La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 15 de enero de 2020

Montenegro habló del aumento de tasas, de una posible moratoria y del paro de maleteros

Dijo que propone una "actualización" impositiva. Aseguró que el municipio trabaja para que los vecinos que tienen deudas puedan ponerse al día. Y sostuvo que "una conciliación obligatoria" sería la solución al conflicto de la Terminal.

Guillermo Montenegro.

El intendente Guillermo Montenegro afirmó que el aumento de tasas de 49,5% promedio que propuso su administración en las ordenanzas fiscal e impositiva enviadas al Concejo Deliberante “es una actualización” debido a la inflación que se registró en el último año.

Al hablar por primera vez del paquete presupuestario, que fue presentado la semana pasada por el coordinador de gabinete, Alejandro Rabinovich, y los secretarios de Gobierno y Hacienda, Santiago Bonifatti y Germán Blanco, el jefe comunal mencionó que “la actualización de tasas está por debajo de la inflación”.

“Uno necesita tener ese tipo de actualización para gestionar de buena manera los fondos de la gente para poder responderle”, dijo en declaraciones a LU6 Radio Atlántica. Lo importante, según apuntó, “es si la gente visualiza o no visualiza que lo que aporta al municipio, en este caso al estado local, es devuelto de alguna manera”.

A su entender, “el contribuyente no sentía que lo que él aportaba estaba en algún lado”. Revertir eso “es el gran desafío”, opinó. “¿Subiendo los impuestos es como se soluciona? No. Es haciendo cosas con una actualización y que esas cosas se vean y se genere esa relación de confianza de que si yo ayudo con mi tasa es porque esto va a mejorar”, diferenció.

Aseguró que ocurrió así “en Mendoza, Rosario, Capital Federal y Salta”, ciudades donde “el vecino entendió que su aporte era importante porque en definitiva le mejoraba la calidad de vida”.

En ese plano, el intendente mencionó que se está estudiando una moratoria. “Todo se está viendo para darle facilidad al marplatense, pensando qué es lo mejor para él y para todos. Estamos trabajando en eso. No está claro ni que salga ni cuándo, pero es una de las cuestiones que para nosotros es importante”, indicó.

“Sabemos que hay mucha gente que tiene voluntad de pago, que no le gusta estar en una situación de mora y que de alguna manera nosotros tenemos que ayudarlo a que nos ayude para que entre todos podamos responder de buena manera”, agregó.

Aunque se manifestó entusiasmado por los datos de la temporada y dijo que colabora el hecho de que no haya conflictos con guardavidas, municipales y la basura, como otros años, el jefe comunal se mostró preocupado por el paro de maleteros que afecta a los pasajeros en la Terminal de Ómnibus. “Es una complejidad extrema para todos los que utilizan un sistema de transporte que es muy utilizado durante el verano”, advirtió.

Contó que el municipio tuvo “una participación de mediador” porque es “una cuestión entre privados”. Destacó que el secretario de Gobierno puso a la Municipalidad “como un lugar de diálogo entre las empresas y los maleteros”, pero así y todo la medida se extendió.

“Nunca la formas es complicándole la vida al tercero. Me parece que se estaba en un momento donde había un diálogo que permitía que se fueran acercando posiciones y me parece que se llevó (el conflicto) a un lugar donde el único que está sufriendo es el que viene a visitarnos”, lamentó.

El intendente consideró que se soluciona “con una conciliación obligatoria”. “Lo que pasa es que tampoco son empleados de ninguna empresa”, apuntó. De todas formas, abogó por que “se resuelva antes del fin de semana” porque se espera que sea uno de los mejores de la temporada. “No tener la terminal en toda su dimensión es algo que afecta a todos los marplatenses”, añadió.