La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Cultura 11 de abril de 2020

Laura Miranda presenta su nuevo libro “Ecos del fuego”

Será con una entrevista pública, que se podrá seguir desde su cuenta ofiical de Instagram.

Laura Miranda.

Con una entrevista que se podrá seguir en vivo desde su cuenta oficial de Instagram (@laura.g.miranda), la escritora marplatense Laura Miranda presentará oficialmente este domingo, 12 de abril, su nueva novela “Ecos del fuego”.

La autora compartirá todos los destalles de esta nueva historia con Patricia Suárez, a partir de las 17.

“Va a ser un encuentro muy especial” anunciaron desde la editorial VeRA, que publica esta novela. Con esta metodología la autora tendrá la oportunidad de profundizar sobre la historia, el contexto y sus personajes, respetando el confinamiento, preventivo, obligatorio que está en curso en nuestro país.

Vale señalar que con el mismo sello, Miranda ya dio a conocer “Volver a mí” y relanzó “Después del abismo” uno de sus libros más celebrados. “Ecos del fuego” es la primera novedad del año del sello de novela romántica de VR Editoras.

Este nuevo libro de la autora es una novela coral que narra la historia de Elina Fablet, una mujer de 30 años, que vive con su abuela Bernarda en Uruguay, dado que su madre murió en un incendio en el que ella logró sobrevivir cuando tenía casi 17.

El tormento de esa noche fatal la persigue durante todo el libro porque no logra recordar acabadamente lo que ocurrió. La relación con su madre ha sido siempre de carencia para ella, nunca se sintió amada. Tuvo un padre ausente y la historia, que a los 13 le fue contada sobre él, no parece tener sentido en su vida adulta.

Elina es Asistente Social y ama trabajar en favor de niños que están al margen de sentirse queridos. Es muy desordenada, un aspecto de relevancia en la historia que tiene una razón de ser. En los primeros capítulos la autora revela que su personaje es diagnosticado con el Síndrome de Sjögren, una enfermedad autoinmune que, en su modo primario, entre otros múltiples síntomas, no le permite generar lágrimas. La sequedad en sus ojos no le da la posibilidad de manifestar su dolor como el resto de los mortales, lo cual es extremadamente simbólico en la narración que Laura Miranda hace en esta exquisita novela.

Además, Elina es amante del arte, es bohemia y pinta en su casa como hobby. Adora y conoce la obra de Ernest Hemingway y siente un paralelo entre su vida y la Teoría del Iceberg que interpreta la obra del autor. Todos indicios que el lector va a descubrir en el diseño de la tapa y contratapa del libro a medida que avanza con su lectura.

¿Y cuál es la historia de amor? Todos los personajes que compone Laura Miranda en esta novela coral tienen sus historias particulares. En cuanto al romance de Elina ella vivió su gran historia en un viaje a Paris, que realizó el año anterior. Allí conoció a Gonzalo, uruguayo, que vive en Guadarrama, un pueblo de Madrid, junto a su padre, y tíos. Su madre había muerto al nacer él. Pero el amor tiene su propio impulso, así es que vuelven a encontrarse.

Por otro lado, está Lisandro, psicólogo, padre de Dylan de 7 años, quien es todo para él. Elina conoce a Lisandro un padre abnegado que duda sobre si podrá amar a alguna mujer, hasta que la conoce a ella, de una manera poco habitual.

Laura Miranda cuenta que “Ecos del fuego” es una novela que tiene como propósito que el lector se identifique de manera personal con los protagonistas. “Que la historia sea verosímil, la posibilidad concreta de que suceda o pueda suceder lo planteado, es primordial. La idea de que al concluir quien lee piense que es una historia maravillosa y pude ser yo o alguien que conozco”, asevera la autora.

Además, al abordar el gran desafío de escribir un personaje con una enfermedad autoinmune y visibilizar un síndrome de manera directa. “Ese es mi humilde aporte en favor de la investigación que se impone del síndrome de Sjögren, que seamos cada vez más los que conozcamos su existencia”, argumenta la autora e invita a reflexionar sobre la posibilidad de concebir a las enfermedades del ser humano como eventual consecuencia de una causa emocional.