CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 9 de septiembre de 2021

Detuvieron a militante político por abusar de la hija menor de una compañera

Se trata de un hombre que aprovechaba la confianza que lo unía con la familia de la mujer para, cuando ella participaba de distintos acampes, agredir sexualmente a la adolescente de 17 años. La joven quedó embarazada y debió abortar.

El fiscal Leandro Arévalo investiga dos casos de abuso sexual realmente estremecedores.

Otro caso aberrante de abuso es investigado en Mar del Plata: un militante político fue detenido en los últimos días acusado de agredir sexualmente a una joven de 17 años, hija de una compañera del movimiento político al que ambos pertenecían. Pero eso no es todo, producto de uno de esos ataques, la menor quedó embarazada y debió practicarse un aborto.

Según pudo saber LA CAPITAL tras consultar distintas fuentes, la captura del sospechoso se produjo hace poco más de dos semanas, cuando el fiscal Leandro Arévalo reunió pruebas que lo incriminaban directamente. Pero los hechos ocurrieron durante el último verano, y se suman a otro en el que instruye el mismo funcionario judicial, dado a conocer recientemente por este medio.

De acuerdo a la información obtenida en esta oportunidad, y a pesar del hermetismo con el que los investigadores se conducen en este tipo de causas judiciales, todo comenzó cuando el hombre, mayor de 40 años, inició el año pasado una participación activa en un movimiento político de izquierda, y así se hizo amigo varios militantes del mismo. Entre ellos estaba una mujer con la que trabó una relación de confianza y a la que solía ayudar a repartir bolsones de comida entre las personas necesitadas.

En ese marco, el acusado solía visitar la casa de su compañera y así conoció a sus hijas, todas menores de edad. También supo, de esa forma, cuáles eran en general los movimientos en la vivienda y los horarios en los que la mujer no se encontraba presente.

De esta forma, siempre según la investigación que figura en el expediente, entre los meses de enero y marzo pasados aprovechó para ingresar a la propiedad y abusar sexualmente de la hija mayor de la mujer, cuando ésta se hallaba en acampes o actividades del partido, cuyo nombre es preferente no hacer público en esta nota, como así tampoco los nombres y domicilios de víctima y victimario, con el objetivo de preservar la identidad de la menor.

Lo cierto es que, producto de uno de los ataques carnales, la adolescente quedó embarazada. Hasta entonces, ella no había revelado a nadie lo que ocurría, debido a que el hombre la amenazaba con lastimar a sus pequeñas hermanas si contaba algo. Sin embargo, cuando supo que esperaba un bebé, rompió el silencio y relató a su madre las aberraciones que había sufrido.

De inmediato, se hizo la denuncia correspondiente, con las declaraciones testimoniales respectivas, se reunieron las pruebas correspondientes y a la víctima, por decisión propia, se le realizó un aborto en el Hospital Materno Infantil.

Una vez autorizado por la Justicia de Garantías, el fiscal Arévalo ordenó la detención del acusado, quien el pasado 20 de agosto se negó a declarar en Tribunales. Desde entonces, permanece alojado en la Alcaidía Penitenciaria Nº 44 de Batán, imputado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”.

Entre otros indicios con los que cuentan los instructores judiciales para sostener la incriminación del hombre se hallan un test de embarazo de la menor, declaraciones de diversos testigos e informes médicos del Hospital Materno. Además, se aguarda la realización de un análisis que permita el cotejo de material genético de la víctima, del feto -de 18 semanas- y del acusado, cuyo resultado será clave en el desarrollo de la investigación.