La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 15 de marzo de 2019

Por sus desplantes, Arroyo fue el único intendente de Cambiemos que no estuvo invitado al almuerzo con Macri y Vidal

Pese a pertenecer a ese espacio político, el intendente no participó de la cumbre oficialista que se realizó en Olivos con la presencia de todos los jefes comunales de la provincia.

Sin la presencia del intendente Carlos Arroyo, el presidente Mauricio Macri le pidió hoy  a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y a los intendentes de Cambiemos en la provincia que sigan “trabajando con convicción” para mostrar que “con gestiones honestas y obras se puede transformar la vida” de la gente.

El pedido de Macri se produjo durante un almuerzo que compartió en la Residencia de Olivos con la mandataria, los jefes comunales y los principales integrantes de su gestión, como el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio.

Según confirmó la agencia oficial de noticias Telam, del total de intendentes que tiene Cambiemos en la Provincia, sólo uno no fue invitado: Carlos Arroyo. ¿El motivo? La relación con el jefe comunal está quebrada por la forma en la que encara su gestión, señaló un vocero político.

Fuentes del Ejecutivo municipal también le confirmaron a LA CAPITAL que no se recibió ninguna invitación al encuentro.

Pese al esfuerzo que el gobierno provincial hace desde el 2015 para ayudar a Mar del Plata, el intendente ha tenido sucesivos desplantes hacia la gobernadora María Eugenia Vidal lo que quebró la relación entre ambas gestiones. Uno de los momentos de máxima tensión se vivió en el verano cuando Vidal llegó para inaugurar las playas públicas de la provincia en la ciudad y Arroyo abandonó el acto antes de comenzar.

Tras la reunión, el presidente reveló en Twitter que instó a los gobernantes a “que sigamos trabajando con convicción para demostrar que con gestiones honestas y obras se puede transformar la vida de muchas personas”.
En el almuerzo, según fuentes de la Casa Rosada consultadas por Télam, se analizaron temas de gestión y la situación política de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

A puertas cerradas, hablaron Macri, Vidal y algunos intendentes como el jefe comunal de Quilmes, Martiniano Molina. Además, hubo otros seis ausentes entre los 68 jefes comunales aunque en estos casos que fueron invitados.

Al término del almuerzo que incluyó empanadas, asado con papas fritas y ensaladas, el intendente de Vicente López y flamante presidente del PRO a nivel provincial, Jorge Macri, señaló ante la prensa que “es muy valioso” para los intendentes “tener un presidente y una gobernadora que escuchen y que estén siempre dispuestos a la opinión y la mirada del interior y del conurbano”.

“Cambiemos es un espacio tremendamente sólido”, resaltó pese a la ruptura del frente en Córdoba, donde Mario Negri y Ramón Mestre competirán por la gobernación por afuera de esa alianza, y enfatizó que la relación entre el PRO y la UCR “está perfecta”.

Respecto del vínculo entre los partidos de la coalición, dijo que “no hay ningún quiebre y está más sólida que nunca. Lo que pasó en Córdoba es una pena, porque teníamos chances de ganar si íbamos unidos, pero tampoco es la muerte de nadie”. “Yo no me quedaría en la anécdota de Córdoba para describir Cambiemos. Fue una discusión que no tuvo el mejor final”, sostuvo.

En ese sentido, enfatizó que “jamás se puso en duda” en el territorio bonaerense “el trabajar desde Cambiemos y el compromiso que tiene cada uno de los intendentes” porque “es nuestra realidad habitual” y “no es la primera reunión de del Presidente con los intendentes y tampoco va a ser la última”.

“Mauricio nos pidió que sigamos haciendo lo que hacemos todos los días: trabajar con mucho compromiso, cuidar el mango, administrar lo mejor posible, generar obras que transformen realidades y tender la mano cuando podemos”, sostuvo.

El vicegobernador bonaerense y presidente de la UCR provincial, Daniel Salvador, dijo que durante el almuerzo hubo “un claro mensaje de convicción de lo que se está haciendo, conscientes del esfuerzo que significa pero con la certeza de que vamos por el rumbo que va a poner definitivamente al país de pie”.

“Sabemos que hubo medidas que han tenido costo político pero por muchos años de eludir los problemas lo que era un problema se convirtió en uno más gigante y hoy vamos por un camino distinto, resolviendo los problemas de base”, acotó.

Consultado por los datos de la inflación de febrero, dijo que el Gobierno va por “un camino en el cual la inflación se va a contener”, anticipó que “este año va a ser menor que la del año pasado”, aunque reconoció que “son procesos que llevan tiempo”.

“Muchos de los intendentes resaltaron hoy las obras trascendentes o logros trascendentes en sus municipios que es producto en definitiva del esfuerzo compartido, con la convicción de que es un proyecto en el que todos tiramos para el mismo lado”, apuntó.