20 de abril de 2017
Comentarios

Le quitaron parte de su sueldo y desde el banco le dijeron que fueron “hackers”

Una joven marplatense denunció haber sufrido reiterados cobros de parte de una supuesta empresa financiera, lo que casi la deja en "la ruina". Desde el banco atribuyeron el hecho al accionar de hackers y le dijeron que su caso no fue el único.

A la espera de reunir información suficiente para presentar una denuncia formal, Magalí una joven empleada de una agencia de turismo, decidió hacer público lo que según le indicaron en su entidad bancaria, habría sido el hackeo de la cuenta a través de la cual cobra su sueldo. “Paso a contarles una historia que no me dejó en la ruina total de casualidad”, dijo, aprovechando el alcance de la red social Twitter.

En diálogo con LA CAPITAL, la joven explicó cómo días atrás notó que repentinamente parte de su sueldo se había esfumado. Por eso decidió revisar sus movimientos, lo que permitió detectar la existencia de un inexplicable débito de 3.200 pesos realizado por una presunta compañía financiera.

Magalí resolvió entonces retirar de su cuenta el poco dinero que le quedaba y dar aviso de la situación al banco, el cual le restituyó los fondos, atribuyendo todo a un error.

Pero a pesar de que desde entonces la cuenta quedó en cero, los misteriosos cobros continuaron produciéndose en montos relativamente menores, hasta provocar que la joven acumulara “un rojo” de $32.000.

La damnificada envió a LA CAPITAL una captura que confirman los débitos realizados en pocos días.

La damnificada envió a LA CAPITAL una captura que confirman los débitos realizados en pocos días.

Ante una nueva queja, la joven recibió de parte del banco una versión inquietante sobre lo podría estar sucediendo. Según dijo, desde la entidad atribuyeron el problema a la actuación de posibles hackers, sugiriéndole que su caso no habría sido el único.

El fiscal coordinador de delitos económicos, Javier Pizzo, indicó que son frecuentes las estafas informáticas con tarjetas de débito e invitó a la damnificada a realizar la denuncia. “Hay distintas variantes de estas maniobras y se dan mucho en las operaciones de portales de compra y venta de bienes. Hemos tenido investigaciones que llegaron hasta un IP de la India. De cualquier modo, cada caso hay que analizarlo en detalle para saber si hay algún local que utilizó su sistema, si hay tarjetas mellizas, o si hay robo de claves”, explicó el fiscal.

También agregó que no es demasiado lo que se puede hacer para prevenir esto aunque aconsejó a la gente a “revisar los débitos y los movimientos de sus tarjetas, y a utilizar teclados digitales si son ofrecidos en las páginas de homebaking”.

La joven eso decidió hacer público lo ocurrido a través de Twitter:

 

“Tengo mi cuenta sueldo en un banco. Jamás me gasté el sueldo completo, por lo tanto, en esa cuenta tengo muchos ahorros”, explicó la joven, quien aseguró haber notado “movimiento extraños” de dinero en febrero, tiempo después de haber transferido parte de sus ahorros a otra cuenta por motivo de un viaje.

“Un día me debitaron $3200 en concepto de “pago cuota cía…”. Llamé al banco, hice el reclamo y a las 48 hs me lo devolvieron”, señaló al inicio de su relato.

“Pero no me quedé tranquila, así que retiré lo que podía retirar y el resto lo transferí a otra cuenta”, continuó.

En ese momento la joven también decidió descargar “la app – aplicación móvil- del banco en el celu(lar)”, habilitando una opción para que se le notificara cada vez que se produjera un movimiento.

Así constató cómo sucesivamente volvió a aparecer el mismo concepto de débito por pago de cuota a una compañía de inversiones para ella completamente desconocida.

“Hace 2 semanas me llegó una notificación tras otra”, señaló, indicando que, como su cuenta estaba vacía, dichos “movimientos quedaron como pendientes”. De todas maneras, aseguró: “Estaban intentando quitarme casi $ 32000 en 2 días, de a pequeños montos. UNA LOCURA”.

“Llamé al banco y me dijeron que me quedara tranquila, que como mi cuenta estaba en 0 (cero), cuando dejen de estar pendientes, no iba a haber problema”, contó.

“Del banco me dijeron que ‘son hackers informáticos que roban información de las bases de datos bancarias’, y que ellos no pueden hacer nada. Lo único que pueden hacer es hacer un stop debit”, aseguró Magalí.

Pese a haber recuperado el dinero debitado, la joven decidió dar de baja su cuenta y abrir una nueva en otra entidad. “En fin, esa es mi historia. Para que estén atentos con sus cuentas bancarias”, concluyó.

El caso se asemeja a otros tantos denunciados, semanas atrás, por la organización Defendamos Buenos Aires que reveló que, en lo que va del año, registró la existencia de al menos 67 damnificados por este “modus operandi” tanto en Capital Federal como en la provincia de Buenos Aires.

“Cada día son más frecuentes los robos o estafas a través de Homebanking e Interbanking, a la hora de retirar dinero por cajeros electrónicos de cuentas sueldo”, advirtió el director de la organización, Javier Miglino quien expresó que “en lo que va de 2017 ya hubo 67 denuncias por robos en cuentas sueldo en bancos privados nacionales y extranjeros”.

Subir