CERRAR

La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 1 de octubre de 2019

Playa Chica: solicitan su limpieza mientras el gobierno se contradice

A raíz de un informe publicado por LA CAPITAL sobre el estado de abandono del lugar, la oposición solicita su limpieza y puesta en valor. El Ejecutivo prometió un espacio público y ahora busca avanzar en una polémica licitación por 20 años.

Playa Chica se volvió una postal del abandono. En ruinas y entre kilos de basura, roedores, fierros oxidados y personas en situación de calle que pernoctan en el lugar, a un año de la demolición de las dos estructuras que albergaron emprendimientos gastronómicos y ofertas culturales, el balneario quedó reducido a ser un reservorio de escombros con destino incierto.

A raíz de un informe publicado días atrás por LA CAPITAL en torno al deplorable escenario de Playa Chica, la oposición elevó al Concejo Deliberante un proyecto que constata el abandono del Ejecutivo municipal en dicho espacio y a su vez exige la urgente implementación de tareas de limpieza y conservación antes del verano.

El expediente redactado por la concejal Angélica González (Coalición Cívica) recuerda que en mayo de 2015 el municipio tomó posesión de la Unidad Turística Fiscal Playa Chica, y que el año pasado fue demolido por decisión del gobierno de Carlos Arroyo.

“Las estructuras se encontraban abandonadas, en mal estado de conservación y sin ningún tipo de elementos de seguridad”, apuntó la concejal y remarcó que pese a las promesas del Ejecutivo -convertir al lugar en “un espacio verde para el disfrute de las familias”, según anunció el intendente-, “en la actualidad se encuentra lejos” de lo proyectado.

En cambio, reafirmó la concejal, el espacio “se encuentra abandonado, con escombros de todo tipo, fierros oxidados, acumulación de escaleras a medio destruir, presencia de roedores, de instalaciones eléctricas incendiadas, además de frazadas, ropas y otros elementos personales, ya que personas en situación de calle lo están utilizando como refugio”.
González planteó que Playa Chica se encuentra en “un clásico punto geográfico de la ciudad” y señaló que, considerando la proximidad de la temporada de verano, “es imperiosa la necesidad de mantener el espacio en buen estado de limpieza y conservación”.

Contradictorio llamado a licitación

Luego de cuatro años de abandono (la última concesión tuvo lugar en 2015), el Concejo Deliberante reabrió hace pocos días el debate en torno a la posibilidad de llamar a una licitación para la Unidad Turística Fiscal Playa Chica, con el objetivo de concesionar el espacio a un emprendimiento gastronómico.

El expediente que volvió a tratar la comisión de Obras -ya cuenta con despacho de la comisión de Turismo- había sido presentado por el Ejecutivo en 2017, antes de la demolición, y entra en un contrasentido total con las promesas del intendente Carlos Arroyo de no volver a propiciar el desarrollo comercial de Playa Chica para, en cambio, convertirlo en “un espacio verde para el disfrute de marplatenses y turistas”.

Según el pliego, el Ejecutivo municipal estaría dispuesto a concesionar Playa Chica por los próximos 15 años, con una prórroga de cinco años más, es decir, hasta 2039, contradiciendo sus propias problemas.

La demolición de las dos estructuras de Playa Chica había sido encomendada, según lo expresado por el Ejecutivo municipal, tras la decisión de “preservar la vida de la gente y el ordenamiento costero”, pero no contemplaba a futuro una nueva construcción o emprendimiento comercial, sino el desarrollo de un espacio verde.



Lo más visto hoy