La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 30 de junio de 2020

¿Cuál es la verdadera cantidad de casos de COVID-19 en General Pueyrredon?

En la provincia de Buenos Aires algunos distritos rechazan como propios casos que no son de su residentes. Viajeros o trabajadores temporales son imputados a sus lugares de origen. La situación en General Pueyrredon a raíz del algunos episodios singulares.

Por Fernando del Rio

Para definir el escenario epidemiológico de un distrito es invalorable el uso de sus estadísticas, las que entregarán instrumentos de abordaje más eficaz a la problemática, en este caso, del coronavirus. Además son las que rigen la apertura de actividad económica y el relajamiento de ciertas restricciones. La importancia de llevar bien los números y de hacerlo en consonancia de criterio con el resto de los municipios es clave, de modo que algunas peculiaridades llaman la atención. Saber cuáles son los casos positivos que se agregan a la cuenta no es una inquietud desechable.

General Pueyrredon hoy no alcanza al medio centenar de pacientes que alguna vez tuvieron covid-19 o (para evitar refutaciones de quienes piensan que ni siquiera estuvieron infectados), pacientes que fueron positivos al menos en un test. Las estadísticas que se manejan hasta estos días muestran cifras exiguas y por lo tanto permiten casi un seguimiento individual de los casos. Naturalmente si llega el fantasmagórico “pico” cualquier evaluación en ese sentido desaparecerá. Mientras tanto las preguntas se acumulan y, como en otros aspectos de esta inusual crisis, no hay respuestas.

Si se toma en cuenta el lugar de residencia, el sitio en donde tomó contacto con el virus, el lugar que refiere el DNI como domicilio legal o la ciudad en el que se hizo el hisopado. En el partido de General Pueyrredon (Mar del Plata y Batán) el elemento que se usa es el sitio de hisopado y así pueden advertirse en la sumatoria desde contagiados propios hasta no residentes, trabajadores transitorios o cordobeses audaces. Todos ellos hisopados en General Pueyrredon.

La diferencia de criterios en la contabilización de casos de covid-19 y su imputación a un distrito específico se advierten con solo hacer unas pocos consultas.

Los ejemplos

Entre Olavarría y San Nicolas hubo una controversia que también pudo verificarse entre Brandsen y San Vicente, aunque la primera tuvo algunas características tan peculiares que aún hoy causan repercusiones.

A fines de mayo 5 trabajadores que llegaron a Olavarría provenientes de San Nicolás (junto a otros 33 iban a ser contratados por firma Loma Negra) se sometieron a un hisopado y dieron positivo de Covid. Las autoridades sanitarias de Olavarría los aislaron durante 14 días en un hotel y tras el alta epidemiológica los enviaron a San Nicolás. Pero no solo eso, le imputaron estadísticamente los casos a San Nicolás, lo que provocó tal malestar en las autoridades de este municipio que se ocuparon de hacer un seguimiento de laboratorio. Entonces, con un criterio algo extremo, la secretaria de salud de San Nicolás, Mirna Botazzi, dictaminó que los trabajadores nunca habían tenido coronavirus. Tomaron en cuenta los test negativos posteriores al positivo y la ausencia de anticuerpos.

habasta

El desenlace de esta disputa interdistrital fue llamativo: Olavarría no cargó nunca esos 5 casos como propios y San Nicolás exigió que se los quitará de su estadística. En verdad, para San Nicolás eran solo 4 ya que el restante era de Villa Constitución, provincia de Santa Fe. Lo cierto es que San Nicolás se vio de pronto con 12 casos y luego redujo su cuenta a 8.

Mientras todo esto sucedía, el ministerio de Salud de Santa Fe confirmaba como propio el caso del trabajador de Villa Constitución.

Entre San Vicente y Brandsen sucedió algo similar con algunos trabajadores de la salud. Alejandro Korn es una de las localidades San Vicente y tiene un tránsito laboral importante con Brandsen, distantes a solo 25 kilómetros. Hay enfermeros o médicos que vive en el partido de San Vicente pero trabajan en Brandsen y pese a que el testeo que dio positivo en algunos de ellos se hizo en este último municipio, se le imputan al otro. De hecho, el primer muerto del sistema de salud de la provincia de Buenos Aires era de Korn y trabajaba en el Instituto Médico de Brandsen. El cómputo del positivo y por tanto el deceso se le adjudicó al partido de San Vicente.

También en Villa Gesell hubo discrepancias por atribuírsele un caso de una persona que dio positivo en Mar del Plata. Fue el de la médica residente del HIGA que vivía en Gesell. Cuando se conoció su contagio a Gesell le faltaban 3 horas para anunciar su pase a Fase 5. De pronto, el contador en el SISA apareció con un caso y tuvo que salir el intendente a gestionar la aclaración. Finalmente el caso fue adjudicado a Mar del Plata.

En Mar del Plata

“Nosotros sumamos todos y los diferenciamos entre autóctonos y no autóctonos. Pero el SISA carga por DNI, incluso en algún momento llegamos a tener oficialmente 9 casos más por marplatenses que no habían hecho el cambio de domicilio”, dijo Viviana Bernabei, secretaria de salud de la municipalidad de General Pueyrredon.

Si el criterio empleado fuera el mismo de Olavarría, por ejemplo, no deberían sumarse casos como el del intrépido cordobés, tres trabajadores de la pesca y el hombre que llegó desde la Villa 31, entre varios otros. “Suponemos que cuando se cierren las estadísticas oficiales, una vez terminada la pandemia, el caso del muchacho cordobés se le computará a Córdoba. Nosotros mientras tanto lo agregamos acá”, aclaró Bernabei.

Esto último significa que varios de los 49 casos que hoy, 30 de junio, posee General Pueyerredon luego serán descontados ya que en el SISA (Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina) en la actualidad figuran imputados a otros distritos.

En el parte oficial del Ministerio de Salud de la Nación correspondiente a la mañana de este martes se hace una aclaración que puede dar una pista. “Un caso de la provincia de Formosa, fue reclasificado por lugar de residencia a la provincia de Buenos Aires”. El lugar de residencia se impone al sitio ocasional en el que lo hisopó.

Por otra parte está el caso de los positivos en duda. El tema es delicado porque un municipio está en condiciones de solicitar la baja de la estadística si entiende que se “cargó” mal un dato. Pasó con el del médico marplatense que en un laboratorio privado de Bahía Blanca se contaminó su muestra y su contagio fue ingresado al SISA. Luego ese positivo se borró. Hay otros médicos que sospechan de su positivo a quienes solo el primer test les salió positivo, todos los demás negativos y el seguimiento serológico de anticuerpos no detectó la presencia del virus. Si se utilizara el criterio del municipio de San Nicolás, deberían descontarse todos los casos de los profesionales de la salud en esa situación en Mar del Plata.

El último positivo autóctono, el que cortó el camino hacia la fase 5 y  que también pertenece a un trabajador de la salud, está cuestionado y si se reclama su anulación los números oficiales volverán a modificarse. La respuesta a la pregunta inicial tiene la respuesta que cada interesado desee.