La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Opinión 15 de mayo de 2019

Mar del Plata en deuda

Luciano Scatolini. escribano con larga trayectoria en la función pública, que actualmente es Coordinador del Programa de Integración Socio Urbana de Barrios Informales en Avellaneda, docente e investigador en temas urbanos en la UNLP y en el Lincoln Institute Of Land Police, analiza los inconvenientes de quienes confiaron en los créditos UVA para dar solución a su problema habitacional.

Mar del Plata es un ícono aspiracional de la clase media argentina. Nos criamos con abuelos y padres que encontraban como una de las motivaciones de su esfuerzo laboral, juntar unos ahorros para poder ir a veranear a esa ciudad que ellos nos enseñaron: “lo tiene todo”. Y es así, para el turista y también para el vecino local las atracciones y bellezas naturales de “la ciudad feliz” son incontables. No obstante los años pasaron, y a pesar de las remesas del turismo estacional y de no haber perdido sus atractivos, Mar del Plata está en deuda, principalmente para sus vecinos.

La ciudad viene creciendo en forma desequilibrada, sin parámetros claros del rumbo que se propone la gestión de gobierno local y con cifras alarmantes del proceso conurbanización del crecimiento poblacional. Mar del Plata hoy posee el triste récord de estar entre las diez primeras ciudades con más villas y asentamientos, aún lejos del primer puesto que ocupa la ciudad de La Plata con más de cien, Mar del Plata posee 57 barrios, donde sobreviven más de treinta mil personas, ocupando una superficie de 8.300.000 metros cuadrados, para estos sectores sociales no hay respuestas, ni siquiera con los instrumentos que el gobierno municipal tiene en sus manos, como sería la aplicación de la Ley de Acceso Justo al Hábitat sancionada en 2012. Tampoco hay solución para los sectores medios, más de dos mil familias recientemente estafadas por el actual gobierno nacional a través de los mal promocionados créditos UVA que han quebrado la ilusión de los trabajadores formales de acceder a una vivienda digna (quienes tomaron un crédito UVA de un millón de pesos hace dos años, pagaban una cuota de 9 mil pesos mensual, hoy deben dos millones doscientos y la cuota mensual es más del doble).

Parece lejana la Mar del Plata que crecía al ritmo del programa Procrear, con el que de 2012 a 2015 13.884 familias accedieron a resolver sus problemas de viviendas o de acceso a un lote con servicios, con cuotas fijas en pesos. Es urgente y necesario definir una nueva agenda urbana que ponga entre sus prioridades resolver integralmente la situación de los barrios marginales, y vuelva a dar solución a quienes buscan un lugar digno para vivir en la Ciudad.

 

Escribano Luciano Scatolini, ex Escribano de Gobierno de la provincia de Buenos Aires y ex Director de Desarrollo del Procrear