La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 3 de julio de 2019

Por el frío y los problemas de infraestructura, la escuela Piloto suspendió las clases

No habrá actividad este jueves y este viernes en todos los turnos. Además, el establecimiento se encuentra desde principio del mes pasado con reducción horaria.

Los alumnos de la piloto realizaron el mes pasado un frazadazo.

La Escuela de Educación Secundaria N° 1 -conocida como “La Piloto”- suspendió las clases para este jueves y viernes debido a los problemas en las calefacción y a las fallas de infraestructura.

El anuncio fue dado a conocer este miércoles a la tarde a través de la página de Facebook de la institución en medio de la ola frío que azota a la ciudad. No es la primera vez que desde el colegio se toma una medida para combatir las bajas temperaturas: desde el mes pasado, los alumnos entran más tarde en el turno mañana, lo que provoca atrasos en las materias.

Esta vez, la determinación de suspender las clases se debió “a problemas de infraestructura, tanto en electricidad como en agua”. “Esto sumado a los problemas de calefacción y las inclemencias climáticas que se esperan para estos días, el Equipo Directivo decide la suspensión de clases en ambos turnos”, explicaron las autoridades. Y agregaron: “Mediante la página se informará como se continúa la semana que viene. Teniendo en cuenta dicha suspensión”.

La escuela Piloto se encuentra desde principio del mes pasado con reducción horarias. En su momento, se comunicó que no estaban garantizadas “las condiciones necesarias para enseñar y aprender”.

Una medida similar tomó la escuela primaria 18. Por las bajas temperatura, este miércoles no hubo clases y lo mismo ocurrirá este jueves.

La escuela, con una matrícula de 470 alumnos dividida en dos turnos (mañana y tarde), no tiene gas desde agosto del año pasado. Con un agravante: a la hora de preparar el desayuno y la merienda, las docentes no pueden enchufar las pavas eléctricas porque “salta la térmica”, según explicó esta mañana una de ellas en el colegio.

En un momento del año, cuando las temperaturas lo permitían, sirvieron chocolatada fría. Pero, para preservar la salud de los alumnos, lo dejaron de hacer cuando el clima se volvió más riguroso.