13 de marzo de 2018
Comentarios

En esta nota

Alumnos, docentes y directivos pidieron que no se cierre la escuela nocturna de Miramar

Unas 300 personas ligadas a la comunidad educativa de General Alvarado se juntaron para pedir por la continuidad de una modalidad que cuenta con unos 180 alumnos en esta ciudad y otros tantos en Otamendi.

MIRAMAR (Corresponsal).- Unas 300 personas, entre alumnos, profesores, maestros y autoridades escolares, junto con representantes gremiales de la educación y público en general se reunieron la noche de ayer lunes en las puertas de la escuela media nº1 “Rodolfo Walsh”, con motivo de realizar un “Abrazo Solidario”, ante la posibilidad concreta del cierre de los ciclos nocturnos en General Alvarado.

De esta manera, con distintos carteles en apoyo a la escuela pública los manifestantes dieron a conocer su repudio ante el probable cese de la modalidad, que actualmente en Miramar reúne a 180 alumnos, divididos en 10 cursos y unos 50 docentes, mientras que en Nicanor Otamendi, donde se realizó un acto similar, existen tres secciones con la matrícula algo menor, pero ya para este ciclo 2018 había anotados unos 30 futuros estudiantes.

Hablaron actuales docentes y directivos de la nocturna, ex alumnos y profesores.

“Inclusión e igualdad fueron los ejes de esta escuela, donde aprendimos lo que es la lucha y contenidos para la vida”, destacó una docente, egresada de esa modalidad y ya jubilada. Asimismo, hubo mención para “aquellos impulsores de la escuela y su legado, pese al lugar oscuro donde nos quieren llevar. Debemos seguir siendo visibles y luchar por nuestros derechos”.

A último momento, entró en escena el actual director de la escuela media “Rodolfo Walsh”, Saúl Trejo, quien además es actual concejal de Cambiemos. Ante un abucheo generalizado, el docente aclaró que “no está de acuerdo con el cierre de la nocturna”.

Cabe señalar, que el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Resolución 1657/17 se estableció que “a partir del 1 de enero del año 2018, los alumnos de 18 años o más, que requieran iniciar o finalizar sus estudios, primarios y/o secundarios, deberán concretarlos bajo las diferentes ofertas educativas dependientes de la Dirección de Educación de Adultos“.

De acuerdo a la norma, los Centros Educativos de Nivel Secundario (CENS) se transformarán en semipresenciales, debiendo los alumnos cursar solo 3 días a la semana, mientras que los BAO (Bachilleratos de Adultos) y BAOT (Bachilleratos de Adultos con Orientación Técnica) serán reemplazados por “Bachilleratos Juveniles” con una carga horaria reducida.

 

Inicio nocturno

La escuela media “Rodolfo Walsh”, inició hace años sus actividades justamente con el ciclo nocturno para permitirles en ese horario culminar sus estudios a jóvenes o adultos que trabajaban durante el día. También fue un espacio creado con el propósito de reintegrar a quienes por otros motivos habían dejado la escuela secundaria, entre ellas, madres jóvenes.

Aunque muchos argumenten que en la actualidad hay deserciones bajo este sistema, la medida se torna, al menos, polémica.

Con estas modificaciones, ante probables cambios de horario en las cátedras, varios de los concurrentes quedarían excluidos. Algo similar pasaría con el plantel docente donde los titulares podrían reubicarse, mientras que los provisionales y suplentes serían cesanteados.

Otras versiones indican que los alumnos actuales de ambas nocturnas terminarán bajo ese sistema, mientras que los profesores (sólo titulares) se redistribuirán.

Los gremios no consideran que esta opción garantice las fuentes laborales y por eso ya realizaron presentaciones a nivel provincial para evitar el cierre de la modalidad.

Subir