CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Arte y Espectáculos 2 de abril de 2023

El artista uruguayo Daniel Maza renueva su amor por el bajo, la docencia y Mar del Plata

"Soy feliz desde que elijo el bajo con el que voy a salir, porque quiere decir que voy a tocar" le confía el experimentado músico, compositor y arreglador a LA CAPITAL, en una charla a pocos días de su regreso a la ciudad.

Daniel Maza.

“Vamos arriba”. Así concluye Daniel Maza cada idea, cada emoción. Así enfatiza conceptos, por ejemplo cuando expresa su cariño por Mar del Plata; cuando habla de la felicidad que le dan tanto la docencia como salir a tocar, componer o trabajar en algún arreglo musical; cuando describe las características de cada uno de sus bajos; cuando habla de la diferencia entre músicos y quienes se dedican a la música o disfruta de antemano el encuentro con artistas marplatenses como Cecilia Pugliese y Silvia Sab.

Maza estará en Mar del Plata este jueves 5 de abril, para dar una clínica de bajo y ritmos latinoamericanos para la comunidad educativa del IPA Adolfo Ábalos. Será en el marco del ciclo Regencia Abierta. “Ya estuve durante la pandemia, con gran convocatoria de estudiantes y profesores. Esta vez será presencial y además podrán participar estudiantes del departamento de Música, las personas del área de Danzas y Expresión Corporal que quieran asistir”, describe el destacado músico uruguayo.

“Soy feliz desde que elijo el bajo con el que voy a salir, porque quiere decir que voy a tocar”, asegura el artista en una charla con LA CAPITAL, a pocos días de su regreso a Mar del Plata.

-¿Qué es lo que más disfrutás como docente? ¿Qué te interesa transmitir?

-La docencia me hace feliz. De hecho ver a algunos alumnos a los que yo les he enseñado a tocar el bajo, que hoy son tipos profesionales, me llena de orgullo, me da una alegría tremenda. Pienso que la docencia es algo maravilloso. Cuando recién arranqué, pensé que no iba a poder, que no tenía pasta para eso, pero con los años me di cuenta de que lo disfruto y que no puedo estar sin enseñar. Aparte de que uno le enseña a los alumnos, uno aprende con los alumnos.

-Instrumentista, docente, compositor, arreglador, cantante: ¿hay alguna actividad que, en tu corazón, signifique más que otra o son difíciles de separar?

-En realidad, van todas juntas. No podría elegir una porque me metería en un problema. Me encanta tocar, me encanta componer, ojalá pudiera componer todo el tiempo. Arreglador también, lo que pasa es que hay muchos arregladores. Ahora yo estoy haciendo trabajos de arreglador y me encanta. Todo me hace feliz, ya desde que me visto y elijo el bajo con el que voy a salir a la calle, porque si salgo con el bajo es porque voy a tocar, así que ya eso ya es un swing que no se puede más.

-¿Cómo elegís con qué bajo salís?

-Cada uno tiene lo suyo. El Pocho es un bajo que sirve para todo. El Herle es un bajo al que yo le digo Tyson, como Mike Tyson porque siempre está enojado, es un bajo que ronca como loco. Después tengo el DOH que es un bajo un poco más dulce, ese lo uso más que nada para grabar. Ese se llama Sandro. Y después tengo un baby bass que se llama Norberto en honor a mi suegro. Ya elegir con cuál de esos voy a salir me pone feliz porque estoy eligiendo y porque me voy a ir a tocar. Vamos arriba.

-¿Cómo va el disco nuevo?

-Está terminado ese disco, la verdad estoy muy contento. Siempre el último disco es el mejor de todos, de los míos. Se llama “Melomazeando” porque son melodías de un disco de jazz, que la gente puede cantar. Por lo regular en los discos de jazz, las melodías, salvo algunas cuantas, son un poco difíciles, pero este tiene melodías muy lindas muy cantábiles, se diría en un idioma musical, por eso se llama “Melomazeando”, cantando melodías con el Maza sería la traducción. Estoy muy contento, grabamos con quinteto, con percusión, con coros, ojalá que les guste, y ojalá que corra por Mar del Plata, vamos arriba.

-¿Cómo definís tu relación con Mar del Plata? ¿Va más allá de lo artístico?

