La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 26 de agosto de 2020

La peor tragedia del covid: una enfermera contagiada se suicidó

El hallazgo se produjo en una vivienda de 12 de octubre al 9300 del barrio El Gaucho. La mujer tenía 38 años y creen que se inyectó insulina, de acuerdo a los dichos de los médicos del SAME que confirmaron el fallecimiento.

Una enfermera de 38 años del Hospital Privado de Comunidad (HPC) que había sido diagnosticada como positivo de coronavirus fue hallada sin vida en su vivienda del barrio El Gaucho.

Los investigadores tanto policiales como judiciales confirmaron que se trata de un suicidio, luego de que personal del SAME pudiera ingresar a la casa ubicada en la calle 12 de octubre casi Ruta 88. “Todo indica que se habría inyectado insulina”, señalaron las fuentes consultadas por LA CAPITAL.

El doloroso suceso fue descubierto esta tarde y tanto la policía de la jurisdicción (comisaría 16a.) como la policía de Prevención Ecológica y Sustancia Peligrosa mantuvieron el lugar cerrado y, en un principio, sin acceder a la espera de clarificar los protocolos para proceder.

De acuerdo a la información a la que tuvo acceso este medio, la mujer atravesaba semanas atrás un período de inestabilidad emocional a partir de una ruptura sentimental. La semana anterior hizo algunos síntomas compatibles con el de los pacientes que contraen el covid-19 y se sometió a los estudios de laboratorio.

“Nos comunicamos esta misma tarde con el HPC y nos confirmaron que el resultado era positivo”, dijo un vocero de la investigación que de esa manera obligó a desplegar una serie de recaudos para intervenir en la escena del hallazgo.

El fiscal Fernando Castro fue informado de la situación y solicitó una serie de medidas periciales aunque no habría operación de autopsia. Trascendió que la mujer dejó una carta en la que explicaba su decisión de quitarse la vida.