La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 14 de febrero de 2020

El Concejo Deliberante define el presupuesto y la suba de tasas

Es el Día D para los proyectos de gestión del intendente Montenegro. El oficialismo confía en conseguir los votos para aprobarlos. Se prevén incrementos de hasta 55% en la TSU y de cerca del 50% en la tarifa del agua.

La radical Baragiola dialoga con Neme y Carrancio, de Vamos Juntos, en la sesión del miércoles pasado. El oficialismo votará a favor del paquete presupuestario.

Las ordenanzas clave para la gestión de Guillermo Montenegro, el presupuesto, la fiscal y la impositiva, confluyen hoy en el recinto del Concejo Deliberante, al que llegaron con dictamen de comisión y pronóstico optimista del oficialismo.

La jornada legislativa incluye una asamblea de concejales y mayores contribuyentes que tratará las normas tributarias (establecen un aumento de 55% en la Tasa de Servicios Urbanos para el 90% de los contribuyentes) y una sesión extraordinaria que considerará el presupuesto municipal, el de Obras Sanitarias y el Reglamento General del Servicio Sanitario, que estipula un incremento cercano al 50% en la tarifa del agua.

El interbloque oficialista de Juntos por el Cambio, compuesto por Vamos Juntos, la UCR y la Coalición Cívica, mantuvo en reserva el poroteo de votos, pero basa su optimismo en los avales previos que recogieron las ordenanzas. El presupuesto de la administración central y los entes descentralizados, que supera los $ 17.700 millones, tuvo dictamen el miércoles en la comisión de Hacienda, los mismo que los expedientes de OSSE. Las ordenanzas fiscal e impositiva, por su parte, tuvieron su aprobación preliminar en el recinto el miércoles de la semana pasada.

En todos los casos, las normas cosecharon adhesiones de bloques y ediles que no forman parte del interbloque oficialista. Sobre todo el del opositor Acción Marplatense. También el de Mercedes Morro, que se apartó del Frente Renovador para formar su monobloque Tercera Posición en el transcurso del debate, y el arroyista Mauricio Loria (Agrupación Atlántica).

Lejos de esa postura se ubicaron el Frente de Todos, primera minoría en el Concejo, y Ariel Ciano, el edil que quedó en el Frente Renovador.

Uno de los puntos centrales del debate se concentra en la TSU. Contra el discurso oficial, que establecía un 49,5% de incremento, el Frente de Todos advirtió que la suba será de 55% para la gran mayoría de los contribuyentes. El oficialismo no desconoce ese dato, pero pone el énfasis en que a la Municipalidad le ingresará un aumento de 49,5%, menor a la inflación del 53,8% del año pasado. Es que el 10% de las cuentas gozará de un tope o volverá a valores de 2018 por los incrementos que sufrieron el año pasado.

Conviene tener en cuenta un dato: la asamblea de concejales y mayores contribuyentes que tratará las ordenanzas tributarias está compuesta por contribuyentes que responden a la vieja composición del Concejo. Son 24 concejales y 24 mayores contribuyentes, de los cuales, por ejemplo, cinco son arroyistas, uno responde al ex concejal radical Mario Rodríguez (crítico de Cambiemos) y otro al secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, que fue concejal hasta el 10 de diciembre.

El gobierno necesita allí una mayoría especial para salir airoso. Veinticinco votos sobre los 48 totales. Según fuentes oficialistas, la votación en general no correría riesgos. Más ardua es la junta de adhesiones para el tratamiento particular. Acción Marplatense adelantó sus diferencias con el artículo que alude a la ampliación de la sobretasa de Salud, que incorporará Educación y tendrá un incremento de 140%. Si AM no cambia de opinión, Juntos por el Cambio necesitará otros aliados para llegar a los 25 votos.

Lo mismo sucede en el caso del artículo que incorpora un bono voluntario de los usuarios de los polideportivos destinado a su mantenimiento, un proyecto que fue rechazado por el Concejo en el primer año de gestión de Carlos Arroyo. AM no compartió la forma de proponerlo (“es un bono voluntario cuando las ordenanzas fiscal e impositiva estipulan tributos obligatorios”, argumentó el jefe del bloque, Horacio Taccone). Allí también el Ejecutivo necesitaría otros aliados.

Otro eje de la discusión es el de las partidas presupuestarias. El oficialismo celebra los incrementos en Desarrollo Social, Educación, Salud y Seguridad. La oposición lamenta la “insuficiencia” de fondos “para generar empleo”; es decir, para Desarrollo Productivo.

En cuanto a la tarifa del agua, el aumento en discusión va del 43,8 al 49,5% de acuerdo a las zonas.