La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 10 de agosto de 2020

Hoteles alojamiento insisten con la reapertura: “la situación es desastrosa”

Dueños de albergues transitorios elevaron los protocolos sanitarios y esperan la habilitación municipal para retomar la actividad. Algunos ya cerraron definitivamente.

(Foto ilustrativa)

Propietarios de hoteles alojamiento de Mar del Plata insisten con la reapertura en el marco de la cuarentena por la pandemia de coronavirus y mencionaron que “la situación es desastrosa” luego de casi cinco meses sin poder trabajar.

Desde que el presidente Alberto Fernández decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, los hoteles alojamiento debieron cerrar sus puertas y, tras varios meses sin actividad, algunos no volverán a abrir al no poder afrontar los elevados costos de impuestos y servicios.

Por tal motivo, los dueños de los albergues transitorios elevaron a la Municipalidad los protocolos sanitarios que les autorice el regreso a la actividad con todas las medidas preventivas. “Los pusimos a disposición del Municipio y ya fueron aprobados por la Secretaría de Salud“, dijo Estefanía Ramos, propietaria -junto a su familia- de cinco hoteles alojamiento de la ciudad, y agregó que: “hasta nos comunicaron que lo iban a utilizar como modelo”. Sin embargo, aseguró que se sienten “excluídos” por las demoras en la habilitación.

Las instalaciones que la familia Ramos administra en Mar del Plata son cinco: Hotel Eden, Berin, Creta, Breda y Los Jardines del Eden, aunque este último sería el único que se adaptaría al protocolo presentado y estaría en condiciones de reabrir por su accesibilidad y el sistema que utiliza desde antes de la pandemia: las personas ingresan directamente a bordo de sus vehículos, no hay espacios comunes ni contacto entre empleados y clientes. Además, “es un hotel que funciona de forma digital con pantallas y demás dispositivos”, deslizó Ramos.

Los trabajadores que cumplen funciones en los distintos albergues son doce y nunca dejaron de percibir sus salarios desde decretada la cuarentena ya que la cadena de hoteles recurrió al programa estatal de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) para solventar los pagos. “Pudimos acceder al ATP y tenemos una comunicación diaria con todos. Entendieron la situación y su comportamiento es increíble”, sumó una de las propietarias.

Consultada si analizan la posibilidad de cerrar definitivamente, Ramos mencionó que junto a su familia estudian diferentes escenarios: uno de ellos sería cambiar de rubro y reinventarse en la gastronomía. También experimentaron la “compra a futuro” promocionando descuentos y ofertas en turnos “para cuando todo esto pase”. Sin embargo, aclaró que las ventas fueron pocas. “La gente quiere utilizarlo y algunos que compraron nos piden la devolución del dinero porque ya pasó mucho tiempo”.

Por último, confió que desde el sector se sienten “excluídos” tras las diferentes habilitaciones que fueron aprobadas en Mar del Plata en las últimas semanas. “Pensábamos que nos iban a dejar abrir ahora mismo pero nos siguen tirando para atrás. La situación es desastrosa”, cerró.