La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres

Los alquileres de temporada en medio de un panorama incierto

Estadías más prolongadas, sanitización, protocolos sanitarios e incertidumbre forman parte del menú del sector inmobiliario para los alquileres temporarios de cara al próximo verano. Expectativas y ausencia de precios.

La Ciudad 7 de septiembre de 2020

Si bien fueron reiterados los anuncios oficiales y promesas de la realización de la temporada veraniega, el sector inmobiliario –como todos los demás relacionados con el turismo- navega en la incertidumbre pero arma protocolos de seguridad e higiene.

A diferencia de otros años, en los que para esta época ya se discutía la sugerencia de los precios de base para los alquileres durante el verano, hoy todavía “no tenemos valores de referencia porque no sabemos qué va a pasar”, se sinceró el presidente del Colegio de Martilleros de Mar del Plata, Miguel Donsini.

Si bien reconoció que avizora una temporada “difícil”, aseguró que “tuvimos un avance en las consultas, más que el año pasado, porque empezaron en agosto”, pero se fueron ralentizando por la ausencia de precios de referencias.
“Hay muchas consultas –dijo Donsini- pero no estamos tomando reservas porque no sabemos cómo se va a desarrollar la temporada”. Eso sí, precisó que este verano “no habrá cama caliente” y las estadías tendrán un mínimo de “7 días para los departamentos y 15 para los chalets”.

Sin referencias

Con una amplia trayectoria y gran manejo del sector especializado en alquileres fraccionados, especialmente en la zona céntrica, Oscar Gonnet, por el formato del negocio que maneja, adelantó que se verá afectado por la medida de prolongar las estadías, con un mínimo de una semana. “También hay que ver el nivel adquisitivo de la gente, porque el turista mayoritario de Mar del Plata es asalariado”, describió y recordó que “ya venimos castigados porque no tuvimos ni Semana Santa, ni fines de semana largos ni vacaciones de invierno”.

Nueva normalidad

Antiguamente, las consultas para alquilar durante el verano comenzaban a fines de septiembre y en muchos casos el fin de semana largo del 12 de octubre servía para conocer la propiedad en cuestión y hasta concretar la operación. Con internet esa modalidad fue cambiando.

“En la antigua normalidad comenzarían las consultas y hasta las reservas, pero este año hay muy pocas”, reconoció Rodrigo Sanz, especializado en alquileres de departamentos en la zona céntrica.

En materia de precios, advirtió que “hay que esperar las paritarias, porque la mayoría de los inquilinos veraniegos en Mar del Plata son asalariados”.

En el sur esperan que “abra el panorama”

En el marco de las prevenciones para evitar el contagio de Covid-19, la sugerencia básica es mantener distancia entre las personas. Si bien Mar del Plata es generosa con su geografía, hacia el sur las dimensiones se amplían y Punta Mogotes se posiciona, teóricamente, como lugar a elegir.

Sin embargo, en la inmobiliaria Potente aseguraron que las consultas por alquileres para la temporada “son casi nulas”.

“Hay mucha incertidumbre porque no sabemos cómo será, hay una inactividad absoluta porque no hay pautas, ni siquiera valores para los alquileres”, resumió Raúl Potente. Sin dejar de mirar el problema sanitario, consideró que “hay que esperar hasta que abra el panorama”.

Veraneo 2021 en la casa de los padres

Con alternativas de propiedades entre Playa Grande, Los Troncos, Stella Maris y todo el sector costero, en Velati propiedades aseguran que “cambió el paradigma”.

“Este año, muchos propietarios con casas grandes no las alquilarán porque vendrán los hijos que viven fuera de la ciudad”, contó la martillera Gabriela Velati.

Asimismo, negó la existencia de “valores de referencia porque es muy pronto y no sabemos cómo será la situación sanitaria”, aunque reconoció que “muchas de las propiedades premium están tasadas en dólares” y por esa razón “no serán muy diferentes a las del año pasado”.

Protocolo para los inquilinos veraniegos

El Colegio de Martilleros de Mar del Plata presentó un protocolo de seguridad e higiene enfocado en las unidades en alquiler temporario.

Entre las principales medidas, se estableció que los turistas deberán proveerse de “ropa blanca (sábanas y toallas) y almohadas” y que las estadías serán “semanales, quincenales y mensuales no mayores a tres meses”.

Esas viviendas deberán permanecer “libres durante 24 horas” para la concreción de los procedimientos de limpieza y desinfección.

Para tal fin se dispondrá de “un procedimiento documentado de limpieza de acuerdo con las medidas generales de prevención e higiene”, ya que además de la importancia de la limpieza en general se deberán ventilar los ambientes “el mayor tiempo posible y durante su limpieza y desinfección”.

Una vez realizado el check-out, se deberá dejar liberada la propiedad “durante 24 horas para asegurar su correcta ventilación”, antes del ingreso de los siguientes turistas. También estableció un procedimiento de limpieza y desinfección de “las superficies que “se tocan poco, mucho, pisos y retiro de desechos”.

El mencionado procedimiento deberá ser convenido con el turista, mientras que el profesional inmobiliario deberá realizar un “adecuado control de calidad” en todo lo referente a la limpieza y desinfección de las unidades.

Así, se deberán desinfectar “los picaportes, interruptores, controles remoto, teléfonos, las camas” y sugirió “proteger colchones con cubre colchón o cubre somier”.