La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 28 de septiembre de 2019

Lanzan el primer auto eléctrico hecho en Argentina y se venderá en Mar del Plata

Se trata de un microcar "100% eléctrico y amigable con el planeta". La empresa que lo produjo ya tiene los primeros distribuidores en Buenos Aires, Mar del Plata, Mendoza y Córdoba.

La empresa Sero Electric concretó el lanzamiento comercial e industrial de los primeros vehículos eléctricos en serie de fabricación nacional, homologados para el patentamiento y la circulación en ámbitos urbanos, y para el cual ya se planea su exportación a países de la región y su comercialización en un puñado de ciudades argentinas, entre las que se encuentra Mar del Plata.

“Se trata de un vehículo que representa la nueva movilidad por tratarse de un microcar 100% eléctrico y amigable con el planeta“, definió el director de Sero Electric, Pablo Naya, tras la presentación que se realizó ayer en la planta de 2.000 metros cuadrados en el Parque Industrial Pitam de Morón.

Las versiones sedán y camioneta alta que forman parte de esta primera etapa de lanzamiento tienen la homologación L6, mientras que la empresa avanza en el desarrollo de dos utilitarios con capacidad de carga de hasta 500 kilos destinados a la industria y otras actividades de trabajo, adelantó el directivo.

La homologación L6 tiene restricción de circulación por lo que no puede subir a rutas ni autopistas porque la velocidad está limitada a una máxima de 50 kilómetros.

Estos primeros vehículos se ofrecen con baterías de plomo o litio que dan autonomía de 50 y 100 kilómetros, respectivamente, lo que impacta en las diferencias del precio final de estas unidades que al momento de lanzamiento son de US$ 9.990 y US$ 14.600.

“El 50% del costo de este vehículo eléctrico está en el componente de baterías y electrónicos, pero tienen cero costo de mantenimiento y permiten recorrer 100 kilómetros con $50 de carga de energía, casi 70% menos que con un vehículo a combustible fósil”, explicó Naya en declaraciones a Télam.

En ambos casos el vehículo se entrega con un cargador incorporado que permite ser enchufado para la recarga en un toma corriente normal de una vivienda, comercio o industria, por no tratarse de un equipo de alta potencia que podría dañar la instalación.

Sobre la conformación de las unidades, el proyecto logró casi 80% de integración nacional y sólo importa componentes que por escala no se producen como electrónicos, controladores o diferencial que no hay en el país.

Al momento del lanzamiento, la marca ya tiene los primeros distribuidores en las ciudades de Buenos Aires, Mar del Plata, Mendoza y Córdoba.

Además, Naya señaló que “actualmente la producción de los vehículos cuenta con valores competitivos, y en noviembre estarán despachando las primeras unidades a Brasil y a México para hacer las primeras presentaciones para concretar la exportación de las primeras unidades.

Técnicamente, los vehículos tienen estructura de aluminio, puentes de suspensión tubular, suspensión independiente, anclajes de asientos, cinturones inerciales y dirección mecánica; un peso de 450 kilos y el tiempo de carga de baterías de entre 6 y 7 horas.