25 de mayo de 2017
Comentarios

“Trabajadoras sexuales” se sienten excluidas del movimiento “Ni una Menos”

El nucleamiento "Fuertsa" de "trabajadoras sexuales" quiso incluir la consigna de "Basta de violencia institucional" contra el sector, pero aseguran que "un grupo abolicionista" se lo impidió.

Mujeres que se reconocen como “trabajadoras sexuales” y reunidas por la organización “Fuertsa” dieron a conocer un comunicado en el que denuncian que son “silenciadas” en el marco de la organización del próximo “Ni una Menos” en Mar del Plata.

El texto, enviado a todos los medios de comunicación de la ciudad, lleva las firmas de María López, Brune Di Salvo y Juan Martín Navarro.

“El día de hoy –señala– asistimos a la reunión de discusión de las consignas que el movimiento de mujeres llevará a las calles los próximos 2 y 3 de junio. Quisimos incluir “Basta de violencia institucional a quienes se reconocen como trabajadoras sexuales”, consigna consensuada tanto para el Paro Nacional de Mujeres del 8 de Marzo como para la Marcha del Orgullo 2016″.

Y añade: “Aunque la mayoría de las organizaciones presentes en la reunión estábamos a favor de la consigna, el sector abolicionista que hasta ahora ha hegemonizado el movimiento feminista en nuestra ciudad se opuso a incluir una consigna que contuviera “trabajadoras sexuales”. Si bien no desconocemos, sino que apoyamos la necesidad de luchar por políticas públicas tendientes a eliminar la trata y a ofrecer posibilidades a las mujeres que se encuentran en situación de prostitución, nos definimos como trabajadoras sexuales y exigimos derechos como tales, porque creemos que si es una elección es un trabajo”.

“Sin embargo –señala Fuertsa–, mientras el movimiento de mujeres continúe desconociendo las diferencias entre estas distintas situaciones, continuará acallando nuestras voces y exigiendo políticas que no constituyen una solución real para las mujeres que no quieren ejercer la prostitución. Hoy se nos acusó de querer romper el movimiento de mujeres por pretender incorporar en el documento del Ni Una Menos un reclamo en nombre de las trabajadoras sexuales. La realidad es que el movimiento de mujeres ya se encuentra dividido, en tanto excluye a las trabajadoras sexuales y no nos reconoce como mujeres que luchamos por nuestros derechos y nos niega la posibilidad de definir nuestra propia situación. Como lo fueron (y continúan siendo) las compañeras lesbianas y las trans y travestis, hoy somos las trabajadoras sexuales las excluidas del feminismo”.

Concluye el comunicado señalando: “Este año nuestra consigna no estará en el documento del ni una menos, pero si en las calles. Porque las trabajadoras sexuales este 3 de junio saldremos a luchar, para que no haya ni una mujer más víctima de feminicidio ni de la violencia machista y por un feminismo inclusivo y pluralista”.

Subir