La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 13 de junio de 2019

Lavagna: “De ninguna manera Arroyo será nuestro candidato”

El exministro de Economía descartó ir en una lista con el intendente. "No hay prevista ninguna reunión con el intendente y en principio ninguna actividad conjunta", aclaró.

El precandidato a presidente Roberto Lavagna descartó de plano que el intendente Carlos Arroyo sea el elegido para encabezar la lista de Consenso Federal 2030 y, en cambio, se mostró junto a Santiago Bonifatti al visitar hoy  la ciudad.

“De ninguna manera Arroyo será nuestro candidato”, sostuvo con tono contundente el exministro de Economía, en una recorrida que hizo en horas del mediodía por la planta pesquera Pampa Fish, ubicada en Talcahuano al 400, desmintiendo los rumores que comenzaron a circular en la previa del cierre de alianzas y que posicionaban al líder de Agrupación Atlántica entre los nombres de la nómina local de la alianza que a nivel nacional llevará como vicepresidente a Juan Manuel Urtubey.

Lavagna recorrió esta planta pesquera en la que trabajan unas 60 personas que procesan pescado -principalmente merluza, abadejo y langostino- que se exporta a Brasil, acompañado por el concejal Santiago Bonifatti, del unibloque Sumar, quien en las últimas semanas integró la mesa local, junto a otros dirigentes, que manifestaron su apoyo a la candidatura el economista de 77 años. Sin embargo, el precandidato a presidente dejó abierta la puerta para definir quién encabezará la lista de esta alianza en la ciudad.

Sí dejó totalmente en claro que no será Carlos Arroyo. “¿Quién?”, repreguntó sorprendido el exministro de Economía al ser consultado sobre esa posibilidad, que de inmediato negó rotundamente.

Absolutamente no, no y no. La candidatura la definimos la semana que viene”, expresó, cerrándole la puerta al jefe comunal de General Pueyrredon.

LAVAGNAPLANTA12

Si bien aclaró que no están definidas las candidaturas, deslizó que en la ciudad “tratarán” que sean “por consenso”. Y agregó: “Hay algo que tenemos muy en claro: no hay prevista ninguna reunión con el intendente y en principio ninguna actividad conjunta”.

“Nos mantenemos en lo que estrictamente hemos sido desde el principio, cuando empezamos el año pasado: una línea del medio que trata de evitar la polarización y darle a los argentinos la posibilidad de votar algo distinto que no sea lo ‘malo’ o lo ‘peor’”, cerró.

Camaño para la Provincia

En su visita a la ciudad, Lavagna celebró haber alcanzado “un consenso importante” con Juan Manuel Urtubey y confesó que el principal objetivo de la fórmula apunta a “evitar la polarización” y a darle la oportunidad a la gente de “votar algo distinto, una alternativa”, pero al hablar de candidaturas solo mostró voluntad para que Graciela Camaño sea quien encabece la nómina de Compromiso Federal 2030 en la Provincia de Buenos Aires.

“Las candidaturas quedaron para la semana que viene, pero tanto a Juan Manuel (Urtubey) como a mí nos encantaría que Graciela Camaño, que fue una articuladura de este consenso, sea efectivamente la candidata en la Provincia; ella se resiste un poquito por el momento pero veremos”, dijo.

A su vez y más allá de las candidaturas, reconoció la dificultad que tiene esta alianza frente al actual escenario político: “Despolarizar una sociedad es complicado porque ahí está la plata, los poderes, los medios de comunicación, pero la tarea hay que hacerla, es un compromiso que hay que llevar adelante”.

LAVAGNAPLANTA15

Una salida “similar” al 2001

El exministro de Economía trazó paralelismos entre el actual escenario económico y el del 2001 y aseguró al respecto que su propuesta para salir de la crisis actual “tiene similitudes” con la implementada en aquellos años.

“Gane quien gane esta vez, lo que tiene que hacer es buscar consensos. El que gana no es dueño de todo el poder para siempre y sin límites”, dijo y, seguido, analizó: “En el 2001 salimos de una crisis tremenda gracias a que Duhalde, Alfonsín y la Iglesia articularon desde el diálogo, pero hoy hay una polarización que no había en el 2001, hay mucha bronca, mucha confrontación”.

De todos modos, reconoció que el presente “tiene mucha similaridad con el escenario del 2001” y destacó que su plan económico apunta a articular políticas que permitan “recuperar ese matrimonio en la economía que se da entre el consumo y la inversión” sin que prime uno sobre el otro.