25 de septiembre de 2018
Comentarios

En esta nota

La internación domiciliaria redujo en un 20% la permanencia en hospitales

Entre los principales beneficios se encuentra la atención del paciente en su propia casa, en un entorno familiar y ajeno a las infecciones intrahospitalarias.

LA PLATA (Corresponsal).- A nivel mundial, la internación domiciliaria ha reducido en un 20% la permanencia prolongada en hospitales y clínicas.

Los datos fueron aportados por el licenciado en Enfermería de la Universidad Nacional de Mar del Plata Jorge Hoffmann, quien además aseguró que esta alternativa asistencial que crece en Argentina surgió “a partir de una demanda del sistema de salud”.

En diálogo con LA CAPITAL, Hoffmann -también docente de la Universidad Nacional de Mar del Plata- explicó que “la tecnología ayudó a que los equipos de alta complejidad pudieran ser pequeños y de fácil uso en domicilio. Con esto logramos que el paciente crónico, que necesita un equipo de alta complejidad, pueda estar asistido en el medio que conoce -su casa- y ayudado por su familia”.

Esta herramienta sanitaria -avalada y promovida por la Organización Mundial de la Salud- se aplica en pacientes de todas las edades, incluso los pediátricos.

En ese marco -refirió Hoffmann- “se logró que los chiquitos no estén eternamente internados en un hospital, con el agravante de que están expuestos a todo tipo de infecciones intrahospitalarias”.

El enfermero marplatense Pablo Prestipino señaló, por su parte, que “hoy tenemos la posibilidad de externar pacientes de cualquier complejidad -baja, mediana y alta- liberando los hospitales de internaciones prolongadas”.

En la actualidad, son generalmente las personas con enfermedades respiratorias las que reciben atención domiciliaria.

Hoffmann ejemplificó que se trata, más que nada, de “pacientes con patologías neurológicas que no pueden tener una respiración espontánea y necesitan sí o sí de un ventilador (conocido popularmente como ‘respirador’) y también las personas con patologías externas, como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), cáncer del pulmón o esclerosis lateral amiotrófica (ELA)”.

“Fuerte auge en los últimos 5 años”

Si bien la internación en domicilio no es nueva, en Argentina “viene tomando forma desde hace 15 años aproximadamente, con un fuerte auge en los últimos 5”, dijo Prestipino a este diario.

Consultado acerca de cuáles son los criterios de admisión a un programa de estas características, el enfermero sostuvo que “primero y principal, se debe contar con la conformidad del paciente y de la familia”.

“También es un criterio de inclusión que la persona se encuentre clínicamente estable, ya que si requiere todo el tiempo de controles o medidas de diagnóstico no se puede ir a su casa”, agregó.

Finalmente, contó que “por otro lado, se evalúa la vivienda desde un aspecto socio-ambiental: con quién vive, cómo es el piso, la calefacción, dónde tiene el baño, si tiene mascotas… todo eso nos interesa para vaticinar situaciones”.

Los equipos que asisten con esta metodología están generalmente compuestos por profesionales médicos, kinesiólogos y enfermeros.

Además pueden integrarlos terapistas ocupacionales, fonoaudiólogos, psicólogos, psiquiatras y nutricionistas, entre otros.

Subir