11 de septiembre de 2018
Comentarios

Condenan a un delincuente por un violento robo a una parrilla

Rubén Alejandro Espíndola recibió una pena de 6 años y 8 meses de prisión por haber asaltado con un pistolón la parrilla "Lo de Walter", en diciembre de 2016, y haber golpeado a un trabajador.

Un hombre que en diciembre de 2016 asaltó a mano armada una parrilla y golpeó a un trabajador fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal N°3 a 6 años y 8 meses de prisión.

En un juicio abreviado, el juez Juan Manuel Sueyro condenó a Rubén Alejandro Espíndola por el delito de “robo triplemente agravado y portación ilegal de arma de uso civil, ambos en concurso real“. Además, el magistrado consideró que el imputado es reincidente en este tipo de delitos, ya que contaba con una condena previa de un año y diez meses de prisión en la que había obtenido su libertad asistida en noviembre de 2014.

El hecho ventilado en el Tribunal N°3 ocurrió el 28 de diciembre de 2016, cerca de las 21.30, cuando Espíndola, junto a otros dos sujetos, ingresó a la parrilla “Lo de Walter“, ubicada en Libertad 6492 y, portando un arma de fuego tipo pistolón, intimidó a empleados y clientes para robarles.

Según relataron testigos, Espíndola tenía parte de la cara cubierta con un trapo y, mientras les gritaba a los presentes para que tiraran al suelo, golpeó con el pistolón a una de las víctimas para que se apurara. Luego, entre Espíndola y sus cómplices, una a una fueron quitándole las pertenencias de valor a las víctimas, como celulares, dinero en efectivo y llaves.

Los delincuentes, tras patear en las costillas a uno de los empleados, consiguieron las llaves de la caja registradora. y al abrirla mencionaron en voz alta “ya tenemos toda la plata“.

Paralelamente al asalto, una pareja que paseaba por la zona observó desde afuera la situación y avisó a la policía sobre el robo en curso en Libertad y Enzo Bordabehere.

Efectivos fueron hasta la parrilla y vieron a Espíndola, armado, que tenía a otras en el piso. Espíndola, al notar la presencia policial, intentó escapar a la carrera, pero fue aprehendido luego de una breve persecución. En su poder tenía dinero en efectivo, un pisolón marca Acter Fin cargado y un teléfono celular.

Luego se confirmaría que el pistolón había sido utilizado en 2004 en un robo en la localidad de Junín, y tenía un pedido de secuestro activo de la Fiscalía N°2 de esa localidad.

Con estos acontecimientos probados, el juez Sueyro no aceptó ninguno de los atenuantes planteados por la defensa ya que consideró que no se pudo demostrar “la buena conducta registrada en el trámite de esta causa” de Espíndola. Además, rechazó pronunciarse en cuanto a la supuesta depresión del imputado, por no encontrar respaldo probatorio al respecto.

Finalmente, el juez Sueyro declaró, con carácter provisorio, el vencimiento de la pena impuesta, que operará el 27de agosto de 2025, para lo cual se tiene en consideración que el causante se encuentra ininterrumpidamente
privado de su libertad desde el 28 de diciembre de 2016, momento en que fue detenido.

Subir