CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 2 de septiembre de 2020

Fue a atenderse al HIGA por una herida de bala y se fugó

El herido se trata de un joven de 23 años que tiene antecedentes delictivos. Había sido atacado en la zona de Don Orione y Guanahani.

Profesionales del HIGA

 

Un joven de 23 años recibió un balazo y luego de presentarse en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) para recibir las primeras atenciones y escuchar de boca de los médicos que debía quedarse internado, se escapó del nosocomio.

El hecho ocurrió en horas de la madrugada de hoy, después de que la víctima ingresara a la guardia del HIGA pasada la medianoche con una herida de bala en la zona intercostal. Sin dar demasiados detalles, adjudicó la autoría del disparo a una persona de su entorno familiar.

Según la reconstrucción del caso que hicieron fuentes extraoficiales consultadas por LA CAPITAL, el conflicto se había producido poco antes en el barrio Villa Lourdes. Si bien aún se desconocen los motivos, el enfrentamiento que derivó en el ataque sufrido por el joven ocurrió en las inmediaciones de las calles Guanahani y Don Orione, y tampoco se sabe la identidad del agresor.

Lo cierto es que, luego de recibir el tiro, la víctima se trasladó al HIGApor sus propios medios y los médicos descubrieron que presentaba un cuadro clínico con criterio de internación. Entonces, le realizaron las primeras curaciones pero cuando el personal policial del Destacamento emplazado en el interior del hospital comenzó a hacerle preguntas sobre lo ocurrido, sólo contestó que la situación se había iniciado por una discusión familiar y, más tarde, se escapó del lugar.

En ese marco, la Justicia y los uniformados empezaron una investigación y supieron que poco antes de que el joven fuera atacado los operarios del Servicio de Emergencias 911 habían recibido un llamado en el que un vecino alertaba sobre la presencia de un herido de bala en las inmediaciones de las calles Posadas y Ortíz de Zárate, a 400 metros del domicilio donde supuestamente se produjo la pelea familia.

Acto seguido, un patrullero con efectivos del CPC se presentó en esa dirección y fue recibido a piedrazos. A pesar de eso, los investigadores lograron constatar que efectivamente el agresor se encontraba en esa zona y se trataría de una persona mayor de 40 años, con quien el joven mantiene antiguos enfrentamientos.
Por otra parte, se supo que quienes apedrearon el patrullero fueron los propios familiares del herido de bala, quien tiene antecedentes por los delitos de “robo en la vía pública”, “robo agravado en grado de tentativa” y “hurto en grado de tentativa”.