La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 7 de julio de 2020

Condenan a un hombre por robar con un menor en la calle

Gonzalo Herrera tiene 22 años y en un juicio abreviado le impusieron una pena de 9 meses de cumplimiento efectivo por haber asaltado, junto a un adolescente, a una mujer en diciembre del año pasado.

Un joven de 22 años fue condenado en un juicio abreviado por robar, junto con un menor, a una mujer mientras caminaba por el barrio Santa Mónica y, como contaba con una pena por amenazas agravadas, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 lo consideró reincidente.

Gonzalo Herrera tiene 22 años y ya contaba con una pena de un año por un caso de amenazas agravadas por el uso de armas. En esta oportunidad, el juez Roberto Falcone, en un juicio abreviado, lo condenó a 9 meses de prisión de efectivo cumplimiento por encontrarlo culpable por los delitos de “receptación” y “robo agravado por la intervención de un menor de edad”.
Herrera se encontraba detenido en la Unidad Penal 15 de Batán desde el 15 de diciembre del año pasado, cuando fue detenido tras el asalto por el cual fue juzgado.

El hecho por el cual fue condenado ocurrió el 15 de diciembre de 2019 a las 10 de la mañana. Herrera, acompañado por un menor, habían salido en una moto Honda XR 250 a dar vueltas por los barrios Santa Rita y Santa Mónica en busca de alguna víctima para asaltar.

Herrera y su cómplice primero se encontraron con una mujer que caminaba por Magnasco y Ayolas. Para amedrentar a la mujer le pasaron a pocos centímetros con la moto y luego se fueron hacia la calle De los Inmigrantes. Esta mujer, al llamarle la atención de los motociclistas los observó detenidamente, vio que el conductor llevaba un casco negro y que su acompañante se bajó, para caminar unos metros más adelante hasta que los perdió de vista.

En esas circunstancias, otra mujer que caminaba por Camusso, al llegar a Gaboto, fue abordada por un joven, quien prácticamente le arrancó la cartera que llevaba y salió corriendo, hasta que a pocos metros se subió a una moto en la que lo esperaba un hombre con un casco negro.

La víctima quedó shockeada por la situación y gritó para pedir ayuda hasta que fue escuchada por la otra mujer, que momentos antes había observado a los delincuentes. Sin dudarlo, la testigo llamó al 911 y dio aviso a la policía para denunciar que había ocurrido un robo.

Con la descripción de los delincuentes, la policía patrulló la zona hasta que en Goñi y Zárate, un móvil se encontró con dos jóvenes que iban en una moto Honda XR 250 con las características aportadas por la víctima.

Los jóvenes, al ver a la policía, huyeron del lugar, pero fueron interceptados en Goñi al 800. Los sospechosos no tenían documentos personales para ser identificados y, al verificar el vehículo, los efectivos notaron que tenía un pedido de secuestro activo por haber sido robado.

Cuando la víctima fue a la comisaría decimosexta para formalizar la denuncia, encontró que en la puerta ya que se encontraba la moto que utilizaron los delincuentes, que había sido secuestrada y, además, reconoció que tenían el casco que portaba uno de los asaltantes.

Las partes llegaron a un acuerdo en juicio abreviado ya que las pruebas en contra de Herrera fueron contundentes y la Justicia tomó como agravante el haber utilizado a un menor -un adolescente de 16 años- como cómplice de los robos.

El juez Falcone no tomó en cuenta como atenuante la edad de Herrera ni tampoco que haya elegido ser juzgado en juicio abreviado, tal como lo habían planteado la defensa y la fiscalía.
De esta manera, Falcone condenó a Herrera a 9 meses de prisión de efectivo cumplimiento por ser autor del delito de receptación y coautor de robo agravado por la intervención de un menor. Además, al contar con una pena previa, lo consideró reincidente.