3 de julio de 2018
Comentarios

El desconcierto por la suba de tasas alcanza a comerciantes, empresarios y profesionales

Desde la Defensoría del Pueblo advirtieron que tras los aumentos impuestos por la comuna, también hay confusión entre los contribuyentes de Seguridad e Higiene. Reclaman precisiones sobre los ajustes aplicados sobre ese tributo.

Además de recibir los reclamos de los vecinos que pagan la Tasa de Servicios Urbanos, la Defensoría del Pueblo está atendiendo las consultas de los contribuyentes de la Tasa de Seguridad e Higiene, para quienes la última suba aplicada por la Municipalidad resulta igual de “confusa y desconcertante“.

Así lo aseguró uno de los titulares del organismo, Fernando Rizzi, quien impulsó un pedido de informes para que el Ejecutivo les explique a los empresarios, comerciantes y profesionales la forma en la que deben ser abonados los ajustes que acaban de entrar en vigencia.

Según Rizzi, la Defensoría está recibiendo a “numerosos contribuyentes que expresan su confusión” frente a las subas aplicadas por la comuna y ante el esquema de pago impuesto, mediante el cual, se está reclamando la cancelación de ajustes retroactivos.

“Si bien la mayoría de los casos se refieren a la Tasa por Servicios Urbanos, también se han acercado profesionales y comerciantes que plantearon su desconcierto en relación a las últimas modificaciones y aumentos sobre la Tasa de Inspección en Seguridad e Higiene“, indicó.

“Sabiendo que durante el mes de mayo pasado se han modificado sin notificación previa los montos mínimos a tributar por los contribuyentes de Seguridad e Higiene y siendo dicha modificación retroactiva al mes de enero de 2018, la Defensoría del Pueblo realizó un pedido de informes solicitando precisiones sobre la forma en la que se deben abonar los ajustes correspondientes a los primeros 5 periodos del año ya vencidos“, explicó Rizzi.

En ese sentido, el funcionario hizo notar la escasa predisposición del gobierno y de la Agencia de Recaudación Municipal para explicarles a los contribuyentes el impacto de las medidas que acaban de ser aplicadas.

Y en ese sentido reprochó que “no exista información alguna, ya sea por el Boletín Municipal u otro medio, sobre cómo debe procederse”, ya sea explicando “si es el contribuyente quien debe realizar los ajustes o si esa tarea la hará el sistema computarizado de la Municipalidad de forma automática”.

Subir