La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Arte y Espectáculos 17 de agosto de 2019

El último adiós al cineasta en las redes sociales

Profundo pesar en el ambiente cinematográfico.

Familiares, instituciones y personalidades del cine expresaron este sábado su congoja y dolor por la muerte del realizador cinematográfico y presidente del Festival de Cine de Mar del Plata, José Martínez Suárez, quien falleció esta tarde a los 93 años.

Su sobrino nieto, el productor televisivo Ignacio “Nacho” Viale, envío un sentido mensaje a través de su cuenta de Twitter, donde dibujó un corazón junto a la fotografía de su tío abuelo de décadas atrás.

El realizador Juan José Campanella señaló: “Falleció un grande entre los grandes. Para mí, mi gran maestro, pero sobre todo mi gran amigo y un segundo padre. Le debo todo”.

En tanto, el productor cinematográfico Axel Kuzstchevatsky -que negoció con él los derechos de “La patota” para la remake de Santiago Mitre- escribió en las redes sociales: “Lo supuse eterno, pero quizás él lo sea a través de su cine. Gracias maestro y buen viaje al país de las películas infinitas”.

Además, el Ministerio de Cultura de la Nación emitió un comunicado en el que saludó al realizador fallecido y le agradeció su “incondicional aporte al cine y nuestra cultura”.

En el mismo sentido, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), que en 2008 lo nombró presidente del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, cargo que ejerció hasta su fallecimiento, destacó en un mensaje: “Nos quedan para siempre su calidez, su pasión por el trabajo y sus películas”.

La entidad Directores Argentinos de Cinematográficos (DAC), escribió por su parte “el cine argentino llora a su gran director, maestro y amigo” y la Asociación Argentina de Actores lo despidió señalando que fue “un formador de varias generaciones de directores y trabajadores del cine”.

Asimismo, el ministro de Cultura nacional, Pablo Avelluto recordó a Martínez Suárez como un “gran artista, maestro de generaciones de directores de cine” y lo definió como “una persona inteligente, genial, única e inolvidable. A su lado no había grietas, sólo talento”.

El Museo del Cine de la Ciudad de Buenos Aires destacó que Martínez Suárez “cambió la dirección del cine argentino a fuerza de obras maestras”.

El actor Osvaldo Santoro, que pidió que hoy se realice un minuto de silencio en el Cilindro de Avellaneda debido a su pasión por Racing Club; los realizadores Gonzalo Tobal y Andrés Di Tella, las actrices Linda Peréz, Mercedes Fúnes y Flavia Palmiero, y el conductor televisivo Marcelo Polino, junto con la Casa del Teatro, recordaron también al gran director de cine.

Nacido en Villa Cañás, Santa Fe, el 2 de octubre de 1925, Martínez Suárez era hermano mayor de las mellizas Mirtha y Silvia Legrand y se inició en su profesión como “oyente” en los Estudios Lumiton.

El debut fue en 1943, cuando tenía 18 años, durante el rodaje de “Se rematan ilusiones”, que dirigió Mario C. Lugones, para un año después ser pizarrero de Carlos Hugo Christensen en “La pequeña señora de Pérez se divorcia”.

Entre otros filmes dirigió “El crack”, “Dar la cara”, “Los muchachos de antes no usaban arsénico” y “Noches sin lunas ni soles”, además de haber sido guionista de “La Mary”, realizada por su cuñado Daniel Tinayre.