23 de diciembre de 2017
Comentarios

El que ríe último, ríe mejor

Círculo ganó 1-0 con gol de Enzo Astiz. Tras un año de gran rivalidad con Kimberley, incluyendo los partidos del Federal B, el equipo otamendino consiguió la primera victoria en cinco enfrentamientos. Y valió el título de campeón 2017 de la Liga Marplatense.

por Sebastián Arana

Fue el cierre de un Círculo virtuoso. El equipo otamendino, incluyendo el Federal B en el análisis, fue el que mejor jugó al fútbol en el año. Y coronó consagrándose campeón del torneo de primera división de la Liga Marplatense imponiéndose a Kimberley, su acérrimo rival, por la mínima diferencia con gol de Enzo Astiz.

La primera victoria de toda la temporada (los cuatro enfrentamientos anteriores se saldaron con tres empates y un 4-0 para los de Mariano Mignini) en el enconado duelo que los “paperos” sostienen con los de la Avenida Independencia significó nada menos que un título, el séptimo en el historial liguero. La venganza fue terrible.

Las finales podrán jugarse de otra manera. Se podrá correr o meter más. Pero, para ganarlas, al menos un rato, hay que amigarse con la pelota. Y estuvo claro que, de los dos, el conjunto dirigido por Alexis Matteo -consiguió su primer título en su incursión inicial como entrenador de primera- tuvo mejor elaboración ofensiva, más fluida, con más pase y precisión. Kimberley, por su parte, que al comienzo del año insinuaba contar con material para jugar un poco más, terminó limitado a la pelota parada.

Esa diferencia pudo apreciarse en un primer tiempo intenso, con oportunidades delante de los dos arcos, pero con primacía de los locales.

Mientras que Matteo dispuso una formación con apenas un cambio (Vedda, habitual titular en el Federal B, por Gabarain) y mantuvo funcionamiento, Mignini hizo cuatro (dos previsibles, dos sorpresivos) apelando a jugadores más experimentados. Pero Juan Ignacio Briones -no había ido ni al banco en la primera final- lució fuera de sintonía y definitivamente la dupla Gómez-Rondanina no rindió.

De todos modos, la primera llegada fue de Kimberley. A los 9′ Barreiro ejecutó un tiro libre, Fortete quedó libre para rematar de frente al arco e Hidalgo, en un gran esfuerzo, salvó arrojándose desde atrás.

La respuesta local, apenas un minuto después, marcó la diferencia de calidad en la gestación. Beguiristain metió un espléndido pase al vacío para la llegada en velocidad de Astiz, quien remató bajo y cruzado forzando una gran atajada de Barucco.

Paulatinamente, el trabajo de Hidalgo -dueño de todos los rebotes- en el centro del terreno le daba a Círculo el control de las acciones. Y un Beguiristain lúcido mantenía a Atlante y a Astiz conectados con el resto del equipo.
A los 30′ “Coco” Rodríguez Rendón empujó innecesariamente al propio Beguiristain -lo tenía controlado corporalmente, de espaldas al arco- a un costado del área grande. El citado mediocampista tomó el tiro libre con un centro preciso y Astiz, de anticipo, metió un cabezazo imparable para el 1-0.

El gol inauguró el mejor pasaje del partido. Porque Círculo percibió la confusión kimberleña y fue a buscar el segundo. Y el equipo de Mignini sacó dos réplicas que bien pudieron darle la igualdad.

A los 32′ Barucco tapó una diagonal profunda de Hidalgo y seis minutos más tarde se lució sacándole un misil a Atlante, liberado por un cambio de frente genial de Beguiristain.

Sin embargo, a la jugada siguiente, Mañas advirtió desprotegido al rival, aceleró y abrió a Rondanina, cuyo centro fue cabeceado de pique al suelo por Gonzalo Gómez. Del Curto estiró su mano salvadora y se quedó con una pelota que entraba.

A los 42′, Arrachea no llegó a conectar por milímetros otro tiro libre cerrado y que buscó el punto penal, como el del único gol, esta vez ejecutado por Atlante. Y al minuto siguiente Mañas volvió a encabezar otro contraataque y envió un centro pasado que Briones, atacando el segundo palo, remató increíblemente alto.

El segundo tiempo fue otra historia. Kimberley pareció acomodarse mejor con el ingreso de Patricio Rodríguez y tuvo un rato de dominio territorial. Pero tropezó siempre contra una defensa muy firme, bien plantada. Y los embates iniciales fueron perdiendo vigor.

Círculo, que jugó con la ventaja, salió pronto del encierro. Hidalgo, de formidable despliegue, siguió ganando todas las divididas. Beguiristain no participó tanto como en la primera parte, pero Atlante tomó la posta. Para aguantar la pelota, para exasperar a los rivales, para provocar faltas.

En buena medida gracias a ellas, el equipo local no pasó sofocón alguno. Terminó cómodo, tranquilo.

Pudo conseguir algún gol más en una réplica de Atlante, cuyo remate salió muy cerca del palo derecho, y con un tiro libre sorpresivo de Hidalgo desde 45 metros, que pasó al lado del ángulo. Y finalmente el “9” provocó la expulsión de Erramuspe, quien debió haber visto la roja un rato antes por un codazo contra el propio Atlante.

El marcador final pudo haber sido apretado, pero Círculo nunca lo estuvo en el complemento. Kimberley, que tenía la obligación, ni siquiera pateó al arco en los cuarenta y cinco minutos finales.

Los méritos, en consecuencia, están claros. A la vista. Nadie puede discutir la justicia de la conquista otamendina. Matteo armó un equipo que a lo largo de todo el año jugó bien al fútbol. En la final también. Círculo festejó su cumpleaños Nº 96 con un título. Y riendo mejor que Kimberley.

Síntesis

Círculo (1): Del Curto (6); Agustín Bianchi (6), Portillo (6), Arrachea (6) y Gonzalo Quiroga (6); Enzo Vértiz (5), Diego Hidalgo (7), Silvio Vedda (6) y Daniel Beguiristain (7); Atlante (6) y Astiz (7). DT: Alexis Matteo.

Kimberley (0): Gabriel Barucco (6); Guido Lucero (5), Esteban Erramuspe (5), Emiliano Fortete (6) y Juan Cebada (5); Juan Ignacio Briones (4), Juan Manuel Rodríguez Rendón (4), Franco Mañas (6) y Matías Barreiro (5); Rondanina (4) y Gonzalo Gómez (4). DT: Mariano Mignini.

Goles: en el primer tiempo, 30′ Astiz.
Cambios: en el segundo tiempo, en el inicio, Patricio Rodríguez (5) por Briones, 18′ Goiburu por Rodríguez Rendón, 28′ Martín Prado por Astiz, 39′ Jeremías Cajal por Barreiro y 46′ Alejandroff por Atlante.
Incidencias: en el segundo tiempo, 42′ expulsado Erramuspe.
Cancha: Círculo Deportivo (muy buena).
Arbitro: Franco Campagnoli (4).

Subir