La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Gastronomía 10 de junio de 2019

Gustavo Perosio: “Seguimos creando ocasiones para disfrutar un espumante”

Moët Hennessy Argentina presentó Chandon Apéritif en Mar del Plata. El director general de la empresa brindó detalles del primer espumante bitter y adelantó el lanzamiento de nuevos productos de la empresa.

Gustavo Perosio pasó por Mar del Plata para presentar lo nuevo de Chandon.

Gustavo Perosio, director general de Moët Hennessy Argentina, pasó por Mar del Plata para la presentación de Chandon Apéritif, un espumante a base de chardonnay, pinot noir y semillón infusionado con naranjas amargas y especias de todo el mundo, un producto que inaugura la categoría de ‘espumantes bitter’.

Perosio, junto a otros directivos de Moët Hennessy, como Pablo Landaburu (director comercial), Fernando Gourain (director de comunicación, eventos y trade marketing), Marcelo Benavides (gerente de Comunicación y Prensa), Gustavo Sánchez (enólogo de Chandon) e Ignacio Rodríguez (jefe regional de ventas región sur), estuvo en Cava Federal donde se realizó la presentación del nuevo producto de la compañía y en la previa habló con LA CAPITAL.

“Aperitif tiene mucho tiempo de trabajo, de pensado. Nosotros en 2012 lanzamos Delice, que es un éxito y se convirtió en la segunda variedad más vendida de la compañía por detrás de nuestra nave insignia que es Chandon Extra Brut. Después de Delice empezamos a pensar en desarrollar una nueva experiencia de consumo”, cuenta Perosio en el principio de la charla.

“Muchos de nosotros -continuó- tenemos la posibilidad de estar ligados a Francia, la compañía (Moët Hennessy) es francesa, y viajamos. Y veíamos que los franceses disfrutan mucho de la experiencia el apéro, que comparten muchos con amigos después del trabajo, en el after office o antes de comer. Y además veíamos que estaba presente la burbuja, que tomaban champagne como aperitivo. Entonces ahí pensamos que teníamos que hacer un aperitivo con nuestro mejor producto, que es Chandon, más algo que le diera ese toque bitter pero a la vez delicado y fácil de tomar”.

El desafío de elaborar un nuevo producto quedó en manos de Hervé Birnie Scott (director de Chandon Argentina) y su equipo. “Comenzaron a buscar cómo obtener eso sabores amargos que con la uva no es posible. Empezaron a desarrollar ideas y se dieron cuenta que con naranjas, maceradas de manera artesanal con especias de distintos lugares del mundo, lograban ese producto que nosotros estábamos buscando para esta experiencia de consumo. Llevó mucho tiempo de desarrollo, de buscar el proveedor de naranjas correcto, que tenga el producto que vos necesitás y te dé lo que vos estás buscando, lo mismo con las especias y los tiempos de maceración. Lo que hoy está en la botella es la muestra número 64. Todo ese trabajo y la gente que está detrás es lo que termina creando Chandon Apéritif”, destacó el principal directivo de la empresa de capitales franceses.

– El after office en Argentina está más ligado al mundo de la coctelería y, fundamentalmente, la cerveza, hoy por hoy la principal competencia de los vinos y espumantes…

– El tema de la cerveza es algo que creció en los últimos años. Creo que las tendencias, probablemente, en lo que venga no van hacer lo que fueron en los últimos dos o tres años, creo que va haber alguna reversión en las tendencias de consumo. Y no es que estamos yendo para el mundo de la coctelería. Estamos yendo para ocasiones en la que no estábamos. Y sí algún amante de las burbujas no tenía burbujas para disfrutar de algún momento hoy le estamos dando eso como se lo dimos con Delice en 2012, cuando capaz nadie alguien no se imaginaba estar tomando un espumante en un vaso de copa ancha con hielo al lado de una pileta o en la playa y nosotros le dimos una excusa más para tomar un espumante, un Chandon, pero también atraemos gente de otras categorías que dice ‘me interesa probar esto, me interesa esta ocasión y ahora aprovecho para tomar un espumante que en otra situación no lo haría’. Las ocasiones son amplias. De hecho hay gente que me comentó que están haciendo algunos cócteles en base a Apéritif, nosotros no lo planteamos como idea, pero muchas veces vos lanzás un producto con un foco, con determinadas ideas y después la gente hace con el producto cosas mucho más creativas que lo que hiciste vos cuando lo lanzaste. Yo estoy viendo Apéritif en la noche y no fue la idea. Era antes de la noche, era el aperitivo, antes del asado con amigos o una cena o un almuerzo en familia. Bueno si la gente lo quiere tomar en esta otra ocasión, bienvenido.

