La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 8 de diciembre de 2019

Cumple 50 años el café que recuerda a Vito Dumas

El tradicional café Makao de playa Varese fue inaugurado en 1969 en homenaje al navegante que dio la vuelta al mundo.

El nombre de Vito Dumas sería hoy un imperdonable olvido de no ser por algunos entusiastas que se ocuparon obstinadamente de perpetuar su recuerdo. Y que tal es el caso del café Makao, inaugurado en 1969, por Agustín Florencia Vila, que celebra su 50° aniversario.

Actualmente está al frente del local su hija, Gabriela Florencia Vila, quien mantuvo todos los objetos, libros y otros elementos que hacen a la tradición marinera, generando que sea el Museo Vito Dumas.

Está previsto que el lunes a la noche, a partir de las 20, amigos, allegados, clientes, autoridades municipales y provinciales se reúnan a disfrutar de una ceremonia y velada musical con degustaciones en la cual brindarán por este aniversario y recordaran al “domador de los mares”.

Dumas, siguiendo una ruta que se consideraba imposible, dio la vuelta al mundo navegando solo a bordo de un velero “LEGH II “ durante más de 250 días. Cuando volvió a pisar tierra firme- 07de julio de 1943- lo hizo en Mar del Plata, ciudad en la que dejó muchos amigos, parte de los objetos que utilizó en sus travesías se encuentran en el tradicional Café Makao de playa Varese, que actualmente explotan Gabriela Florencia Vila – hija de Agustín y su esposo Alejandro Juan Patané.

makao 1

El nombre del comercio tiene una razón; Makao es una isla a la cual Agustín Vila tuvo intención de viajar en un velero llamado Marta cuando conoció a Dumas a quien admiraba y de quien se hizo amigo. Pero no lo hizo en razón de que este le desaconsejo que emprendiera la travesía.

En el café, además de un busto que recuerda al “domador de los mares” –obra de Hidelberg Ferriño- se encuentro el mástil del Sirio, el último velero de Dumas, está también el gorro de Agua que dio la vuelta al mundo, hay timones, brújulas, sextantes, cuadros y libros de su autoría, además de otros elementos aportados por ocasionales visitantes que le dan al recinto un aire indiscutiblemente marino. Así Makao es un lugar en el que los encuentros, las charlas, los tragos y la amistad se transforman en común denominador de un ambiente sumamente placentero.
Makao fue declarado de Interés Turístico y Cultural por la municipalidad de General Pueyrredón y la celebración del 50 aniversario fue reconocida por el Consejo Deliberante.