La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
El Mundo 17 de octubre de 2020

Aumentan las restricciones en España ante la rápida expansión del coronavirus

La mayoría de los casos, según los expertos, se dan debido a las reuniones de carácter social entre familiares y amigos. Hay treinta localidades confinadas.

Varias personas esperan para recoger comida para llevar, tras el cierre durante al menos quince días de bares y restaurantes en Cataluña. Foto: EFE | Quique García.

MADRID, España.- La rápida propagación de la pandemia de coronavirus en España, con miles de contagios diarios, provoca el aumento de restricciones, con treinta municipios confinados en distintas regiones, entre ellos Madrid, además de otras medidas como el límite de capacidad en bares y restaurantes.

La mayoría de los casos, según los expertos, se dan debido a las reuniones de carácter social entre familiares y amigos, y en ellas está puesto el foco para combatir la pandemia.

Según los últimos datos oficiales del Ministerio de Sanidad, este viernes notificó 15.186 contagios más de COVID-19, 6.591 en las últimas 24 horas, con lo que el total de casos registrados asciende a 936.560 desde que comenzó la epidemia, y el número de muertos llega 33.775.

El confinamiento de Madrid, ordenado por el Ministerio de Sanidad hace una semana, fue el más llamativo y polémico, pero este fin de semana hay una treintena de localidades en las mismas circunstancias.

La ciudad de Salamanca, con 140.000 habitantes y una de las más bellas de España, con una gran tradición universitaria, está confinada desde este sábado, debido al aumento de casos de coronavirus, más de 500 por cada 100.000 habitantes, sobre todo entre jóvenes.

La vigilancia policial comenzó a última hora del viernes para cerrar bares que incumplían los horarios establecidos o, incluso, para sancionar a personas que no llevaban los barbijos y se hicieron presentes los controles policiales en los accesos a la ciudad.

Otra ciudad con una amplia tradición universitaria, Granada y su área metropolitana, también estrenó  restricciones excepcionales, que incluyen el cierre de bares a las 22 y un máximo de 6 personas por mesa, para atajar su actual situación epidemiológica.

En el País Vasco, su gobierno regional aprobó reducir a 50 % el aforo en la hostelería y en eventos culturales y religiosos, además de adelantar el cierre en restaurantes y bares las 12 de la noche mientras que las reuniones no podrán superar las seis personas.

En doce municipios de la región, la tasa acumulada de contagios es superior a los 500 por cada 100.000 habitantes, el límite que estableció el Ministerio de Sanidad para aumentar las restricciones.

Aumentan los casos pese a las restricciones

Pese a las restricciones, los nuevos casos de coronavirus no dejan de subir, como en Cataluña, que amaneció el viernes con bares y restaurantes cerrados para intentar contener la pandemia.

Las cifras del impacto de COVID-19 siguen al alza en Cataluña y en las últimas horas sumó 2.846 nuevos contagios, nueve muertos más y superó la barrera de las 200 personas ingresadas en las UCI, 204 en total.

Y también sube el riesgo de rebrote, aunque el dato más preocupante es el aumento de personas hospitalizadas y las que necesitan cuidados intensivos.

Lo mismo ocurre con Castilla y León, que pese al confinamiento de tres ciudades (León Palencia y Salamanca), anotó otra cifra récord, con 1.406 positivos más que el viernes, aunque los decesos por COVID-19 confirmados en los hospitales se redujeron a la mitad respecto al viernes.

Debilidad sanitaria

La revista The Lancet, en su editorial, afirma que en España la pandemia de coronavirus magnificó las debilidades del sistema sanitario y reveló “las complejidades de las políticas que conforman el país”.

En el mes de agosto, la revista publicó una carta firmada por veinte científicos españoles en la que denunciaban las debilidades del sistema sanitario español y, en estas línea, la revista afirma que la pandemia puso al descubierto problemas como un débil sistema de vigilancia en el país, baja capacidad para hacer PCR, y falta de equipación para el personal sanitario y de equipos en cuidados intensivos.

Junto a esto, apunta a que la “polarización política y la gestión descentralizada de España” también “podrían haber obstaculizado” una rápida y eficaz respuesta sanitaria por parte de la salud pública.

En España, las regiones tienen una amplia autonomía y por ejemplo, la Sanidad es una de las competencias que ejercen, mientras que el Ministerio de Sanidad tiene una función de coordinación con todas ellas.

La revista recuerda que en este último decenio de austeridad económica, España “redujo el personal sanitario y las capacidades de la salud pública y del sistema de salud, por lo que, los servicios de salud no cuentan con el personal ni los recursos necesarios”.

Esta es una crítica frecuente desde los profesionales sanitarios españoles, que ha convocado diversas protestas en los últimos meses para denunciar la situación.

La Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS) convocó diferentes manifestaciones para reivindicar las mejoras de la sanidad pública en la pandemia del coronavirus, entre ellas una marcha en Madrid.

EFE.