La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 23 de abril de 2018

Preocupación por el cierre de comercios en el centro: bajan la persianas otros dos locales

La firmas tradicionales Calzados Silvio y Sartore Trajes anunciaron su cierre para fin de mes. La caída en las ventas, el elevado costo de los alquileres y la suba de tarifas golpean duro al comercio.

Sartore Trajes, en liquidación ante el inminente cierre.

Calzados Silvio Nucera es uno de los comercios más tradicionales de la Peatonal. Generaciones de marplatenses y turistas pasaron por su puerta a lo largo de los 40 años que lleva el local en la calle San Martín. Pero esta semana será la última en que se podrá entrar al negocio: a fin de mes baja la persiana.

La actualidad de Sartore Trajes no es mucho más feliz. La sucursal ubicada en la calle Córdoba también anunció el cierre definitivo para el 30 de abril.

El cierre de Calzados Silvio y Sartore Trajes, no sólo significa la caída de dos comercios históricos de Mar del Plata, sino que reflejan un clima de época que se agudiza: el cierre de locales comerciales en la ciudad.

Para comprobarlo, basta con dar una vuelta por las calles céntricas. Los carteles que anuncian liquidación final, se suman a una buena cantidad de locales cerrados. En algunos cuadras, pueden observarse más de un comercio que bajó la persiana. La esquina de Hipólito Yrigoyen y Belgrano es un fiel reflejo de la situación: los locales lucen vacíos.

Desde Apyme (Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios) reconocieron el mal momento que vive el sector y señalaron que “la situación es sumamente complicada”.

Preocupados por las fuentes de trabajo que se pierden con el cierre de locales, desde el Sindicato de Empleados de Comercio aseguraron: Vemos con preocupación desde hace tiempo el movimiento en los pequeños y medianos comercios.

La caída en la ventas, los altos costos del alquiler y el impacto del tarifazo forman una trampa mortal para los emprendimientos comerciales en la ciudad. Si bien además de los cierres, también se abren nuevos comercios, la realidad es que cada vez cuesta más que se sostengan en el tiempo. “Prefiero terminar ahora y no estrellarme, porque si sigo así termino mal”, le explica a LA CAPITAL Juan Bagnato, encargado de Calzados Silvio. “Los números no dan, son demasiados los gastos y ya no podemos seguir”, cuenta.

La baja en las ventas en los últimos años golpearon fuertemente al local de calzados.”Las ventas cayeron un 50% en los últimos 4 o 5 años”, cuenta el encargado y agrega que “nosotros solíamos vender mil pares de zapatos por mes y hoy no llegamos a 500”.

El comerciante recalcó que la baja en las ventas es un problema que viene de arrastre. En los últimos años empezó una merma y no se avizoran signos de recuperación. En paralelo, los precios de los alquileres aumentaron fuertemente en los últimos tiempos. Ni siquiera el movimiento del verano le dio impulso para seguir. “En la temporada hubo mucha gente, pero se veían pocas bolsas”, graficó el comerciante.

Los carteles que anuncian el inminente cierre se lucen en la vidriera del local. “Ultima Semana. Liquidación por cierre definitivo. Rebajas de hasta 50%”, se resalta.

“Intentamos reflotarlo pero no se puede y no quiero terminar mal. Siempre me manejé bien así que prefiero cerrar, aunque sea doloroso y poder cumplir con los empleados”, contó con tristeza.

“No da para más”

La sucursal de Sartore Trajes de la calle Córdoba está desde 1991. Los carteles de liquidación final por cierre definitivo aparecieron en los últimos días y anuncian el adiós de otro comercio tradicional.

“Es un momento difícil. La suba de los alquileres y un montón de situaciones que generaron esta problemática no nos han dejado seguir con el local. Las ventas bajaron mucho en los últimos tiempos”, explicó el encargado del local Osvaldo Lemmi.

El comerciante hizo hincapié en los motivos económicos para explicar la caída en las ventas. “No hay plata. La gente está con otras prioridades. Lo primero que hacemos todos es ver si podemos llegar con la comida, o con las tarifas que se van por las nubes. La ropa queda en un segundo plano”, opinó.

Al igual que su colega, Osvaldo remarcó que es un problema que “viene de arrastre”. “Esto no se decidió ahora. Siempre tuvimos el interés de seguir, pero vemos que la situación está retrocediendo. Si hubiera cambios, tendríamos una luz de esperanza, pero tomamos esta decisión porque no da para más. Hicimos los esfuerzos necesarios, pero llegó el momento de decir basta”.

El cierre de la sucursal de la calle Córdoba de Sartore Trajes, se suma al de la calle Olavarría que se produjo en septiembre del año pasado. De todas maneras, la firma continuará con su local en la Galería de las Américas.

“Teníamos una gran cantidad de empleados pero se fue reduciendo y ahora sólo quedamos dos”, contó.

Con años de experiencia en el rubro, el comerciante también se refirió a las modificaciones que se produjeron en la Peatonal en las últimas décadas. “Los cambios no han sido para bien. Antes era un gusto pasar por San Martín y Entre Ríos donde había locales de primer nivel. Se vivía de otra manera, pero las cosas se fueron deteriorando”, reflexionó.

Por último, Osvaldo remarcó que “tenemos una legión de clientes que nos han acompañado hasta estos días y la mayoría está con mucha tristeza, como nosotros”.

“Para mí ha sido un orgullo trabajar con ellos. Es muy feo terminar de esta manera. Ojalá que el país cambie para bien para volver a intentar abrir más locales”, pidió.

Los cierres de Calzados Silvio Nucera y Sartore Trajes, se suman a otros que hubo en los últimos meses en la zona de centro. Giovanna Calzados que estaba ubicada en San Martín 2673 y Boating, ubicado sobre Diagonal Pueyrredon fueron dos locales que cerraron en el último tiempo.

“El invierno va ser muy crudo”

La conducción de la Regional Mar del Plata de la CGT también mostró su procupación por el cierre de comercios y anticipó “un invierno muy crudo”.

El titular de la Central, Miguel Guglielmotti aseguró que “estamos evidenciando el cierre de muchos locales. Hay un registro que indica que cerraron más de 40 comercios en Juan B. Justo y están cerrando varios locales de venta de zapatos como Fortín o Silvio Nucera”.

“Toda la caída comercial que sufre la ciudad impacta en el trabajo. Somos la ciudad con mayor porcentaje de desocupados”, agregó el gremialista.

En referencia al panorama que se avecina, Gugliemotti dijo que “visualizamos que el invierno va ser muy crudo en Mar del Plata, ya que hay una caída de consumo muy importante”.

Ante esta situación, la CGT local anunció una movilización para el 3 de mayo. “Necesitamos manifestarnos para visualizar esas cuestiones ante los distintos gobiernos”, remarcó Gugliemotti.