-Mar del Plata me encanta, para mí es inevitable pensar en Mar del Plata sin pasar por la parte en la que voy a pasarla bien, a descansar, a ver agua, a caminar un poco por la playa tanto en verano como en invierno. Tengo muchos amigos en Mar de Plata, muchos amigos músicos y gente que no se dedica a la música pero que son amigos también, y siempre lo asocio con ir y pasarla bien. Y cuando voy a tocar, siempre trato de generar que el público que va a verme se vaya pensando que soy como un primo, un sobrino. Ese es mi único anhelo, que la gente piense, aparte de que toqué bien, “qué buena energía”.

-¿Cómo las experiencias que has tenido con otros artistas han contribuido a formarte en el aspecto de transmitir tu pasión por la música?

-He tenido la suerte de tocar con grandes grandes músicos. Si me pongo a nombrar, seguro que me voy a olvidar de alguien, pero sí he tocado con muchísima gente de la que aprendí un montón. Algunos viven la música con más pasión que otros, algunos son gente que no puede vivir sin la música. También he trabajado con gente que se dedica a la música, que no es lo mismo que ser músico. Hay gente que se dedica a la música y es como un negocio. Pero por suerte de los tipos que se dedican a la música algunos son tan profesionales que también he aprendido cosas de ellos y de los tipos que son músicos, los que respiran y viven música, he aprendido cosas increíbles, musicales y no. Yo soy muy corto, siempre corto camino en mis conceptos y creo que se aprenden cosas que hay que hacer y también se aprenden cosas que no hay que hacer. Por ejemplo, en nuestro oficio hay mucho ego y está bueno tener un poco de ego, porque es lo que te hace funcionar, pero cuidado porque si se sale de control, es un calvario para los que te rodean y para vos también, entonces hay que manejarlo, hay que tenerlo ahí medio en el costado.

-De Mar del Plata volvés a trabajar con Cecilia Pugliese y también con Silvia Sab. ¿Cómo se generó el proyecto?

-Con Ceci ya he trabajado mucho, con Silvia no, pero venimos preparando esto ya hace bastante tiempo. Entonces nos venimos comunicando y venimos hablando y uno ya más o menos va viendo que la cosa viene muy profesional. Silvia y Ceci son dos personas que laburan profesionalmente, así que de eso el único resultado posible es que va a estar buenísimo. Estoy súper entusiasmado de poder trabajar con las dos, con dos reinas. Vamos arriba, estoy súper ansioso.

Daniel Maza vuelve a Mar del Plata

“Discografías”

“Discografías” es el proyecto que unirá sobre el escenario, este sábado, a Daniel Maza, Silvia Sab y Cecilia Pugliese, quien también produce el espectáculo. Será a las 20.30 en San Luis 2849.

“Es una noche de encuentros y reencuentros, pero sobre todo es la reunión en un mismo escenario y en Mar del Plata de Daniel Maza y Silvia Sab, dos musicalidades que encarnan en sus cuerpos y en sus vidas lo más distintivo de la región. Silvia es la voz del tango que nos ha proyectado tantas veces en tantos escenarios y con una permanente presencia acá en la ciudad y Daniel es el profesionalismo, la maestría, la amistad, el corazón. Para mí, estar con ellos es crecer”, describió Cecilia Pugliese.

“Daniel va a llevar boleros, Silvia va a llevar tango y música rioplatense y yo voy a llevar mis canciones. Va a ser variadito, va a ser muy rítmico, muy colorido con mucho sentimiento”, señaló Pugliese.

Sab, en tanto, definió que “folklore y tango comparten historia, sentimiento, intensidad, líneas melódicas, poesía. Encuentro en los géneros y composiciones que interpreto una forma de expresarme. Con este equipo, pleno de talento y de trayectoria, me siento feliz, con todas las ganas de dar lo mejor. Con cada una de estas experiencias uno aprende y crece. Sumale un grupo humano con calidad de persona, generosos, empáticos, hacen de esto un disfrute, personal y general. Yo muy contenta de sentirme dentro de este equipo. He recibido, sin conocer personalmente a Daniel, su cordialidad y sencillez en cada palabra. Estoy muy agradecida con Cecilia Pugliese, por incluirme en su idea y proyecto”.



Lo más visto hoy