29 de noviembre de 2016
Comentarios

En esta nota

¿Cómo era el avión en el que viajaba el plantel del Chapecoense?

El avión Bae Avro RJ85 que se desplomó este martes a la madrugada en Medellín era considerado de última generación.

El avión Bae Avro RJ85 que se desplomó este martes a la madrugada en Medellín era un jet con cuatro reactores turbofan y cola en T, construído entre 1983 y 2002, con capacidad para 100 tripulantes y especialmente diseñado para despegues y aterrizajes cortos en pistas de tierra o hielo.

De origen británico, el modelo de avión -considerado “de última generación”- mide 26,16 metros de largo y su peso máximo en despegue es de 38.102 kilos mientras que la altura del timón es de 8,61 metros, y el ancho de la cabina, de 3,42.

El avión que se desplomó en cercanías de Medellín proveniente del aeropuerto Viru Viru, en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, en un viaje de 2.500 kilómetros, contaba además con cinco generadores de energía.

La aeronave matrícula 2933 perteneciente a la empresa boliviana Lamia se accidentó en el cerro El Gordo, en cercanías al municipio de la Unión, Antioquia, con 72 pasajeros -la mayor parte de ellos integrantes del plantel Chapecoense- y nueve tripulantes a bordo.

El accidente se presentó en las inmediaciones del cerro El Gordo, en la jurisdicción del municipio de La Unión, en el departamento de Antioquia (noroeste), cercano al aeropuerto José María Córdova de Medellín, situado en el vecino municipio de Rionegro. Según la Aeronáutica Civil de Colombia, además de los 22 jugadores del Chapecoense, en el avión viajaban 28 directivos, miembros del cuerpo técnico e invitados especiales del club brasileño, así como 22 periodistas y 9 tripulantes. En el siniestro murieron 75 personas y otras seis fueron rescatadas con vida

Subir