Nosotros más allá de un producto lo que vendemos es una experiencia de consumo y lo que tenemos acá es algo totalmente distinto con lo que tenemos con Delice u otro producto de Chandon. Seguimos creando ocasiones para disfrutar un espumante.

– ¿Hacia qué tipo de público está destinado Apéritif?

– Es una discusión. Si le preguntás a cada uno de la compañía te va a decir algo distinto. Yo tengo 45 años y el producto me encanta. Si vos le preguntás a la gente de Marketing te dice 35. Yo tengo diez más y el producto es para mí. Y probablemente para alguien más joven también. Lo he compartido con gente mayor que yo y el producto le fascina y lo han adoptado como aperitivo. Quizás gente más grande lo va a adoptar como aperitivo, gente más joven en el after office, otra gente lo va adoptar para la noche.

– No deja de ser una apuesta de Moët Hennesy de lanzar una nueva bebida en base a espumante cuando en 2018 no fue el mejor año para los espumantes en Argentina, cayendo su consumo.

– Nosotros pensamos siempre en el largo plazo. Nosotros empezamos con este producto hace casi cinco años y en el medio, sí, podíamos tener una crisis, y podía ser que los volúmenes cayeran, como cayeron, cayeron doble dígito, no sólo para nosotros sino para la industria. Pero creemos que era un lanzamiento que tenía que ocurrir este año porque el producto estaba y además creemos que en momentos de crisis, en el que las cosas no van bien son momentos de sembrar. Los otros días le decía a alguien que es un cóctel explosivo estar en una crisis y quedarte quieto y nosotros hacemos todo lo contrario. Lo que buscamos con este producto es traer nuevos consumidores a la categoría, darle nuevas ocasiones de consumo a la gente que ya es amante de nuestras burbujas. En 60 años imagínate que Moët Hennessy Argentina vivió varias crisis. Lanzamos el primer Extra Brut en el año 60, en los 70 creamos el Brut Nature y no fue una época de vacas gordas para la economía. Fuimos por otras ocasiones de consumo, como la noche, y creamos el 187 en el 99. En 2012 Delice y ahora vamos por Apéritif. La realidad es que nosotros pensamos a largo plazo y el producto, estoy convencido, va a ser exitoso este año. Y seguramente cuando la economía mejore va a ser mucho más exitoso. Pero la realidad es que hoy es un producto que se lanzó hace algo más de un mes y nos está demostrando lo que pensamos en el momento que lo lanzamos, que teníamos un ganador.

– El grupo Moët Hennessy se destaca por la constante innovación. Están por cumplir 60 años en Argentina e imagino que para celebrarlo están pensando en un nuevo producto o lanzamiento especial.

– Vamos por parte. En la bodega debe haber no menos de 20 innovaciones pero muchas de ellas no va a ver la luz nunca. Algunas sí y otras no. Son innovaciones y vos decís ‘este es el momento o no es el momento o no va a pasar nunca’. Pero hay muchísimas innovaciones. Y después con los 60 años, claramente, hace rato que ya venimos trabajando en qué vamos a hacer. Pero hay otras fechas este año en las que también vamos a dar algunas sorpresas porque fueron muy emblemáticas para la historia de la compañía. Sí puedo adelantar que habrá nuevos lanzamientos en vinos de nuestra bodega Terrazas de los Andes, algunas cosechas especiales y un blend.

– ¿Cómo ve el futuro de Chandon y el resto de los emprendimientos de la compañía en Argentina?

– Siempre invirtiendo y pensando en el futuro. En lo que es Chandon invertimos en la bodega entre 8 y 9 millones de euros al año. La última gran inversión fue el centro de prensado, el más importante de Sudamérica. También en seguir expandiendo nuestra presencia en mercados internacionales. Hoy con Chandon estamos en varios países de Latinoamérica, el Reino Unidos, Rusia y el Caribe francés y con los vinos en Estados Unidos, países de Asia y el resto de Latinoamérica. El foco, como siempre, sigue estando en el consumidor.