La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 12 de abril de 2017

Para la Justicia, Erica Falconnat se suicidó: fue sobreseído su novio

La Justicia local entendió que no había pruebas para contraponer la hipótesis forense del suicidio. El fiscal pidió sobreseimiento y la familia no requirió la elevación a juicio.

El joven de 20 años que había sido acusado de asesinar a su pareja, Erica Falconnat, fue sobreseído al corroborarse la hipótesis inicial del suicidio.

El caso fue controversial ya que los investigadores desde un primer momento habían establecido, en base a informes forenses, que Falconnat se había quitado la vida frente a sus hijos. Sin embargo, los familiares aseguraron que los menores contaban una versión diferente y por ello es que se cambió la carátula para dar lugar a dicha línea de investigación.

Días atrás, la jueza de garantías Lucrecia Bustos, resolvió el sobreseimiento después de que el fiscal Fernando Castro lo solicitara, la Fiscalía General lo confirmara y la familia Falconnat, a través de su abogado, no requiriera la elevación a juicio.

“Vencido el plazo impone hacer lugar al sobreseimiento de Ezequiel Leandro Gómez en orden al delito de Homicidio agravado por el vínculo”, dice en su fallo la magistrada del Juzgado de Garantías N°6.

La muerte de Falconnat, ocurrida el 25 de mayo de 2015, provocó distintas marchas y fue encuadrada en la problemática del “femicidio”, aunque desde la investigación siempre existieron grandes dudas al respecto.

Los hechos sucedieron a las 3 de la madrugada en la vivienda de Gutemberg al 7200, donde Falconnat se hallaba con sus pequeños hijos de 4 y 6 años. Durante la noche, la pareja había concurrido a un asado con amigos y bebieron alcohol. Al regresar a la casa discutieron y lo hicieron de tal intensa forma que todo terminó en agresiones, según Gómez. El joven, que no era el padre de los niños, indicó en su declaración que Erica le había lanzado un vaso a la cabeza y que con un trozo de vidrio amenazó con cortarse las venas si no se iba.

Esta es la historia de un caso polémico 

Gómez se retiró pero poco después volvió e ingresó por la ventana. Fue entonces cuando dijo ver a Erica colgada de un cable. De inmediato le pidió a uno de los niños que fuera a buscar a los padres de Erica -vivían en la casa lindante- y cuando éstos acudieron Gómez sostenía a su hija, ya descolgada del cable.

Los peritos de la Policía Científica concluyeron en que se trató de un suicidio en el primer análisis. Entregaron el informe al fiscal Castro, pero hubo una oposición a esa firme hipótesis: uno de los niños dijo que Gómez había empujado el mueble sobre el que estaba parada Erica.

Esa circunstancia obligó a replantear toda la investigación y se llevó a cabo una cámara Gesell en la que del testimonio del menor no surgió certeza alguna. Si bien por la ausencia de defensores y la propia jueza, la cámara no fue válida -un fallo posterior lo estableció así-, de repetirla no hubiera aportado nada nuevo. “Y se hubiera revictimizado al niño”, dijo una fuente judicial.

Además de todo se reconstruyó nuevamente el episodio, incluso con la utilización de una mujer policía de similares características físicas a Erica, y los peritos volvieron a ser determinantes: “El evento investigado observa una etiología suicida, sin lograr establecer razonablemente en el estudio efectuado la intervención de terceras personas”.

Por todo ello es que el fiscal Castro solicitó en el mes de enero el sobreseimiento de Gómez, ya que la única prueba en su contra solamente podía asomar de la cámara Gesell. Esta decisión del fiscal fue apoyada con decisión por la Fiscalía General y se dio traslado a los abogados de la familia Falconnat para que requiriesen la elevación a juicio. No obstante, el plazo se agotó y ante la ausencia de cualquier interés jurídico por llegar a instancia de juicio se dictó el sobreseimiento.