La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 13 de enero de 2019

Estadías cortas y consumo medido, la tendencia del verano en la ciudad

El turismo se concentra los fines de semana pero decae de lunes a jueves. La ocupación hotelera, el alquiler de departamentos y la demanda en balnearios ronda el 70%. Esperan que la actividad repunte en la segunda quincena.

Las estadías promedio en la ciudad son de 3 o 4 noches.

En la recta final de la primera quincena de enero, según distintos sectores consultados por LA CAPITAL, Mar del Plata vive una temporada con aceptable movimiento turístico, levemente superior al mismo tramo del verano anterior, con un consumo “acorde” a la situación económica, estadías promedio de entre 3 y 4 noches, una ocupación hotelera que ronda el 70% y una particularidad que vuelve a repetirse: el turismo se concentra los fines de semana pero en la semana la actividad decae. Las expectativas ahora se concentran en la segunda quincena.

El clima, sin dudas, es un factor clave. Y hasta ahora el buen tiempo solo acompañó parcialmente en lo que va de enero, ya que en los primeros días del 2019 se vivieron varios días inestables y lluviosos que empañaron la actividad de algunos sectores. Sin embargo, en general, todos esperan que la segunda quincena sea más fructífera y mantienen expectativas favorables en cuanto al saldo definitivo que dejará la temporada 2019.

Este fin de semana los indicadores son mejores que el anterior. Tanto desde el Ente Municipal de Turismo (Emtur) como desde la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica, el Colegio de Martilleros, la Sociedad de Conductores de Taxis y la Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines (Cebra) destacan que gracias al calor Mar del Plata está viviendo un “buen fin de semana”.

Desde el viernes la ciudad registra una ocupación hotelera promedio del 83%, cifra que supera al 70% relevado el fin de semana pasado.

“En general la actividad se viene concentrando en los fines de semana, con niveles de ocupación promedio del 70% en las distintas categorías”, señalaron desde la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica.

Los establecimientos de cuatro y cinco estrellas registran mayor nivel de ocupación que los de menor categoría, pero también ofrecen un menor número de habitaciones.

“En general es parejo, vemos que todos vienen trabajando bien. Influye muchísimo el tiempo porque la gente consulta antes de venir, pero esperamos un repunte para la segunda quincena”, agregaron.

La misma tendencia se percibe en los balnearios, donde la contratación de espacios de sombra se eleva considerablemente los fines de semana, aunque claro está que el tiempo resulta un factor determinante en este rubro.

“Para nosotros el tiempo influye mucho. Hasta ahora el movimiento es similar al de la temporada pasada, aunque tuvimos algunos días de lluvia en lo que va de enero, pero los días de sol trabajamos muy bien, fundamentalmente los fines de semana”, indicó Pablo Pilaftsidis, presidente de la Cámara de Empresarios de Balnearios Restaurantes y Afines.

“Cuando el tiempo está feo o mejora tarde, la gente se concentra en el centro y en los sectores más alejados se dificulta un poco más”, dijo e informó que en general los balnearios vienen trabajando con una ocupación de entre el 70 y el 80% en promedio y que “claramente los viernes, sábados y domingos es cuando se registra el mayor nivel de consultas”.

Departamentos

Desde el Colegio de Martilleros coincidieron con el análisis y señalaron que “se nota un descenso durante la semana y cierto repunte desde el jueves hasta el lunes”, según describió el presidente de la entidad, Miguel Donsini.

“Hasta ahora los picos son del 70% y se producen los fines de semana. Hablamos de un turismo que está viniendo por 3, 4 o hasta 5 días; en algunos casos una semana”, aseguró el titular de la entidad.

Por el momento la demanda se concentra mayormente en los departamentos del micro y macrocentro de la ciudad. “Es lo más rápido”, dijo y precisó que en la mayoría de los casos las reservas se hicieron con anticipación, en gran parte en forma online.

Con respecto a las zonas más alejadas del centro, como los barrios del sur o el norte, “hay un poco menos de demanda que año pasado”, indicó Donsini, quien así como calificó a la temporada anterior con 6 puntos, anticipó que la que se está viviendo será “un poco mejor, que cerrará con 7 puntos”.

Gastronomía

Alcanza con salir a recorrer la ciudad para observar que distintos corredores gastronómicos de Mar del Plata vienen trabajando a buen ritmo en lo que va de enero. Si bien el consumo en muchos casos es medido y se buscan opciones económicas, no todos los restaurantes están llenos pero sostienen una demanda interesante.

Desde la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra), explicaron que “en los días de semana se trabaja bien, pero es en los fines de semana cuando se registra la mayor demanda”.

La secretaria general del gremio, Nancy Todoroff, aseguró que “en general todas las categorías están trabajando de manera pareja”, aunque perciben que el movimiento que hasta ahora ofreció enero es “levemente inferior” al mismo período del verano anterior y que las opciones más económicas captan la atención del turismo.

Taxistas

Los taxistas de Mar del Plata están en permanentemente contacto con el turismo. Desde la Sociedad de Conductores de Taxis ven que lo que hasta ahora dejó enero “ha sido positivo”.

“Los fines de semana están siendo muy buenos y en la semana bajan un poco los viajes”, aseguró el titular de la entidad, Raúl Vicente, quien a partir del intercambio de opiniones realizado con los choferes indicó que si bien “el poder adquisitivo de la gente que vino no es el óptimo, después de un año difícil como el que tuvimos no se podía esperar que la gente viniera con mucho más para gastar”.

El presidente de la Sociedad de Conductores de Taxis destacó que “la gente hizo un esfuerzo para veranear” y que los viernes, sábados y domingos es cuando más se percibe el movimiento en las calles.

“Nos da ánimo ver las playas llenas. Y también ver el aeropuerto con más vuelos. Es una buena vía de importante cantidad de viajes que gracias al sistema de pago con tarjetas de crédito y débito que contamos en nuestras unidades le podemos ofrecer al turista que recién llega de otra provincia un servicio de calidad”, agregó.

Casinos

En las salas de juego de la ciudad se percibe un movimiento “muy similar” al de la temporada anterior con un volumen de juego en el mismo nivel, según afirmó Roberto Páez, secretario general de la Asociación Empleados Administración Maestranza de Casinos (AMS).

“Notamos mucho movimiento el fin de semana. Los jueves empieza a aumentar, los viernes y sábados son los mejores días y el domingo a la noche ya desciende”, apreció.

En los próximos días el gremio realizará un balance del volumen de juego que dejó la primera quincena de enero en el Casino Central. “Hasta ahora lo vemos muy similar al de la temporada anterior y no creemos que difiera demasiado”, añadió Páez.

La segunda quincena de
enero se perfila mejor

Todos los sectores y operadores turísticos consultados por este medio coincidieron en las buenas expectativas de cara a la segunda mitad de enero, para cuando ya hay buena cantidad de consultas y reservas tanto en lo que hace a la hotelería como al mercado inmobiliario y los balnearios.

“En función de las consultas que venimos recibiendo y del nivel de reservas confirmadas creemos que la segunda quincena va a ser muy buena”, indicaron desde la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica.

En tanto, desde la Cámara de Balnearios señalaron que “hay buena cantidad de reservas para la segunda quincena” y que si bien dependerá de cómo se presente el tiempo, “creemos que nos va a permitir cerrar enero con un balance positivo”.

“Estas primeras semanas de enero ha venido gente pero esperamos que sea todavía mejor la segunda quincena. Aunque también hay muchas reservas para febrero, que se perfila para ser mejor que el año pasado”, coincidieron desde el Colegio de Martilleros.