6 de diciembre de 2017
Comentarios

Tragedia de Once: “Pollo” Sobrero dijo que fue una “masacre evitable”

El dirigente ferroviario declaró como testigo durante el juicio oral y público que se desarrolla en los tribunales de Comodoro Py, donde se juzga la responsabilidad del detenido ex ministro de Planificación Julio De Vido.

Rubén Darío "Pollo" Sobrero.

El dirigente gremial ferroviario Rubén “Pollo” Sobrero sostuvo hoy que la denominada tragedia de Once, ocurrida el 22 de febrero del 2012, fue una “masacre” por su carácter de “evitable” y aseguró que aún persisten “serios problemas” con los trenes.

Sobrero declaró esta mañana como testigo durante el juicio oral y público que se desarrolla en los tribunales porteños de la avenida Comodoro Py, donde se juzga la responsabilidad del detenido ex ministro de Planificación Julio De Vido en la tragedia ferroviaria que dejó 52 muertos.

El eje de la declaración del dirigente gremial de la línea Sarmiento estuvo puesto en señalar que, desde mucho tiempo antes de que una formación de esa línea chocara con la cabecera del andén 2 de la estación de Once, los trabajadores del tren ya venían denunciando problemas.

“Fueron muchos años de lucha y tratando de que todo el mundo escuchara el reclamo. Por eso fuimos a los medios, para hacerlo público”, sostuvo Sobrero al concluir la audiencia que se llevó a cabo sin la presencia de De Vido, detenido en el penal de Marcos Paz, quien tiene autorización del Tribunal Oral Federal (TOF) 4 para no estar presente en la sala.

En el marco de la audiencia de hoy hubo momentos de tensión, porque la defensa de De Vido, a cargo de Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, buscó poner en debate la teoría difundida por el periodista Jorge Asís que sostuvo que la tragedia de Once fue “un sustito” que “salió mal”.

Durante su declaración, Sobrero se encargó de remarcar en más de una oportunidad que lo que ocurrió en Once fue “una masacre” porque las tragedias son inevitables y ese choque pudo haberse evitado.

Al concluir la declaración, Sobrero le dijo a los medios que, tras la tragedia de Once “cambiaron los trenes pero siguen los serios problemas” y enumeró: “Hay problemas de señalización en las formaciones de trenes, no tenemos instalado el sistema de freno automático y no hay la cantidad de gente que hace falta en las barreras”.

Las audiencias, a cargo del TOF 4 -integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y Gabriela López Iñiguez- se desarrollan todos los miércoles en la sala AMIA del subsuelo de los tribunales federales de Retiro.

A la par de De Vido está acusado Gustavo Simeonoff, quien era titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren), cuando se produjo el choque del tren.

La explotación del servicio del ferroviario de la línea Sarmiento en febrero del 2012 estaba a cargo de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) y tenía el contrato vencido.

Subir