La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Pibxs 29 de enero de 2020

Estilo de vida “eco”: cómo lograr una mejor convivencia con el medio ambiente

Cepillos de dientes de bambú, shampoo sólidos y otros productos innovadores demuestran que se puede beneficiar al medio ambiente al reemplazar algunos elementos de uso cotidiano. "Eco" y "Soy Eco" apuestan a este cambio en Mar del Plata.

En un mundo en constante transformación, donde los ciudadanos comienzan a percatarse de los graves efectos de sus acciones sobre el medio ambiente, surgen también nuevas opciones para reemplazar elementos cotidianos por versiones sustentables. Este es el caso de “Ecos”, un emprendimiento marplatense que busca “cambiarlo todo”, así como afirman en sus redes sociales. También es el caso de “Soy Eco”, que también representa a la ciudad en sus avances hacia un futuro más verde.

Sus productos artesanales y creados con materiales reutilizados contribuyen con la concientización y la transmisión de un mensaje: podemos seguir haciendo todo lo que hacemos con el menor impacto posible. La información y las acciones son el camino hacia la realización de un cambio concreto. En este contexto es que “Ecos” incluye un catálogo de productos como cepillos de dientes biodegradables de bambú, sorbetes reutilizables, percheros con materiales reciclados, laminas decorativas con mensajes inspiradores, bolsas de tela, entre otras cosas. Papel reutilizable, libros viejos o la goma de un vehículo. Todo puede convertirse en algo absolutamente nuevo.

Screenshot_20200128-100125_2

La joven marplatense Candela Bugna es la creadora de “Ecos”. Es estudiante de Ciencia Política y, con tan solo 21 años, se preocupa todos los días por el medio ambiente y la gestión de los residuos. Por lo tanto, su emprendimiento surge con la idea de “darle una segunda vida a residuos cotidianos y ofrecer reemplazos más amigables con el medio ambiente a productos que usamos todos los días”. Lo que comenzó como un proyecto de creaciones puramente artesanales creció rápidamente, e incluyó la distribución de otros productos en su catálogo. En la actualidad Candela comercializa cepillos de dientes y sorbetes que son fabricados en Buenos Aires, mientras que se encarga del resto de las opciones con sus propias manos y una gran creatividad. Los cepillos tienen un valor de $150, mientras que los sorbetes cuestan $80.

Pero no sólo se trata de vender, puesto que el enfoque está en el verdadero motivo de la existencia de “Ecos”: concientizar. Por esta razón proveen información en sus redes sociales y ofrecen la posibilidad de reemplazar elementos de la vida cotidiana para generar cambios en los hábitos. “Se sabe que sólo un 9% del plástico que se consume termina reciclándose efectivamente, aunque el porcentaje reciclable es mucho más alto”, confesó Candela con preocupación. Por lo tanto “es necesario buscar reemplazos mucho más amigables con nuestro entorno”. La elección de cepillos de dientes de bambú que son biodegradables y el uso de bolsas de tela para las compras son algunos de estos cambios que contribuyen con el objetivo. La joven emprendedora también recordó la importancia de las limpiezas de playas, las manifestaciones y los eventos de concientización.

Screenshot_20200128-095927_2

Para Candela los jóvenes son “la última generación que efectivamente puede hacer algo por el planeta y estamos movilizándonos muy activamente en todos lados”. Cada pequeña acción puede ser el motor para un cambio mayor, por lo que es importante tener en cuenta algunos tips de la marplatense a la hora de colaborar con la causa: elegir vasos térmicos reutilizables en lugar de los descartables, llevar cubiertos propios en la mochila, o comprar shampoo sólido, que poseen una menor cantidad de químicos y no poseen envases plásticos. Son reemplazos que “requieren tiempo para investigar bien, pensar y conseguir los elementos”, y que en el caso de “Ecos” también exigen un proceso artesanal en forma individual.

Otro emprendimiento marplatense que busca generar alternativas a los productos más cotidianos y normalizados es “Soy Eco”, creado por las ciudadanas de 38 años Guadalupe Lamas y Florencia Vrancovich. “Si miramos alrededor, todo es un residuo plástico”, contó Guadalupe. Por este motivo decidió apostar por la creación de elementos sustentables, que “no contaminan hoy y a su vez permiten que los recursos se preserven para las generaciones que siguen”. Los hábitos diarios fueron el punto de partida para generar productos “zero waste”, es decir, que no generen ningún tipo de desechos. Ni envases, ni packaging, ni bolsas. Simplemente tratan de proveer elementos de cuidado personal y artículos del hogar que son pensados especialmente para colaborar con el medio ambiente que nos rodea.

Screenshot_20200128-100027_2

Los productos de “Soy Eco” se basan en tres pilares fundamentales: reducir, reciclar y reutilizar. De esa forma, rechazan los envases plásticos y apuestan a envoltorios especiales que son tratados con aceite de soja. Además, los productos que contienen son naturales, artesanales y sólidos. De esta manera incluyen protector solar, shampoo, cremas humectantes, esponjas vegetales, pastillas dentales, exfoliantes, detergentes, hisopos de bambú, jabones, entre otros. El papel que los envuelve se degrada fácilmente, por lo que cumple con las expectativas de evitar el desperdicio. También venden cepillos de dientes de bambú. Guadalupe recordó que “un cepillo de plástico tarda 500 años en degradarse, por lo que los cepillos que usaron nuestros abuelos todavía están en algún lugar del mundo, generalmente en el mar”. Esta nueva alternativa es sustentable y ecológica, al igual que los cubiertos de bambú y las bolsas de tela.

Uno de los mayores beneficios del bambú es que crece sin la necesidad de utilizar fertilizantes o pesticidas, además de que produce una gran cantidad de oxígeno para combatir los gases de efecto invernadero. Por este motivo es una de las tendencias más importantes de este movimiento ambientalista de consumidores responsables.

“Soy Eco” recorre ferias en Mar del Plata, pero también cuenta con una tienda online para facilitar el acceso. Guadalupe comentó sorprendida que cuenta con una gran cantidad de clientes jóvenes, y que siente su preocupación por el medio ambiente. Aunque también destaca la participación de adultos mayores que prefieren contar con sus propias bolsas, y evitar las de plástico que proveen los comercios. Estos clientes pueden encontrar un amplio catálogo que cuenta con precios desde $75 hasta $600 aproximadamente, ofreciendo una gran variedad.

Screenshot_20200128-101854_2

Para Florencia, otra de las creadoras de este emprendimiento, es necesario “evitar el consumo de plásticos y pensar si lo necesitamos cada vez que compramos algo”. Asimismo destacó con seguridad que “si algo no puede ser reducido, reutilizado, reparado, revendido, reciclado o compostado, entonces debería ser restringido, rediseñado o removido de producción”.

Los pequeños cambios cotidianos pueden ser una gran ayuda, y el punto de partida es la información y la toma de conciencia. Leer, evaluar y luego comprar.

Por Delfina Mostafá para Pibxs