CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 25 de junio de 2022

Casi dos décadas después, irá a juicio Salaberry por crimen del policía Agusti

Lo resolvió la jueza Rosa Frende luego de que la Cámara de Apelaciones anulara el sobreseimiento que ella misma había firmado a Alejandro Salaberry en 2019.

Imagen de Alejandro Salaberry tomada el lunes 2 de mayo pasado, poco antes de su detención.

La Justicia de Mar del Plata, por medio de la jueza de garantías Rosa Frende, enmendó un error histórico al elevar a juicio la causa contra Alejandro Salaberry por el asesinato del policía Cristian Agusti, ocurrido en octubre de 2003.

De esta manera se logra revertir una decisión anterior que había dictado el sobreseimiento de Salaberry por prescripción, al entenderse que había transcurrido el tiempo que el Código Penal reserva para perseguir a un acusado de un crimen.

La misma jueza Rosa Frende había firmado el 31 de mayo de 2019 el sobreseimiento de Salaberry, luego de que transcurrieran los 15 años, 7 meses y 4 días que correspondían como plazo de prescripción. Sin embargo, lo que se desconocía en ese momento es que Salaberry sí había cometido otros delitos en ese período, motivo suficiente para suspender la contabilización del tiempo. Lo que ocurrió fue que Salaberry utilizaba otra identidad y bajo el nombre de Lucas Lamas había sido procesado por tentativa de homicidio. De hecho, hasta había un pedido de captura de la justicia de Merlo por ese delito.

Cuando la abogada Adelina Martorella conoció esta circunstancia, en representación de la familia de Agusti, se embarcó en la casi imposible tarea de revertir una cosa juzgada. Es que Salaberry ya había sido sobreseido y, en principio, no había demasiado por hacer.

Pero el error era evidente. Más que error, la Justicia había sido engañada por la estrategia de Salaberry y la gran labor de Martorella sirvió para convencer a la Cámara de Apelaciones, a través del fallo de Pablo Pogetto y Raúl Paolini, anularon lo decidido por la jueza Frende e impulsado por el fiscal Leandro Arévalo.

La Cámara aceptó el planteo de Martorella por estar comprendido en el concepto de cosa juzgada írrita, fundamentado en que el fallo previó fue un “error judicial motivado en accionar delictivo y fraudulento del imputado”.

De ese modo se resolvió retomar el procesamiento contra Salaberry y ordenó su detención, si bien ya estaba con arresto domiciliario por la causa que se le había abierto bajo el nombre de “Lucas Lamas”. Salaberry al ser detenido, el 2 de mayo, ser resistió a los tiros contra la policía.
Desde ese día, Salaberry está alojado en la cárcel de Batán, a pesar de que es paciente oncológico.

El asesinato de Agusti

El 27 de octubre de 2003, Salaberry integró la banda que pretendió robar en una casa de insumos de computación en 20 de septiembre al 2900 junto a Claudio López, Fernando Palomino y Marcelo De Los Santos.

Agusti y su compañero de la DDI, Cristian Fournier, escucharon en la frecuencia policial que se estaba cometiendo ese asalto y al acercarse al lugar se cruzaron con los delincuentes. Fournier reconoció a Salaberry por investigaciones anterior y fue entonces cuando ambos recibieron disparos. Fournier resultó herido y Agusti falleció en el acto.

En la misma fuga fueron detenidos Palomino y López, mientras que De Los Santos cayó recién en 2012. Todos fueron condenados a prisión perpetua y Salaberry, a pesar de haber sido incluido entre los prófugos más buscados del país durante varios años, logró vencer el tiempo de la prescripción. En julio de 2019 Salaberry se apareció en Tribunales a firmar su sobreseimiento. Sin embargo, la misma justicia que en ese momento se lo extendió, luego lo anuló y ahora lo llevará a juicio.