La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 23 de enero de 2020

Apareció un lobo marino entre las piedras y causó sorpresa en un balneario de La Perla

Se trata de una especie de lobo marino juvenil de dos pelos. Trabajan en el lugar efectivos policiales, personal del guardaparques y el cuerpo de veterinarios del Aquarium para rescatarlo.

Un lobo marino apareció este jueves entre las piedras de un balneario de La Perla y personal del guardaparques municipal y del Aquarium trabajan en el lugar para rescatarlo.

Según confirmó Diego Rodríguez, director del grupo de mamíferos marinos de Mar del Plata, se trata de una especie de lobo marino juvenil de dos pelos. El ejemplar fue visto en el balneario Alicante con una red de pesca en el cuello y sorprendió a marplatenses y turistas que disfrutaban la calurosa tarde de jueves en la playa.

“Las colonias más cercanas que hay en Mar del Plata de estos lobos marinos están en Uruguay o en el Puerto de Quequén”, indicó Rodríguez en diálogo con LA CAPITAL y dijo que la aparición de estos mamíferos “es muy común” en la provincia de Buenos Aires, aunque “no tanto en Mar del Plata”.

“En esta época aparecen muchos ejemplares de lobos marinos juveniles”, agregó y descartó que se trate de una foca, fundamentalmente por el parecido físico con este animal.

Sobre la diferencia con los lobos marinos que se encuentran en el Puerto de Mar del Plata, el especialista explicó que estos son lobos marinos de un pelo. “La diferencia que hay es que los del Puerto tienen el pelo como un potrillo y estos animales (como el que apareció en el balneario Alicante) tienen el pelo como una nutria: tienen un pelo largo y duro por fuera, y un pelo muy corto y sedoso por debajo. Por eso se llaman lobo de dos pelos”. “Son dos especies distintas”, resumió.

Rodríguez brindó recomendaciones ante este tipo de casos. “Lo que hay que hacer es, primero, acudir a la policía, a los guardavidas o al cuerpo de guardaparques de la municipalidad. Luego, tratar de que el público no se acerque porque el animal en este caso tiene una red y hay que quitársela. Entonces, si la gente se acerca va a tender a volver al agua”.

Por último, dijo que “no es fácil capturar a un animal, como es este caso, que se encuentra entre las piedras”. Para ello trabajan en el lugar efectivos policiales, personal del guardaparque municipal y el cuerpo de veterinarios del parque marino Aquarium, quienes acordonaron el lugar para evitar que la gente se acerque el animal.