La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 11 de septiembre de 2019

El asesino de Dalina Di Mauro pide el beneficio del régimen abierto

Ezequiel Medina, detenido desde hace 10 años y condenado por el crimen que conmocionó a Mar del Plata, solicitó el acceso al programa "Casas por Cárceles". Indignación y bronca entre los familiares de la víctima.

Dalina Di Mauro fue asesinada en febrero de 2009 en un polirrubro de San Juan y Gascón.

Ezequiel Medina (33), condenado a 21 años de prisión por asesinar a Dalina Di Mauro (34) durante un asalto ocurrido en 2009, pidió recientemente acceder al programa “Casas por Cárceles”, un beneficio de régimen abierto dentro del mismo penal de Batán.

Así lo confirmaron fuentes judiciales consultadas por LA CAPITAL, tras una queja de los familiares de la víctima, quienes se encuentran indignados tras haber tomado conocimiento de la situación. El próximo 28 de octubre, habrá una audiencia en el Juzgado de Ejecución N° 1, a cargo de Raúl Perdichizzi, en la que participará el fiscal Marcelo Blanco y el representante legal de Medina, y se decidirá si se acepta o no su solicitud.

“Para que se sepa como es la Justicia en este país, al asesino de mi hermana, Dalina Di Mauro, le dieron 21 años de cárcel, y eso me dicen que es justicia. Y no sólo eso, recién pasaron 10 años y le dan el privilegio que ella no tiene: está pidiendo salidas transitorias”, protestó Mariano, hermano de la víctima, a través de una publicación en las redes sociales. Y agregó: “Yo no lo puedo creer que nos sigan torturando de esta manera. Les pido a todos los marplatenses que nos ayuden, que se difunda y que ese asesino no quede libre en nuestras calles, por la seguridad de todos”.

En rigor, las fuentes consultadas por este medio negaron que Medina haya solicitado salidas transitorias, sino que lo que solicitó fue acceder al programa “Casas por Cárceles”, que contempla la posibilidad de ser alojado en una casa custodiada por personal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), pero no la de salir del predio de la Unidad Penitenciaria.

Además, los informantes explicaron que fue la propia Justicia de Ejecución la que notificó correspondientemente a las víctimas, como contempla la reforma de la ley llevada adelante el año pasado. En tanto, sostuvieron que la situación de Medina recién se resolverá el 28 de octubre y que por ahora no se sabe si ese beneficio le será adjudicado o si el juez interviniente lo rechazará.

Un caso que conmovió a la sociedad

El crimen de Dalina Di Mauro conmovió a la sociedad en febrero de 2009.
La mujer trabajaba en un polirrubro de San Juan y Gascón cuando dos ladrones entraron a robar. Ella no opuso resistencia y les entregó cigarrillos y dinero.
Los delincuentes se fueron y subieron a una motocicleta. Sin embargo, y a pesar de que ya tenían lo que habían querido robar, uno de los ladrones disparó contra la víctima.
La explicación que encuentran algunos es que el delincuente se habría “vengado” de la comerciante, a quien acusó de haber llamado a la policía. Nunca se supo. Pero el resultado fue trágico. Di Mauro quedó tendida en el suelo gravemente herida en la cabeza. La trasladaron de urgencia al Hospital Interzonal General Agudos (HIGA), donde estuvo internada durante unos días de agonía hasta que falleció.

El caso causó conmoción en la sociedad y hasta provocó que el Gobierno de ese entonces ordenara el traslado, por primera vez, de fuerzas federales como Prefectura y Gendarmería para custodiar las calles de la ciudad.
Medina fue detenido poco tiempo después y, a pesar de que su defensa sostuvo que la autoría material del crimen de Di Mauro había sido de David Cisterna (un delincuente que también fue detenido y apareció ahorcado en su celda de la Unidad Penitenciaria N° 44 de Batán antes del juicio oral), la Justicia lo condenó a 21 años de prisión.
A comienzos de 2019, al cumplirse una década del asesinato de su hermana, Mariano Di Mauro publicó una carta, también en las redes sociales, en la que expresó que había pasado el tiempo pero “no el dolor”. Ahora, seis meses después, lo ratifica.