La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 30 de agosto de 2019

El oficialismo busca definir y aprobar un aumento de tasas

Es para asegurar el funcionamiento de la Municipalidad en los últimos cuatro meses del año. Se tratan a destiempo las ordenanzas fiscal e impositiva. El bloque arroyista, el radicalismo y otros aliados negocian los porcentajes.

Parece irreal, pero no lo es: hoy, 30 de agosto, el Concejo Deliberante buscará aprobar dos normas que se suelen tratar a principios de año para asegurar el financiamiento del municipio. Los expedientes en cuestión son las ordenanzas fiscal e impositiva, que contienen los aumentos de tasas y derechos.

El oficialismo está urgido. El secretario de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle, comprimió a principios de año el calendario de pago de la Tasa de Servicios Urbanos (TSU). En lugar de en doce cuotas, los contribuyentes debieron abonarlas en ocho, lo que significó un aumento de hecho, sin que pasara por el cuerpo deliberativo.

Así, el gobierno de Carlos Arroyo se garantizó el financiamiento en los primeros ocho meses del año. Hoy irá por el de los últimos cuatro meses, que coinciden con los finales de la gestión arroyista y el inicio de su reemplazante. Por eso los posibles sucesores también estarán atentos a lo que ocurra hoy.

Lo concreto es que a los contribuyentes ya les llegaron todas las facturas del año de la TSU. Si no hubiera aumento, no les tendrían que llegar más. Pero lo va haber. El dilema es de cuánto. Hasta se puede dar la paradoja de que las próximas facturas contengan montos menores a los que se venían pagando.

Es tan particular el tratamiento que el oficialismo y sus aliados decidieron aprobar el miércoles en la comisión de Hacienda los porcentajes de aumentos de tasas que habían llegado a la sesión anterior y fueron devueltos para su revisión. Lo hicieron para acelerar los tiempos y lograr que las ordenanzas fiscal e impositiva regresaran al recinto. En el medio, mantuvieron negociaciones para llegar a una redacción consensuada.

¿Dónde reside el desacuerdo? En los montos de las tasas. Principalmente en la TSU. El radicalismo pidió bajar el porcentaje que contenía el proyecto original y también el que había acordado con la Agrupación Atlántica antes de las PASO. La intención es golpear el bolsillo de los contribuyentes lo menos posible. “El mensaje de las urnas fue claro: la gente no tolera más aumentos”, dicen en la UCR. “Pero también somos responsables y entendemos la necesidad de financiar al municipio”, agregan.

El intendente Arroyo también se manifestó a favor de disminuir el monto de los aumentos, pero ese deseo, contra lo que cabía esperarse, no parece haber obrado como un facilitador de las negociaciones.

El proyecto fue aprobado en comisiones por los arroyistas Mauricio Loria, Patricia Serventich y Guillermo Arroyo, y por Alejandro Carrancio (Crear), candidato a concejal de Montenegro. La radical Cristina Coria se abstuvo y los opositores Virginia Sívori (Unidad Ciudadana), Claudia Rodríguez (Acción Marplatense) y Mercedes Morro (1País) votaron en contra.

Hay otra incongruencia: las ordenanzas fiscal e impositiva se tratan con el presupuesto ya sancionado. Además, si se aprueban hoy todavía necesitan el aval de la asamblea de concejales y mayores contribuyentes, que debe citarse para dentro de ocho días.

Los gastronómicos esperan novedades

La sesión tendrá lugar después de que un numeroso grupo de comerciantes gastronómicos reclamara en la comisión de Hacienda una disminución de la presión fiscal. Cuestionaron los costos de los servicios de recolección de residuos, los cargos por tener mesas y sillas afuera y los mínimos de la tasa de Seguridad e Higiene. El martes, concejales oficialistas y opositores se comprometieron con ellos a promover medidas de alivio, por lo que se cree que hoy también podría haber novedades en ese sentido.