La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 23 de noviembre de 2016

Sobreseyeron al comerciante que mató a un ladrón y le devolvieron su arma

El caso ocurrió el de 2 septiembre en un comercio del barrio Los Pinares. El fiscal del caso, Fernando Castro, consideró que el hombre actuó en legítima defensa.

El comerciante de 57 años que el 2 de septiembre pasado mató a un ladrón de 19 años que entró a robarle a su comercio ubicado en el barrio Los Pinares fue sobreseído por la Justicia. Pero no sólo eso: además se le devolvió el arma con la que disparó al delincuente.

Según pudo confirmar LA CAPITAL, en un principio, el fiscal del caso Fernando Castro le había imputado al comerciante el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” pero con el avance de la investigación se comprobó que el hombre había actuado en legítima defensa. Las pericias realizadas por los especialistas de la Policía Científica avalaron su declaración.

Una vez analizada la evidencia, Castro le solicitó a la jueza de Garantías Lucrecia Bustos que sobreseyera al imputado ya que había actuado bajo legítima defensa. La magistrada accedió al pedido del fiscal y liberó de culpa al comerciante. Además, la justicia dispuso que se le devolviera el arma nueve milímetros con la que le disparó al delincuente ya que tenía permiso de uso y portación.

Una vez ocurrido el hecho, el comerciante había sido amenazado por familiares de la víctima pero luego le pidieron disculpas. “No queremos revancha”, le dijo a LA CAPITAL el padre de  Claudio Dusinsky.

 

Muerte
Asalto y muerte

La muerte de Claudio Dusinsky (19) se produjo el viernes 2 de septiembre a la noche en el minimercado de Falkner y Ortega y Gasset, al que había ingresado a robar solo.

El delincuente, que tenía antecedentes penales y que días antes del asalto había estado detenido por otros hechos, llegó al lugar a bordo de un automóvil Volkswagen Bora.

Ya en el interior extrajo una pistola 9 milímetros y robado la recaudación. En la caja en ese momento había 600 pesos, cantidad que, aunque guardó en uno de sus bolsillos, no lo conformó. Por eso se acercó más aún a la mujer que atendía el local y la encañonó.

El esposo de la mujer tomó un arma, otra pistola calibre 9 milímetros, y comenzaron los disparos. En ese intercambio ambos resultaron heridos: el comerciante en la espalda y Dusinsky en el rostro, en ese obvio orden.
La policía secuestró en el lugar ambas pistolas 9 milímetros, una de marca Beretta y otra Browning.

Con el paso de las horas, los investigadores realizaron averiguaciones y supieron que, días antes del hecho, Dusinsky había estado detenido en el marco de una causa por “encubrimiento” y “portación de arma de guerra”.

El caso tuvo una fuerte trascendencia nacional ya que se produjo en el medio de una creciente ola de inseguridad.