2 de octubre de 2017
Comentarios

En esta nota

Arroyo dijo que se rebajaron las tasas de publicidad para “favorecer” los ingresos municipales

El intendente explicó por qué su gobierno otorgó rebajas de tasas de hasta un 95% para las agencias que comercializan publicidad en el espacio público. La medida se aplicó mientras hubo fuertes subas en otros tributos y se flexibilizó el Código que regula la instalación de carteles.

El intendente Carlos Arroyo se refirió hoy a las rebajas de tasas otorgadas por su gobierno a las agencias de publicidad, que este año fueron beneficiadas con descuentos de hasta un 95% en el monto de los derechos que el municipio les cobra por la instalación de carteles y letreros en la vía pública.

“Yo, todo lo que signifique mejora para los ingresos para la Municipalidad y ponga a General Pueyrredon en ventaja con respecto a otros Partidos lo favorezco y estoy de acuerdo”, le dijo a LA CAPITAL.

De este modo el intendente justificó a la medida adoptada a través de la ordenanza impositiva, mediante la cual su gobierno impulsó una suba generalizada de los tributos, con excepción de los que integran el capítulo de Publicidad y Propaganda.

Por esa razón, mientras que en algunos casos la Tasa de Servicios Urbanos registró aumentos que llegaron al 100%, ciertos derechos que abonan las agencias no recibieron subas mientras que otros tuvieron disminuciones del 50%, el 87% o hasta el 95%.

En el listado figuran diversos ejemplos elocuentes. El más llamativo es el relacionado con el valor para la instalación de dispositivos que permiten la “proyección de avisos o películas” entre los cuales figuran las pantallas de tecnología led.

En la ordenanza impositiva de 2016, la comuna exigía que por la presencia de estos elementos las empresas abonaran $12.760 por metro cuadrado o fracción por cuatrimestre. Pero este año su valor se redujo a la suma de apenas $645, con cual el monto del derecho registró una disminución del 95%.

Frente a las suspicacias que despertó la medida, adoptada en un año electoral durante el cual también hubo una flexibilización de las normas del Código de Publicidad, Arroyo aclaró que esta decisión no sólo tuvo la participación de su gobierno ya que la ordenanza impositiva fue votada por el Deliberativo.

“Soy profundamente republicano, por lo tanto todo va a pasar por el Concejo. Que los señores concejales resuelvan en definitiva cuánto tiene que valer. ¿me explico?”, señaló.

Yo me limito a hacer una propuesta y el Concejo resuelve. Tenemos muy buena gente en el Concejo Deliberante. que más allá de los partidos políticos, tiene el corazoncito puesto en Mar del Plata”, agregó.

Subir