema de radiación ultravioleta para asegurar una excelente calidad bacteriológica y el sistema de ósmosis inversa, el cual consta de dos conjuntos de 120 membranas cada uno. Se incluyó, además, un sistema de recuperación de energía para garantizar el menor consumo posible de electricidad. “Este sistema reduce la energía consumida en más de un 40%”, explicó Manuel García de la Mata, gerente de Producto de RWL Water Argentina (Unitek).

Las negociaciones, en tanto, contaron con la participación del desarrollador de Nuevos Negocios de RWL/Unitek, Adrián Godoy, quien trabaja en este proyecto desde sus comienzos.

La planta fue construida en módulos para facilitar su traslado y personal local fue el encargado de capacitar a quienes operarán el sistema en el lugar.

Lo que se viene

Los especialistas sostienen que la potabilización de agua de mar es un sistema mucho más eficiente, en algunos lugares, que la dependencia de acuíferos o cursos de agua dulce como lagos o ríos. “El bombeo por acueductos es menos competitivo por los costos operativos y de inversión que la potabilización de agua de mar”. Por ello es la forma de solucionar el acceso al agua potable en gran parte del mundo -el 75% de la población mundial vive a menos de 100 km del mar-.

“El costo operativo de potabilizar agua de mar es menor a los 18 pesos cada 1.000 litros de agua (0,018 pesos por litro) y en algunos casos de grandes plantas hablamos de unos 3 pesos los 1.000 litros, como el de la desalinizadora más grande del mundo en Sorek, Israel”, indicó Sturniolo.

Además, señaló que “con la desalinización no se produce ningún impacto ambiental negativo, de hecho la disponibilidad de agua de mar es óptima” y que “el sistema garantiza la misma calidad de agua a lo largo de la vida útil de la planta, mientras el agua de un lago o acuífero puede contaminarse por distintos factores”.